Avanzando en la sostenibilidad

Un aspecto que olvidamos con frecuencia al habla de sostenibilidad es lo que se refiere a la anticorrupción, toma medidas en este tema debe ser una prioridad de toda la organización y con especial énfasis en un área de alta exposición como compras.

Cuando hablamos de aspectos de sostenibilidad, pensamos en el medio ambiente, en los derechos humanos y laborales o en la rentabilidad del negocio, pero tendemos a olvidar un aspecto clave, el combate a la corrupción en cualquiera de sus formas. Es por esto que el documento de  Ernst & Young llamado “Crear un programa anticorrupción sólido”, resulta de gran utilidad para poner mayor atención en este tema.

Aunque el enfoque del reporte está basado en la famosa FCPA de Estados Unidos y en la Ley anti soborno del Reino Unido, los principios son aplicables para cualquier marco de referencia ético que deseemos utilizar.

Lo interesante del modelo del Reino Unido, es que es más amplio que el americano al considerar cuatro tipos de actividades asociadas con actos de corrupción:

  • Sobornar a otra persona
  • Aceptar sobornos
  • Sobornar a funcionarios públicos extranjeros
  • Ser una comercializadora y no tener procedimientos para evitar sobornos

Obviamente, cualquier programa corporativo de cumplimiento debe establecer o seleccionar el marco de referencia que utilizará como base para entender las normas y lineamientos definidos por su entorno y sus propios valores. La base del sistema anticorrupción, será el contar con adecuados controles internos, que según el marco de COSO comprende 5 elementos:

  • Los controles y el cumplimiento inicia con la alta dirección.
  • Se deben identificar las situaciones que propicien actos de corrupción.
  • Se requieren definir y establecer actividades de monitoreo y control.
  • Hay que soportar el programa con información y una clara comunicación.
  • Se debe mantener un monitoreo de la operación.

La Guía de Buenas Prácticas de la OCDE, recomienda como complemento a esta visión varias prácticas líderes como:

  • El buen ejemplo mostrado por los altos ejecutivos.
  • Una política corporativa clara y visible que prohíbe sobornos
  • El énfasis en la responsabilidad individual de los empleados
  • La Supervisión del programa por parte del consejo de administración y la alta gerencia.
  • La Orientación específica para las áreas que deben abarcarse en la lucha contra la corrupción
  • Fuertes controles internos, para asegurar que se tienen registros contables adecuados y prevenir la ocultación de sobornos.
  • La comunicación y capacitación permanente sobre el tema de anticorrupción.
  • El apoyo para la denuncia anónima.
  • La definición de medidas disciplinarias adecuadas.

 

Las empresas deben realizar una evaluación de riesgos para identificar sus políticas y controles, analizar su eficacia así como las áreas de oportunidad. Esto permitirá actuar en la dirección correcta para contar con un programa sólido.

 

Tengamos presente que algunos actos de corrupción son “disfrazados” mediante el uso de intermediarios, consultores o agentes, y esto generalmente implica la participación del área de compras. Cuando se tienen proveedores con riesgos altos, es posible agregar al contrato, que la empresa contratante se reserva el derecho de revisar y aprobar pagos que puedan ser interpretados como actos de soborno, así como también el derecho a auditar a los proveedores en relación a los pagos realizados a proveedores.  Algunas formas de soborno pueden tomar formas diversas para ser disimulados, como los regalos, las comidas o eventos de entretenimiento, así como los correspondientes gastos de viaje asociados.

 

La presión social y regulatoria con relación a este tipo de actos de corrupción, seguirá creciendo y es recomendable que las empresas pongan mayor atención en el tema y específicamente en el área de compras.

 

Para complementar estas ideas, les recomiendo revisar el post “Como hacer mejores programas de cumplimiento

Otro enfoque con relación al tema de la sostenibilidad, lo encontramos en el artículo “Unleashing the power of sustainability” escrito por Mary Siegrfied en la revista de Mayo del 2018 del ISM, en donde remarca lo complicado que es para un profesional en suministro, demostrar y cuantificar el valor, los beneficios y el ROI de las prácticas de sostenibilidad.

Cuatro beneficios claros de aplicar adecuadamente la sostenibilidad en las cadenas son:

  • Es bueno para la sociedad, todos ganamos al ser responsables.
  • Es bueno para el negocio, genera mejoras.
  • Es bueno para la marca, refuerza su posición de liderazgo.
  • Es bueno para atraer talento para trabajar en la organización.

Los procesos de auditoría a proveedores, para evaluar el riesgo y la sostenibilidad, siguen creciendo, enfocándose fundamentalmente en cinco grandes temas:

  • El gasto total con un proveedor
  • El riesgo país
  • El tipo de material suministrado
  • La criticidad de las partes
  • El riesgo inherente del proveedor

Como consecuencia de las experiencias ocasionadas por efectos naturales, como los huracanes Irma y Harvey, se han aprendido las siguientes lecciones:

  • De nada sirve que los proveedores tier 1 y 2 estén preparados, si los de más abajo en la cadena se verán afectados por los mismos fenómenos naturales y no saben cómo responder a ellos.
  • Las empresas deben prepararse para lo inesperado, contar con respaldos y mantener los planes de respuesta actualizados, esto es clave para una mejor operación.
  • No olvidar que las personas también pueden ser afectadas por estos efectos y no solo las instalaciones o los materiales. Si las personas no pueden llegar al lugar de trabajo, será imposible mantener la operación.

Entre las mejores prácticas que las empresas están adoptando para enfrentar el reto de la sostenibilidad se encuentran:

  • Restructurar sus KPIs para colocar la sostenibilidad como una prioridad del negocio que puede ser mejorada.
  • Mantener los esfuerzos de sostenibilidad como una tarea permanente y no solo como una moda.
  • Colaborar con asociaciones industriales para definir estándares ambientales y éticos que fomenten el desarrollo de estas medidas y puedan se reutilizadas como marcos de referencia para auditorias.

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.