Corrupción, diversidad y estandarización

Los actos de corrupción siguen siendo un tema que mancha el trabajo de las organizaciones específicamente al área de compras, debe ser un tema que se tienda por activamente por las organizaciones y sus socios de negocio. Programas de diversidad de deben ser extendidos más allá de un requisito legal considerando los impactos positivos que generan el organización. Finalmente, las acciones realizadas dentro de la industria de “oil and gas” deben servir como ejemplo para impulsar los esfuerzos asociados con la estandarización.

Transformación de Compras, Proveedores, Proceso y Gestión, Noticias, Cadena de Suministro, Riesgo, Liderazgo, Competencias, Globalización, RSC, Indicadores, Innovación, Colaboración, Calidad, Tendencias.

Conforme las leyes incrementan la responsabilidad de las organizaciones sobre las conductas que sus socios de negocio tienen con relación a actos de corrupción, las auditorías a los proveedores  continuarán creciendo.

En un estudio realizado con 604 responsables a revisar el cumplimiento a regulaciones, se encontró que aproximadamente la mitad, 53%, de los participantes realizan auditorías documentales sobre sus socios de negocio, sin embargo, el 44% de los participantes no realizan entrevistas personales o cuestionarios con los socios y, algunos ni siquiera  tienen cláusulas de auditoría dentro de sus contratos.

Las organizaciones que no realiza ningún tipo de auditoría, están expuestas a recibir graves penalizaciones por parte de sus gobiernos o entidades internacionales, por lo que resulta sorprendente que no sea un tema en el que se ponga mayor atención. Las investigaciones sobre los proveedores, deben ser proporcionales a la exposición de riesgo, las empresas deben de enfocarse en llevar registros detallados acerca de con quién están haciendo negocios.

Por otro lado, un estudio realizado por Hacket Group, encontró que más del 40% de las compañías globales tienen programas de diversidad en sus operaciones en Estados Unidos, sin embargo, están considerando expandir globalmente estos programas en los próximos dos o tres años.

Cuando las organizaciones trabajan con políticas que promueven la diversidad, han encontrado mejoras en calidad y otros beneficios, como mayor participación de mercado y acceso a nuevas fuentes de ingresos. Los programas de diversidad, deben de ir más allá de un requisito legal o una regulación y reconocer el valor que aportan a la organización.

Una forma de promover la diversidad, es introducir nuevos indicadores de medición, ya que cuando estos se limitan al porcentaje de gasto, se deja de medir el verdadero valor que el programa aporta a la organización, como pudiera ser la mejora de los niveles de satisfacción o su alineamiento con planes y objetivos de negocio de mediano y largo plazo.

Cuando los programas de diversidad dejan de ser vistos como un requisito y se convierten en un facilitador para acceder a productos innovadores y como un acceso a nuevas comunidades, se logran también beneficios sobre la reputación de la marca  y la capacidad expandirse a nuevos mercados. Es de esperar, que las organizaciones teman apoyar este tipo de programas, por un posible impacto negativo sobre el costo y la calidad, sin embargo, el no poner atención sobre este tema puede resultar en una pérdida de oportunidades para generar ingresos.

Diversidad no debe ser sinónimo de riesgo, los proveedores deben de ser tratados básicamente bajo los mismos estándares técnicos, pero debe considerarse su limitada capacidad financiera y de crecimiento para evitar tener sorpresas desagradables.

En algún punto podemos cuestionar si los programas de diversidad actúan en contra de la globalización, sin embargo, se les puede relacionar fuertemente con las iniciativas de sostenibilidad, y podrían ser una opción interesante para economías en desarrollo como una herramienta para crecimiento de la proveeduría local. Tengamos claro que la economía más grande del mundo, utilizar esta herramienta como una forma para proteger a las organizaciones que se encuentran en situaciones menos favorables.

Para mayor información sobre estos dos temas, le recomienda revisar el artículo  “Procurement’s Diversity and Threat Equation”  escrito por Patrick Burnso.

The Efficiency, Cost Savings and Sustainability Equation”,  escrito por Jason Sonneborn, es un artículo muy interesante con relación como la crisis petrolera ha afectado a las organizaciones del sector “oil and gas”, que han tenido que buscar formas para incrementar su eficiencia y mantenerse operando en un mercado de bajos precios.

Algunas de las cifras relevantes que muestra este artículo son:

  • Las organizaciones gastan en exceso 38 billones de dólares por equipos comprados con estándares internos que no son óptimos.
  • Las horas de ingeniería de diseño requeridas cuando se utilizan estándares internos contra estándares industriales crecen en un 100%
  • El personal invierte un 42% extra de tiempo buscando información, tiempo que pudieran utilizar para resolver problemas.
  • 56% del tiempo, los trabajadores no pueden encontrar la información requerida para hacer su trabajo.
  • Los ingenieros utilizan 13 fuentes diferentes para encontrar respuestas acerca de situaciones de su trabajo.

Dentro de estas industrias, las organizaciones están buscando renegociar contratos con proveedores, reestructurar procesos y departamentos internos, así como reducir la estructura organizacional, pero algunas organizaciones están yendo más allá, examinando los estándares que utilizan y el impacto que éstos tienen sobre las inversiones de tiempo en ingeniería, el costo de los proveedores y su impacto o sobre la eficiencia de la operación.

Se estima que existen aproximadamente 120,000 ingenieros trabajando para las 500 empresas de energía en el mundo, y que se cuentan con aproximadamente 80,000 estándares provenientes de 135 cuerpos de conocimiento diferentes, además, de los estándares propietarios que cada organización desarrolla, mantiene y opera dentro de su infraestructura. Se estima que un estándar interno, puede referenciar a 10 o más estándares, y cada uno de éstos, a su vez puede referenciar a otros 10.

Las organizaciones utilizan los estándares internacionales como una base y le agregan requerimientos extras para, supuestamente, asegurar la confiabilidad, la seguridad, mejorar la eficiencia, la facilidad de mantenimiento y reflexionar la experiencia de los grupos internos. Los cambios pueden ser tan pequeños como el color o tan complejos como características técnicas, sin embargo sin importar la razón, cada uno de ellos agregan costos que muchas veces no están justificados.

Las compañías que quieren mejorar sus costos, deben seguramente regresar a las bases y adoptar el uso de estándares industriales en lugar de los propietarios, es importante un enfoque estructurado para identificar y priorizar los cambios necesarios para mejorar los costos. Recientemente, una compañía de este sector revisó 35 estándares internos y enlistó 143 estándares internacionales comparables. Con este ejercicio, identificó oportunidades y ahorro de costo del 25 %, que equivalen a un beneficio anual de cinco millones de dólares.

Eliminando costos generados por los propios estándares internos, colocando controles para asegurar que las decisiones con relación a los estándares son realizadas con una visión del negocio y utilizando estándares comunes donde es posible, las compañías pueden compensar algunos de los impactos negativos de la baja de los precios y mejorar la eficiencia de sus operaciones.

La pregunta que surge es, ¿es necesario que una industria entren en crisis para que se ponga atención en este tema tan delicado de la sobre-especificación?

 

Si eres “Comprador” o te relacionas directamente con esta función, te invitamos a contestar la encuesta "La Voz del Comprador", realizada por Spend Matters y Corporate Resource Management. 

Esta encuesta tiene el objetivo de escuchar la voz del comprador para compartirla con la comunidad.

 

Spend Matters es el medio de investigación e información B2B de mayor prestigio a nivel mundial. Es leído por profesionales, consultores y proveedores por igual. Influencia de manera directa decisiones de compra e influye sobre los influenciadores.

Corporate Resources Management es una firma de consultoría y capacitación especializada en temas de Suministro y Gestión de la Demanda. Ofrece programas educativos y certificaciones internacionales

 

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *