Auditorias de RSC en cadenas de suministro

El uso de proveedores que violan prácticas éticas o no respetan los derechos humanos, puede causar daños irreparables a la imagen de una organización. Asegurarse que se trabaja con proveedores socialmente responsables y auditar sus prácticas cotidianas es una tarea compleja que requiere de la participación de muchas voluntades.

Cada día se escucha con más fuerza la demanda de la sociedad a las empresas para que estas adopten modelos de producción socialmente responsables. Ante este llamado, algunas organizaciones han creado sus propios estándares y algunos gobiernos han establecido regulaciones al respecto. Sin embargo, esto no es suficiente.

Un caso muy sonado de la falta de cumplimiento a esta demanda, es el que publicó la BBC, como resultado de una investigación, en donde se encontró que en fábricas de ropa de Turquía, se utilizaba mano de obra infantil, niños de 7 – 8 años trabajando 60 horas a la semana, cuando de acuerdo a los reportes de las auditorías realizadas esto no ocurría.

Varias marcas de “prestigio”, fueron dañadas por este evento, en donde se descubrió que algunos trabajos eran maquilados por proveedores externos, sin autorización del cliente, y que en algunas ocasiones a los niños trabajadores se les escondía por muchas horas durante las auditorias. Gran parte de la fuerza laboral explotada, eran refugiados Sirios que no tenían muchas opciones laborales dadas sus condiciones de asilados o ilegales.

Un artículo llamado “Do Supply Chain Audits Work? Dealing With Deviant Suppliers Like a Journalist” de Forbes, escrito por Jonathan Webb,  deja claro como los auditores pueden ser engañados y como los proveedores tercerizan trabajos sin la adecuada autorización. Ambos casos tienen un objetivo claro, engañar a la organización compradora y violar normativas de responsabilidad social.

Obviamente, los proveedores pueden esconder algunas de sus violaciones éticas, pero otras son tan evidente, como el trabajar en condiciones laborales no adecuadas, que deberían ser identificadas y documentadas en la mayoría de las ocasiones en que ocurren.

Otro reto para estos proceso de auditoría de RSC, lo representa el uso de auditores locales, que por su ubicación, reducen los costos y facilitan el acceso y la comunicación con los proveedores, pero que pueden tener conflictos de interés por su cercanía con las organizaciones a revisar o simplemente dejarse corromper por la entidad auditada.

Siguiendo el consejo del autor, las empresas deberían adoptar técnicas periodísticas y  utilizar actores encubiertos que pretendan ser empleados solicitando trabajo, socios potenciales de negocio o cualquier otra figura que pueda tener acceso a las condiciones cotidianas de trabajo y pueda identificar de primera mano las desviaciones.

Otro artículo llamado “How Big Brands Should Monitor Factory Conditions In Their Supply Chains”, escrito por  Michael Blanding, también en Forbes, reflexiona como cuando se descubre un caso de malas condiciones laborales o explotación en un país de primer mundo, los medios atacan al gobierno por su falta de regulación, pero cuando esto ocurre en un país en desarrollo, la culpa y la responsabilidad por generar los cambio recae en la marca multinacional para la cual se estaban realizando los trabajos.

Las cadenas de suministro globales, están entonces asumiendo funciones regulatorias alrededor del mundo, imponiendo métodos de trabajo, códigos de conducta y procesos de auditoria donde los gobiernos locales no atienden el tema. El reto de las empresas es qué hacer con los resultados de sus esfuerzos de auditoría, si solo sirven para alejarse de los riesgos o realmente estimulan una mejora para las empresas y las comunidades de sus proveedores.

Invertir en un proveedor para que mejore sus condiciones laborales, puede ser un “barril sin fondo” o una inversión perdida si se encuentra otro que opere mejor. En todo caso, las empresas tienen que evaluar los riesgos asociados con sus decisiones.

Una estadística importante publicada por el “Journal Regulation & Governance” muestra que cuando un país firma acuerdos para mejorar las condiciones laborales, reduce sus violaciones laborales en un 12%, lo que demuestra que los compromisos si generan beneficios. Estas mejoras también se dan con más frecuencia en países con mayor libertad de prensa, ya que las empresas se sienten más expuestas y deben actuar mejor ante el riesgo de ser denunciadas por los medios.

Otro estudio llamado Monitoring Global Supply Chains, analizó algunos factores que impactan en la calidad de una auditoria de proveedores. Los auditores que nunca han revisada una empresa tienden a encontrar más violaciones que los que retornan, esto generalmente motivado por tener una visión fresca de la situación. Los que regresan, es posible que se enfoquen en validar que se haya corregido los hallazgos de su inspección previa y esto sesgue su capacidad de identificar otras violaciones.

Los auditores con más experiencia en el trabajo también son capaces de identificar más violaciones que los novatos. El estudio también encontró que en los equipos dónde participa al menos una mujer reportan en promedio 6.6% más violaciones que los equipos que solo incluyen hombres. Se considera que las mujeres tienden a seguir mejor las reglas y tienen una capacidad mayor de integrar hechos en función de su mayor capacidad observadora. También puede ser que cuando la mano de obra es mayoritariamente femenina, existe mayor apertura a comentar las situaciones violatorias con otra mujer

Cuando el auditor tiene experiencia, su trabajo no se limita a identificar la falla, puede también recomendar buenas prácticas a los proveedores, ya que su objetivo no solo es el descubrir las condiciones, sino contribuir a su corrección. Esto demanda que el proveedor tenga disponibilidad a aceptar su situación y a realizar cambios verdaderos.

El camino es largo, se requiere definir claramente que es una empresa responsable, que cualidades debe poseer el equipo auditor y la forma en que las relaciones con los proveedores pueden traer beneficios a múltiples partes. Los compradores deben ser parte importante en este esfuerzo multifuncional.

Recomiendo  el video de Harvard Business School  llamado “Monitoring global supply chains”  que nos aporta una mayor visión de auditorías a proveedores y de algunos de los temas aquí comentados.

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *