Atendiendo los nuevos riesgos de suministro

Identificar ya tender las fuentes de riesgo es una tarea permanente de todas las organizaciones y esto se logra con mayor facilidad cuando se cuenta con una metodología madura para su gestión.

No podemos dejar de hablar del tema de riesgo como uno de los más relevantes de la cadena de suministro. Source Today, generó un reporte llamado “Managing the multitude of Supply Chain Risk” que se apoya en estadísticas relevantes del tema y plantea tres grandes fuentes de riesgo que soporta con ejemplos muy claros.

Un estudio realizado por The Hacket Group, identifico que 83% de las organizaciones de compras consideran que enfrentan un ambiente de negocio que es moderadamente o altamente dinámico, lo que traerá como consecuencia  innovaciones disruptivas, mayor competencia y presiones para transformar los modelos de negocio para enfrentar los retos de la digitalización.

Aunque nos pueda parecer increíble, un estudio de A.T. Kearney y RapidRatings, indicó que casi la mitad de los compradores no tiene implementado un plan para garantizar la continuidad del suministro y esto a pesar de que los compradores consideran que las interrupciones de suministro crecen año con año.

Las tres grandes fuentes de riesgo para el suministro presentadas en este reporte son:

  • Cambios geopolíticos. Como consecuencia de eventos como Brexit, problemas políticos en el Sur y Este de China, posibles cambios al NAFTA, las elecciones de USA y otras similares.
  • Tecnologías disruptivas. Las que transforman la eficiencia de los negocio, los costos y la visibilidad. Como ejemplos está el IoT o los vehículos independientes.
  • Cambios en la industria de la electrónica. Una de las industrias que más impacta el crecimiento de las economías y las cadenas de suministro

La combinación de estas 3 categorías agrega complejidad a los retos de abastecimientos dentro de las cadenas de suministro. Para responder a ellos, algunas acciones específicas que se pueden tomar para su mitigación son:

  1. Crear equipos multi-funcionales que prioricen los retos que enfrenta la organización en abastecimientos y la cadena de suministro para monitorear regularmente su comportamiento y actualizar los planes de contingencia de forma oportuna y adecuada
  2. Comunicarse y colaborar con socios de cadena de suministro para validar las percepciones de los retos y alinear estrategias y planes de acción conforme se necesite.
  3. Establecer un modelo formal para evaluar y atender al riesgo con el apoyo de herramientas comerciales disponibles.
  4. Investigar y compararse con empresas líderes en la implantación de tecnologías innovadoras y crear un “roadmap” para las inversiones de la organización.
  5. Permanecer actualizado en relación al final de ciclo de vida de componentes electrónicos, tendencias en componentes “pirata” trabajando con proveedores confiables y autorizados

Como complemento al reporte de Source Today, UPS y la Universidad de Tennessee publicaron en 2014 un reporte llamado “Managing Risk in the Global Supply Chain” en el cual anticiparon muchas de las situaciones que hoy enfrentan las cadenas de suministro y ofrecieron algunos cursos de acción.

En este estudio, se identificó lo poco que las organizaciones estaban haciendo para gestionar el riesgo en las cadenas de suministro, por ejemplo, ninguna organización utilizaba externos para la evaluación del riesgo de su cadena de suministro y 90% de ellas no cuantifican el riesgo en las operaciones tercerizadas.

Debemos entender que la atención al riesgo compite con otras prioridades del negocio, como lograr objetivos operativos demandantes, satisfacer clientes exigentes, recortar costos o mantener el crecimiento y esto en muchos casos le resta visibilidad.

Para enfrentar los riesgos de forma ordenada, las empresas requieren poner atención en 5 aspectos:

  1. Documentar el proceso de gestión de riesgo para que sea formal y pueda ser auditado en su aplicación y efectividad.
  2. Contar con planes de respaldo en caso de interrupción de operaciones en alguna instalación productiva o centro de distribución.
  3. Contar con planes de respaldo en caso de interrupción de un proveedor crítico, independientemente de su ubicación geográfica.
  4. Priorizar los eventos de riesgo para la organización. En el caso de este estudio, lo más relevantes fueron: potenciales problemas de calidad, crecimiento del inventario por cadenas de suministro más largas y el impacto de desastres naturales.
  5. Contar con estrategias de mitigación. Evitar riesgos haciendo evaluación financiera de los socios de negocio, reduciendo los tiempos tránsito de los productos o el uso de herramientas de visibilidad para monitorear el desempeño de las entregas y los proveedores. El uso de modelaje predictivo puede ser también una opción interesante.

Para gestionar el riesgo se debe generar un proceso para identificarlo, priorizarlo y mitigarlo utilizando las siguientes preguntas básicas:

  • Identificación: ¿Qué puede ir mal?
  • Evaluación: ¿Qué tan probable es que vaya mal?, ¿Cuál es la magnitud de las consecuencias y su impacto total sobre la empresa? ¿Qué tan rápido podemos descubrir el problema?
  • Mitigación y administración: ¿Qué opciones hay para mitigar el riesgo?, ¿Cuáles son los costos y beneficios asociados con cada opción?

Alguna lista de riesgos comunes en la cadena de suministro son:

  • Desastres naturales
  • Problemas de calidad
  • Errores del pronóstico
  • Daños en el manejo
  • Disturbios políticos o sociales
  • Choques culturales
  • Huelgas
  • Cambios en leyes y regulaciones
  • Terrorismo
  • Problemas de seguridad en el producto
  • Cambios económicos
  • Pérdida de propiedad intelectual
  • Nuevas tecnologías
  • Procesos tercerizadas

Dentro de los elementos que las empresas utilizan regularmente para mitigar los riesgos tenemos:

  • Usar Seguros
  • Uso de mejores prácticas
  • Mantener inventarios
  • Expeditar embarques
  • Mejorar procesos de importación
  • Contar con socios de negocio competentes
  • Asegurar salud financiera de socios de negocio
  • Diseñar para la globalización
  • Administración de eventos
  • Aplicación de Lean y 6 Sigma
  • Colaboración interna
  • Preparación para desastres
  • Compras de futuros
  • Segmentación de proveedores

La selección de la mejor técnica o combinación de estas impactará directamente el nivel de exposición al riesgo que la empresa posee.

Recomendamos revisar un post previo llamado “La colaboración como herramienta para reducir riesgo”.

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *