Construyendo las nuevas cadenas de suministro

En un interesante post dentro de Forbes escrito por Lora Cecere, llamado: Rewiring the Supply Chain to Improve Results, la autora hace énfasis en que las cadenas de suministro efectivas construyen economías que demandan de talento en posiciones gerenciales que el mercado no puede satisfacer y también cuestiona la ambición política de los países por conseguir plantas de manufactura como si estas fueran las únicas generadoras de riqueza.

Las cadenas de suministro generan impacto en el uso de recursos, la sostenibilidad, el pago justo y la productividad; por lo cual debe ser una prioridad de los países. Pero para lograr esto, hay que ver las cadenas desde una nueva óptica, recablear nuestro pensamiento. Si nos seguimos concentrando en cosechar las low-hanging fruits en las operaciones, no se lograrán los avances requeridos que deben basarse en un trabajo multifuncional con enfoque especial en sensing y shaping el mercado y la satisfacción del cliente; lo que se resume en cadenas de suministro «guiadas por la demanda».

Las empresas tienen que evolucionar a trabajar en  cadenas alineadas, rápidas, ágiles y proactivas; sin embargo, finanzas pone como prioridad el control y basa la eficiencia en extraer beneficios financieros de los socios de negocio. Se prioriza la ganancia financiera de corto plazo sobre la «ineficiente» agilidad que es resultado del trabajo coordinado bidireccional de todos los socios de una cadena que depende en gran medida de la infraestructura tecnológica que los integra.

De acuerdo a Cecere, la clave para este recableado está en el liderazgo, uno que se capaz de retar el status quo para que logre alineaciones multiempresas basada en una nueva definición de lo que  es una buena cadena de suministro, un liderazgo que entienda como convertir los datos en información para una adecuada toma de decisiones que beneficie al cliente y todos los que participan en la cadena que genera el satisfactor.

El camino hacia la excelencia en las cadenas se fundamenta en 3 principios:

  1. Una clara definición de excelencia
  2. Administrar la cadena como un proceso complejo que tiene relaciones no lineales entre las métricas. Las mejoras financieras requieren de múltiples años de trabajo
  3. Continuidad en el liderazgo

El mensaje de Cecere no debe ser ignorado, reúne muchos de los pensamientos modernos sobre el futuro de las cadena y nos presenta retos que solo pueden ser atendidos desde la alta dirección, como el cambio de enfoque hacia el largo plazo o el tipo de relaciones con los socios de cadena. Su reflexión sobre las relaciones entre los indicadores debe ser analizada con  más profundidad, el mundo dejo de ser lineal y las decisiones son mucho más complejas a nivel interdepartamental, inter-organizacional y global.

En el caso de los compradores esa nueva visión representa una gran oportunidad para implementar innovadoras formas de interacción y alianza con los socios de cadena de suministro. Demanda un  nuevo liderazgo con una clara visión que sea capaz de unificar los esfuerzos en una generación de valor a largo plazo, aceptando en el corto plazo resultados mediocres en la búsqueda de un modelo ágil que realmente responda satisfactoriamente a los cambios del mercado.

Finalmente los retos para el manejo de la información no son menores, esto no solo abarca el desarrollo de aplicaciones que permitan integrar cadenas, sino también las competencias que garanticen su adecuada recolección, almacenaje, distribución y análisis.

No olvides suscribirte a nuestro resumen semanal en esta liga síguenos en nuestras redes YouTube, Twitter y en Linkedin. Agradecemos tus comentarios a esta publicación.

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *