Cultivando la innovación

Trade Extensions

Cuando hablamos de la innovación es común que nos refiramos a historias en donde buscando una cosa se descubre otra, como en el caso del famoso “Post it®” o Viagra®; sin embargo, debe ser resultado de una clara estrategia, una serie de políticas, acciones y conductas que tienen como resultado generar resultados trascendentes.

No debe estar dirigida a generar «algo», sino debe tener un objetivo específico que permita a todos los participantes enfocar sus esfuerzos en una sola dirección.

En el caso específico de la innovación con un proveedor, el comprador conocer claramente las ventajas estratégicas que su empresa está buscando, construir para el futuro y alinearse con las estrategias de los proveedores.

La innovación debe estar dirigida a mejorar la posición competitiva de la cadena mediante una mejora en los costos, un incremento en los ingresos o posiblemente la apertura de nuevos mercados. Las ideas deben soportarse con acciones y recursos, que las conviertan en soluciones accesibles a los clientes finales, rodearse de activos, capacidades o recursos únicos que sean difíciles de imitar en el corto plazo por otros. Una idea que es rápidamente imitada, lo que reduce dramáticamente sus contribuciones.

Una tendencia de la innovación moderna es el “crowdsourcing”, que implica abrir la generación de soluciones para un problema a una amplia comunidad que puede aportar ideas frescas y diferentes y por lo tanto alcanzar mejoras dramáticas en menos tiempo. El lado negativo de esta opción, es que las innovaciones se ventilan ante una gran comunidad y están más expuestas a su imitación. La innovación debe saber a donde va, debe contar con recursos asignados, debe evaluar y seleccionar que oportunidades son «las mejores» y mantenerse atenta a los cambios en el entorno.

Cuando el objetivo central de las relaciones con los proveedores es disminuir el precio con la menor inversión de tiempo y recursos posibles, la innovación pierde la mayor parte de su poder ya que deja de ver otras oportunidades para crear valor para ambas organizaciones. Pensar que la empresa es capaz por si sola de generar las grandes innovaciones del futuro es ir en contra de la corriente, el involucramiento temprano de los proveedores, ESI, es un elemento clave para acelerar y maximizar los resultados. Los proveedores deben actuar como administradores de procesos de innovación por lo cual deben adquirir las competencias que esto demanda.

Para más información del tema revisar “You Need an Innovation Strategy" by Gary P. Pisano” y Supplier Innovation: Fact or Fiction? Gracias por participar con nosotros dándonos tus apreciaciones a cerca de este tema, son muy valiosas para nosotros.

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *