6 implicaciones del Brexit para las organizaciones de compras y cadena de suministro

Brexit

La decisión del Reino Unido de salir de la Unión Europea enturbió los mercados el viernes, golpeando la libra esterlina y enviando las materias primas (commodities) vinculadas al crecimiento económico a un bache. A medida que todo se vaya aclarando y las empresas empiezan a considerar el largo e incierto camino por delante, en este artículo de Spend Matters explicamos las seis principales implicaciones para las organizaciones de compras y cadena de suministro.

  1. Las Empresas se Enfrentarán a una Incertidumbre Generalizada – Durante Algún Tiempo

Se espera que el proceso de separación tome hasta dos años. Esto significa que las empresas enfrentarán un futuro incierto, con mucho que esperar desde una perspectiva de gestión de riesgos - cómo serán estructurados los nuevos acuerdos de comercio, cómo pesará la decisión sobre el crecimiento global que ya muestra poco entusiasmo y las fluctuaciones en las divisas y los precios de materias primas, por nombrar unos pocos.

Agreguemos a todo esto la renuncia del Primer Ministro David Cameron y el panorama político se vuelve aún más turbio. La pregunta que todos se hacen ahora es cómo los nuevos líderes del Reino Unido abordarán la nueva relación del país con la U.E..

  1. Las Relaciones con los Proveedores Necesitarán Ser Re-evaluadas

 Daniel Ball, director en Wax Digital comento a Spend Matters UK/Europe “Las multinacionales con sede en el Reino Unido necesitarán tener en consideración varias cuestiones relacionadas con sus proveedores actuales, por ejemplo, pueden encontrar que los precios de los proveedores europeos se volverán desfavorables y comenzarán a utilizar filiales locales en cambio”.

Las condiciones comerciales no cambiarán inmediatamente después del referéndum, así que los grupos de compras tienen tiempo para considerar el efecto de la votación sobre su base de proveedores. Las compañías basadas en EE.UU. pueden incluso tener más tiempo para planear de lo que piensan. Como reacción a la noticia, el presidente Obama dijo a The Economist que “su país estaba concentrado, por el momento, en aprobar acuerdos con grandes bloques, en particular con la U.E., por lo que la Gran Bretaña estaría ‘al final de la fila’”.

  1. Las Fronteras se Volverán Más Complicadas

 Una de las fuerzas impulsoras detrás del “voto de salida” fue el creciente temor de la libre circulación entre el Reino Unido y el continente. Como Milan Panchmatia de 4C Associates dijo a Spend Matters UK/Europe, la decisión de reforzar las fronteras aumentará la regulación y la administración relacionadas con los viajes de negocios. Las fronteras entre el continente y el Reino Unido no son los únicos límites que podrían cambiar. Consideremos cómo la frontera entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda, una sede corporativa popular debido a su baja tasa impositiva y al hecho de ser un miembro de la U.E., podría ahora requerir puntos de control de seguridad.

La propia Gran Bretaña podría enfrentarse a una re-configuración sustancial. Escocia, donde 62% de los votantes expresaron su apoyo a seguir formando parte de la U.E., se movilizo el viernes a celebrar otro referéndum sobre su separación del Reino Unido, y la Primera Ministra y líder del Partido Nacional Escocés, Nicola Sturgeon, dijo el domingo que consideraría aconsejar al Parlamento escocés a no dar “consentimiento legislativo” al Brexit, vetando de manera efectiva la decisión. Las implicaciones de transporte y logística a partir de dichos cambios podrían tener un gran alcance para las cadenas de suministro.

Panchmatia también señaló que los costos futuros de las importaciones están en el aire. Mientras que los defensores de la “salida” alegaron que los costos de importación se reducirán significativamente (hasta en un 8%), “es igualmente probable que los costos de importación aumenten o permanezcan igual... Es también probable que la administración de las importaciones será mucho más compleja.

  1. La Oferta de Mano de Obra Barata Se Reducirá

Una reacción en contra de la inmigración inclinó el referéndum hacia la “salida”, y el Reino Unido tendrá que hacer frente a las consecuencias de esa decisión. Panchmatia de 4C dijo que este factor, sin duda, añadiría más costos a las empresas. “Habrá un claro incremento en los costos de los productos y servicios que depende de la mano de obra poco calificada del migrante (todo, desde los servicios de limpieza hasta la logística y la construcción).”

Pero detener el flujo de inmigrantes, manteniendo relaciones comerciales ventajosas puede causar problemas para el Reino Unido. Los negocios basados en el Reino Unido ya están pidiendo que el país mantenga el acceso al mercado único como en los casos de Noruega y Suiza. El editor de MetalMiner Stuart Burns  dijo, “pero lo que no se reconoció es que esa membrecía o ese acceso al mercado único requieren de la aceptación de la libre circulación. No se puede tener una sin la otra”.

  1. El Reclutamiento para el área de Compras y la Administración del Talento en el Reino Unido sufrirán

 El libre flujo de bienes y servicios no es lo único en lo que deben preocuparse las organizaciones de compras en el Reino Unido. El talento es también una consideración importante. Si la campaña de “salida” tiene éxito en detener la afluencia de migrantes de la Unión Europea, las empresas tendrán un grupo mucho más pequeño de candidatos a considerar para las posiciones abiertas en compras.

  1. Un Aumento en la Volatilidad de los Mercados

 Las repercusiones más inmediatas del Brexit han sido su efecto en los mercados. Tanto las acciones como las divisas reaccionaron de manera dramática a la noticia, creando nuevas condiciones difíciles para las empresas británicas y estadounidenses.

“Los mercados han tomado mal la decisión”, escribió Burns en MetalMiner. “El FTSE 250 – que se considera un barómetro cercano de la economía del Reino Unido – cayó un 12.3% antes de recortar las pérdidas de nuevo a 7.1%, mientras que la libra se desplomó a $ 1.30, antes de recuperarse ligeramente a $ 1.36 con respecto al dólar.

“El movimiento en la libra esterlina es la mayor caída en un día jamás vista. Contra el euro, la libra cayó 7% a alrededor de 1.2085 € y el euro también cayó un 3.3% frente al dólar, su mayor caída en un día desde la adopción de la moneda ya que los mercados reconocieron los riesgos que esto representa para Europa en su conjunto”.

Las empresas estadounidenses estarán atentas a dos números en particular: el valor del dólar y las tasas de interés. El dólar se recuperó rápidamente contra la libra esterlina el viernes un 6.3%, elevando la posibilidad de daño a las exportaciones en el corto plazo. Los contratos negociados en euros o libras pueden necesitar volver a examinarse, ya que las fluctuaciones de la moneda que acompañan al voto seguramente distorsionarán los costos para las empresas. Si las condiciones del Brexit siguen haciendo bajar los mercados en el largo plazo, es probable que la Reserva Federal de EE.UU. huya de cualquier aumento adicional de las tasas este año - y tal vez incluso considere un recorte de tasas.

 

Este artículo está basado en nuestra cobertura realizada como Spend Matters Network, no dejes de seguir nuestra cobertura sobre el Brexit en nuestros sitios de www.spendmatters.com/ -  www.spendmatters.com/uk/ - www.agmetalminer.com

Déjanos tu opinión es muy importante para nosotros. También no olvides suscribirte a nuestro resumen semanal en esta liga síguenos en nuestras redes YouTube,  Twitter y en Linkedin.

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *