Cambio y liderazgo

El comprador moderno debe desarrollar un sólido perfil de liderazgo y contar con las habilidades necesarias para guiar el cambio si quiere tener éxito en sus nuevos retos profesionales.

Dos cualidades que un profesional en suministros requiere desarrollar para triunfar ante los nuevos retos de su profesión son el liderazgo y la gestión del cambio.

Un artículo llamado “Top Ten Rules for Selecting a Good Manager”, escrito por Paul Ericksen, nos habla de la importancia de una correcta selección de las personas que ocupan posiciones de autoridad, y para esto se necesario considerar por un lado su capacidad operativa y por el otro como provee una dirección estratégica y un liderazgo a sus equipos de trabajo.

Es importante tomar en cuenta, que al seleccionar un candidato no solo se debe considerar su historial de resultados, sino también las formas que se utilizaron para obtenerlos y como esto encaja con la cultura de la organización.

Existen muchos puntos de vista sobre el perfil de un líder, pero es bueno evaluar estas 10 cualidades al seleccionar alguien para esta posición.

  • “There is not team in “I””, No existe equipo en “yo”. Crear una filosofía de equipo es fundamental para la productividad. La construcción del equipo, inicia con el ejemplo. El que pone por delante su importancia sobre las contribuciones de otros a la larga desmotivará al equipo.
  • El líder no lo sabe todo. Saber reconocer los talentos y conocimientos del equipo, y escuchar lo que tienen que aportar, ayuda a construir un equipo con un sólido liderazgo.
  • Todos podemos tener ideas. Pensar diferente que el líder no necesariamente significa un tipo de desobediencia. Cuando un miembro del equipo ofrece su opinión, significa que se está generando un ambiente de colaboración.
  • Valorar la experiencia. Si bien es cierto que todos podemos aprender de todo, el aprendizaje lleva tiempo, por lo que hay que dar un reconocimiento a la experiencia y utilizarla en beneficio del equipo.
  • Basarse en hechos. La capacidad de un líder debe estar soportada por resultados verificables, y no simplemente por opiniones o interpretaciones.
  • Un líder debe proyectar seguridad en sus decisiones y acciones, sus expresiones deben ser sólidas para lograr impactar en la conducta de sus colaboradores.
  • Compasión. Cada persona es diferente, con sus fortalezas y debilidades, mismas que deben ser reconocidas por el líder para asignarles responsabilidades que contribuyan a su éxito personal y al de la organización.
  • Metas laborales. Un candidato a liderazgo debe poner los logros de la organización y de su equipo por encima de sus logros personales, o de otra forma nunca podrá asumir este rol.
  • Buen comunicador. Las habilidades para escuchar y expresar adecuadamente sus ideas es fundamental para la posición.
  • Esta cualidad es algo que se ve o no se ve, y que es captada por las organizaciones y los colaboradores como un requisito para asumir el liderazgo.

 

Con relación a la gestión del cambio, un artículo escrito por Deanne Aguirre and Micah Alpern  llamado “10 Principles of Leading  Change Management” publicado por PWC nos recuerda que las estadísticas demuestran que solo el 54% de las grandes iniciativas de cambio tienen éxito lo que ocasiona mermas financieras, pérdidas de oportunidades, recursos desperdiciados y disminuciones en la moral.

Tres causas por las que muchos de los esfuerzos fracasan son: la fatiga por el cambio, querer cambiar muchas cosas a la vez, falta de recursos para sostener el cambio en el futuro y que las decisiones del cambio sean planeadas e implementadas en la alta dirección y no por los que serán afectados.

Algunos aspectos que pueden ayudar a las organizaciones a mejorar el cambio en sus organizaciones son:

  1. Crear una cultura de cambio. El cambio se basa en entender la cultura existente y transformarla en la dirección correcta.
  2. Iniciar el cambio en la alta dirección. El compromiso y alineamiento de la alta dirección es clave para el éxito.
  3. Involucrar a todos los niveles. El cambio depende en gran medida en que los niveles medios y operativos lo asuman como propio, y para esto, tienen que entender claramente lo que está pasando.
  4. Atender el aspecto racional y emocional de forma simultánea. Tener claridad sobre los objetivos de negocio asociados con el cambio es importante, pero la gente solo se compromete cuando “siente” que es parte importante de algo más grande.
  5. Actuar conforme al nuevo pensamiento. Las decisiones deben ser rápidas y alineadas, se debe escuchar al personal que operará el cambio y los mandos medios deben estar en contacto directo con la transformación.
  6. Participar, participar, participar. Un adecuado mensaje de inicio es importante, pero el cambio se refuerza en la interacción cotidiana.
  7. Liderar más allá de los límites funcionales. El cambio se genera a través de los liderazgos informales que tienen las competencias y el respeto del grupo para motivar y dirigir el cambio.
  8. Crear una estructura que soporte el cambio. Convencer a la gente del cambio es importante pero éste no ocurrirá si no está soportado al menos por la infraestructura, el entrenamiento, los procesos operativos y los sistemas de recompensa.
  9. Apoyarse en soluciones informales. La gente encuentra formas particulares de adoptar el cambio.
  10. Evaluar y adaptar. Se requiere medir el avance de cambio y modificar las cosas que no funcionan.

 

Las mejoras en la generación de valor, en el desarrollo de fuentes de innovación, o la integración de la sostenibilidad en la operación de la empresa, son algunas de las enormes responsabilidades que acompañan hoy al profesional de suministro, y solo con un fuerte liderazgo y un adecuado manejo del cambio será posible alcanzar el éxito.

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.