Cadenas Disfuncionales

Según el diccionario, algo disfuncional es “aquello que no funciona como corresponde, que no cumple adecuadamente su fin, por alguna alteración física, química o conductual”. Greg Brady en un artículo llamado:  Top 5 Signs Your Supply Chain is Dysfunctional, nos hace reflexionar sobre qué tan disfuncionales son nuestras cadenas de suministro.

Bajo los principios de que las cadenas de suministro actuales son “guiadas por la demanda” y que un adecuado manejo del flujo de información permite disminuir los inventarios y mejora la rentabilidad, reducir los problemas de disfuncionalidad debe ser una prioridad dentro de las cadenas.

La primera alteración la encontramos en el limitado enfoque en el consumidor final. Si todos los que trabajamos en la cadena tenemos como objetivo central la satisfacción del cliente, no conocer sus necesidades en tiempo real, y no poder responder de forma oportuna a estas, es un claro síntoma de disfuncionalidad. Pregunte a los miembros de su cadena interna que también conocen y se preocupan en el día con día por las necesidades del cliente final, realice las mismas preguntas a alguno de sus proveedores y tendrá una clara idea del tamaño de su problema.

Es muy frecuente encontrar que dentro de una organización existen múltiples pronósticos que generan planes y acciones independientes, por lo tanto, no nos debe sorprender que cuando se requiere dar una respuesta al cliente, no todas las áreas encuentran preparadas ya que cada una de ellas responde a sus propios escenarios. Es necesario que toda la organización trabaje con sólo un pronóstico y que se comprometa a trabajar en su mejora. La tercera disfunción, se refiere a la incapacidad de la organización de ver e incluir, en tiempo real,  lo que está pasando con sus clientes. Esto genera un desbalance entre el suministro y la demanda real, que se traduce en altos costos y un mal nivel de servicio. Para alcanzar una cadena ágil, es necesario tener una adecuada visibilidad del mercado objetivo.

Como una extensión del punto interior, la complejidad de las redes globales demanda una oportuna identificación de eventos críticos que pueden afectar el servicio al cliente. Es imposible atender proactivamente un problema cuando no se sabe que existe.

La quinta disfunción mencionada en el artículo se refiere a la velocidad con que la organización puede rehacer sus planes y ajustar su ejecución ante los cambios de los clientes y los mercados. Los cambios no deben limitarse a lo que la empresa puede hacer, sino incluir lo que sus socios de cadena deben ajustar para alcanzar una respuesta oportuna bajo las nuevas condiciones.

Tenemos que aceptar que vivimos en un mundo en “tiempo real” que demanda mayor velocidad de reacción, y eso solo se logra construyendo relaciones colaborativas a los largo de la cadena. Pensar que un “socio” de negocio al que se explota y se mantiene fuera de nuestros canales de información estará interesado y listo para apoyarnos ante los cambios del entorno, es un error que finalmente pagaremos con un mal servicio y altos costos.

Si tienes alguna necesidad de investigación o análisis relacionados con casos de estudio sobre alguna práctica o solución tecnológica; o bien, sobre tendencias de la función de compra y el mercado de soluciones escríbenos a estudios@spendmatters.com y con mucho gusto te asesoramos.

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *