De buenas intenciones está empedrado el camino

Hace unos días dando una clase de suministros, comentamos el tema de la carta de intención y los riesgos potenciales de su uso como un medio para formalizar o documentar un acuerdo de compra-venta.

Existen diferentes tipos de cartas de intención según su propósito: Para asegurar un compromiso de compra; para definir los pasos siguientes indicando responsabilidades y fechas para alcanzar acuerdos definitivos; para hacer un anuncio público de una posible compra -fusión de empresas, o para documentar avances parciales de una negociación mayor.

En su espíritu, las cartas son solamente la confirmación de una intención de alcanzar algo, pero como consecuencia de una mala redacción, pueden convertirse en un compromiso obligatorio ante la ley para las partes. Como dice Allen Anderson en su artículo “Letter of intent that work”, mientras más se parece una carta de intención a un contrato, lo más probable es que lo sea. La diferencia entre una intención y una obligación también dependerá de marco legal que se elija para la formalización del documento.

La carta de intención debe expresar claramente si generará un compromiso legal o aún quedan puntos por resolver y en un plazo definido se tendrá que alcanzar un acuerdo definitivo con derechos y obligaciones para las partes durante y posteriormente a la vigencia de la carta.

Cuando la carta no contribuye a administrar el riesgo de las partes involucradas en una transacción comercial, es mejor recurrir a otro instrumento legal que garantice la protección de los participantes. En mi experiencia profesional, he visto proyectos de millones de dólares realizarse al amparo de cartas de intención, mientras las partes se ponen de acuerdo en los términos del contrato final.

Mi consejo siempre es el mismo; dejemos al departamento legal elegir el mecanismo adecuado para mantener una negociación en progreso y resistamos la tentación de re utilizar o redactar documentos que pueden exponer a la empresa a importantes pérdidas económicas y de imagen.

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *