Avances en las cadenas de suministro sostenibles

La sostenibilidad es un elemento crítico de las decisiones operativas estratégicas de las cadenas de suministro, por lo cual, es importante conocer lo que algunas organizaciones están haciendo y que puede servir como referencia para las acciones que nuestras empresas deben implementar.

En un comentario previo llamado “Esclavos en el siglo XXI” hablamos sobre la introducción del Modern Slavery Act, MSA,  en UK  a partir de Mayo del 2016, que requiere que ciertas grandes empresas reporten anualmente los pasos que están tomando para identificar y atender el riesgo de trabajo forzado y tráfico de personas en su fuerza laboral, la de su cadena de suministro, así como la de los trabajadores de cualquier socio de negocio o contratista.

Cinco meses después, Global SCM publica un interesante post llamado “The Impact the Modern Slavery Act Is Having on Business” basado en una encuesta realizada por Historic Futures and Ergon Associates. Una de las conclusiones importantes es que las empresas tienen dificultades en conocer lo que pasa por debajo de sus proveedores inmediatos para identificar riesgos y tomar acciones de mitigación y reparación.

Un impacto relevante del MSA es incrementar la consciencia y el compromiso de las organizaciones para con el tema de la esclavitud moderna al interior de los equipos y sobre todo con los altos niveles directivos. Lo que aún queda pendiente, es la adecuada identificación y monitoreo de los riesgos, ya que no se han destinado suficiente recursos internos o externos para realizarlos.

Uno de los avances en el MSA, incluye el uso de mejores y más consistentes procesos de “due diligence”, ya sea a través de organizaciones no gubernamentales, proveedores comerciales de ese tipo de servicios o actores no directamente involucrados en los negocios

Uno de los grandes retos de las actuales de las complejas cadenas globales, es decidir dónde iniciar la búsqueda de malas prácticas, y a partir de ahí, definir claramente los procesos que se utilizarán para la gestión del riesgo.

Otro artículo interesante, relacionado con el tema de la sostenibilidad, publicado recientemente por West Monroe Partners, se denomina “The case for a sustainable supply chain: making the leap from attention to action”, en donde los autores afirman que de acuerdo a un estudio del foro económico mundial del 2015, las organizaciones pueden incrementar sus ingresos hasta  en un 20% e incrementar el valor de la marca en un 30% mediante la inversión en cadenas de suministro sostenibles

Este artículo, refleja los resultados de una encuesta realizada en América del Norte con el apoyo de la universidad de Loyola a empresas de más de 100 millones de dólares de ingresos. Un resultado relevante del estudio es que el 36% de los participantes consideraron tener planes para incorporar la sostenibilidad en su operación, aunque sólo el 22% lo tiene considerado para los próximos 3 años. Este mismo estudio, identifica que los consumidores están dispuestos a pagar más y esperar mayor tiempo por productos sustentables.

Algunas acciones específicas que las organizaciones están realizando para entender mejor  la sustentabilidad son:

  • Evaluar las huellas de carbono
  • Entender el impacto de la sustentabilidad en las decisiones de compra de los clientes
  • Evaluar el impacto de las acciones de sustentabilidad sobre los ingresos y utilidades de la empresa

Como ejemplo de algunas acciones específicas, las empresas están adoptando energías renovables y también utilizando mejores estrategias de abastecimiento, para asegurar el seleccionar a los proveedores adecuados y garantizar el cumplimiento sostenible de su desempeño.

Para responder a la sostenibilidad, algunas organizaciones han modificado sus redes de distribución, relocalizando almacenes cerca de los puntos de consumo o de medios de transporte, como el ferrocarril, lo que reduce la emisión de contaminantes.

Finalmente, Jessica Lyons Hardcastle en un artículo llamado “Why Sustainable Supply Chains Matter”, menciona que los Gerentes de Medio Ambiente y los  CSO (Chief Sustainability Officers), dos posiciones que yo desconocía que existían en las empresas, están buscando la manera de conserva los recursos naturales y reducir las emisiones de carbono como consecuencia de la operación de sus cadenas de suministro.

Grandes empresas como Apple o Nike, están tomando acciones específicas, por ejemplo, la primera está empujando estándares ambientales más rigurosos con uso de tecnologías renovables, mientras que la segunda está creando una nueva compañía de moda que incluye acciones de transparencia y sostenibilidad

EY y el UN Global Compact, publicaron un documento llamado The State of Sustainable Supply Chains, que explora como las compañías están integrando la sustentabilidad dentro de sus cadenas de suministro y  como esto o ayuda a reducir los riesgos financieros, regulatorios y de reputación, y al mismo tiempo, permite crecer los mercados y fortalecer las relaciones con los clientes.

 

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *