Colaborando con el “Llanero Solitario”

Un estudio publicado el pasado 4 de septiembre por Sara Horowitz, Founder and Executive Director of Freelancers Union y  Fabio Rosati, CEO Elance-oDesk denominadoFreelancing in America: A National Survey of the New Workforce”, describe como en la economía de Estados Unidos el 34% de la fuerza laboral trabaja como independiente, esto equivale a 53 millones de personas, o la población de más de 23 estados de la Unión.

De estos, el 40% no tienen un empleo fijo, un 27% tienen un trabajo fijo de tiempo completo además del independiente, y un 18% combinan trabajos de tiempo parcial con los independientes. No sé, si se tengan estadísticas similares en los países Latinoamericanos, pero basado en mi percepción; esta tendencia es internacional y propia de la generación de los “milenios”.

El punto relevante para nosotros, es lo que implica esta nueva forma de trabajo para el área de compras. Por un lado, integrar de manera temporal talento de alto nivel a la organización; tratar de manera directa con el proveedor —quien es el que ejecutará el trabajo— representa entre otras ventajas, el no tener que pagar gastos de “overhead” o intermediación innecesarios, lo que reduce el riesgo de una mala identificación de las necesidades, y así mantener una base laboral fija de tamaño adecuado.

Por otro lado, existe una serie de riesgos que deben ser atendidos, los principales se refieren a las categorías laborales, de cumplimiento y financieras. En la parte laboral; debemos cuidar no incurrir en prácticas que la ley considera ilegales, al estar privando al proveedor independiente de prestaciones laborales. Por el lado de la continuidad, debemos analizar si la persona tendrá el tiempo y los recursos, para garantizar el cumplimiento del alcance acordado; ya que una enfermedad o un accidente, ocasionarían que el trabajo quede inconcluso.

Por la parte financiera, los riesgos más evidentes se refieren a la liquidez del proveedor y el manejo de fianzas tanto de anticipo, como de cumplimiento y vicios ocultos. Es por alguna de estas razones, que muchas empresas tienen políticas que les impiden trabajar directamente con estos individuos, si bien es cierto; que el que haya una empresa intermediara no elimina estos riesgos, si disminuye su probabilidad de ocurrencia. Las organizaciones, deberán adecuar sus modelos de contratación para trabajar más con individuos y menos con empresas. Esto es un trabajo que vas más allá de la responsabilidad del área de Recursos Humanos, y deberá ser parte de las estrategias de las categorías de servicios profesionales.

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *