Los accidentes laborales y sus repercusiones

Bajo el modelo de organizaciones modulares, muchas tareas y procesos se han tercerizado; sin embargo, los accidentes que pudieran ocurrir con las personas que realizan estos trabajos, impactarán directa o indirectamente a la organización contratante y es responsabilidad de «compras» asegurarse que estos impactos negativos no ocurran.

El peligro siempre está latente, un estudio de Conoco Phillis estima que por cada accidente en el trabajo, hay presente por lo menos 300,000 condiciones de riesgo.

En Estados Unidos, los trabajadores temporales ya representan el 30% de la fuerza laboral y pueden crecer hasta un 40% en los próximos diez años. Con los cambios a las legislaciones laborales en algunos países latinoamericanos, es de esperarse una situación similar en el mediano plazo.

Integrar a contratistas con malas prácticas en seguridad, puede ser extremadamente caro en el corto y largo plazo; por lo cual, trabajar con proveedores que no cuenten con una certificación y que no evaluemos sus prácticas, representa un alto riesgo para la corporación con consecuencias económicas inciertas.  Se piensa que, transfiriendo el riesgo mediante cláusulas contractuales es suficiente, pero eso no es del todo cierto porque debemos considerar:

El impacto indirecto: Un accidente en el contratista puede afectar la continuidad y operación del cliente y por lo tanto genera pérdidas

El impacto directo: Como cliente final, bajo ciertas condiciones se pueda asumir responsabilidad legal y financiera sobre multas, compensaciones, gastos y sobre todo cuando esto ocurre dentro de nuestras instalaciones. A largo plazo, hay que considerar los impactos en los incrementos del costo de los seguros.

Algunos pasos relevantes para reducir el riesgo de trabajar con contratistas que no cuentan con adecuados sistemas de seguridad son:

1. Hacer una precalificación más correcta: Definir los estándares a cumplir y valorando el nivel de riesgo, asegurándonos que el contratista cuenta con una certificación antes de iniciar el trabajo con nosotros

2. Monitorear: El riesgo es dinámico. Validar documentos no es suficiente, es necesario ver la operación en acción.  3. Ratificar. Ajustarse a la normatividad internacional vigente.  Sólo para tener más contexto, en enero del 2011 en un estudio a 46 multinacionales, se observó que invertir en el aseguramiento del procedimiento de los contratistas generaba una reducción significativa en los impactos económicos de la corporación.

Ignorar estos peligros y esperar que nada suceda tan sólo por un acto de fe, es un nivel de riesgo muy alto para la organización, las personas y la sociedad; que un profesional en suministro, no puede permitir.

Si tienes alguna necesidad de investigación o análisis relacionados con casos de estudio sobre alguna práctica o solución tecnológica; o bien, sobre tendencias de la función de compra y el mercado de soluciones escríbenos a estudios@spendmatters.com y con mucho gusto te asesoramos.

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *