Decisiones con visión de futuro

El nuevo rol de compras, enfocado en la colaboración y la innovación, demanda de un cambio en los criterios de evaluación y selección de proveedores ya en algunas rutinas cotidianas de trabajo. La toma de decisiones de compras, debe estar basada en una alineación con el futuro de la organización y no solamente con efímeros resultados en el corto plazo

En una publicación llamada “Is Your Sourcing Group Forward Looking?, Directworks no comparte algunas ideas sobre cómo una decisión, tiene repercusiones  para crear o destruir el valor futuro de una compañía. La “simple” selección de un proveedor, puede afectar el desarrollo a largo plazo de las innovaciones de la organización. El reto para el comprador, es hacer a un lado la visión de corto plazo, e identificar las alineaciones estratégicas a largo plazo con los proveedores.

Directworks nos recomienda poner atención a 6 puntos para alcanzar una adecuada visión de largo plazo.

  1. Los equipos de suministro deben tener claro que es tener una visión del futuro. El objetivo central, es proveer al cliente soluciones adecuadas de forma permanente junto con un crecimiento sostenible. Los compradores, deben ir más allá de ser los guardianes del costo y la calidad,  dando mayor importancia a las decisiones que comprometen el crecimiento y la rentabilidad en el largo plazo. Esto demanda, una clara comprensión de las estrategias del negocio y la alineación de los proveedores con estas iniciativas.
  1. Comprender claramente la visión y las metas del negocio. Siguiendo la línea de los suministros estratégicos, compras debe entender los objetivos, sus prioridades y su alineación con las estrategias del negocio, comprendiendo detalladamente la forma en que los proveedores pueden favorecer o retrasar su logro.
  1. Los individuos y los equipos deben ser premiados en base a su visión del futuro. La consecución de objetivos alineados con el negocio debe ser recompensada en la medida que contribuyan a los objetivos de largo plazo. Esto es esencial si se desea modificar la mentalidad enfocada en costo, que ha guiado el desempeño del área durante los últimos años.
  1. Identificar proveedores que puedan contribuir al logro de las metas. Las habilidades deben ser juzgadas a la luz de sus contribuciones estratégicas, y  no solo de su oferta económica. El compromiso de los proveedores con el sector industrial en donde se desempeña  nuestra organización es un factor de peso. Los criterios de selección, deberán modificarse en base a los valores esperados de cada proveedor.
  1. Fortalecer la cultura de la colaboración. Iniciando con una colaboración al interior, e integrando esta al exterior con los proveedores. Entender el rumbo y los cambios, permite al comprador mantener comunicados a los proveedores y garantiza el hacer el mejor uso de su experiencia y competencias.
  1. Contar con la tecnología e información básica para mirar al futuro. En el mar de datos del mercado, se deben sintetizar la información para mejorar la toma oportuna de decisiones y mantener los adecuados niveles de colaboración. Las capacidades analíticas no solo se limitan a la tecnología, sino a la capacidad de interpretar los datos que permiten la mejor selección y administración de los proveedores.

Me parece que existen otros dos puntos que deben ser tomados en cuenta:

  1. Pensamiento emprendedor. Los compradores, deben mantener una búsqueda permanente por la innovación que facilite a su empresa integrar en sus soluciones propuestas que los diferencien del mercado.
  1. El comprador como líder. Transmitir la visión del futuro al mercado, demanda de un líder que tiene claridad de comunicación y alta capacidad de motivación. La toma de decisiones requiere de compromiso y empoderamiento que debe ser transmitido al resto de los socios de la cadena de suministro.

Esta nueva visión del futuro impacta también  en el día a día de los compradores que deberán modificar algunas de sus prácticas cotidianas:

  • Complementar los análisis de TCO con la viabilidad a largo plazo de los proveedores seleccionados.
  • Sustituir la mentalidad de suministro proveniente de países de bajo costo, LCC, por la de estrategias basadas en el “mejor” costo.
  • La relación de los proveedores con la empresa deberá iniciar tempranamente en los desarrollos, utilizando principios de involucramiento temprano del proveedor, ESI, y un enfoque multifuncional, para constituir una sólida colaboración interinstitucional
  • La habilidad de generar innovación será un factor preponderante en la selección y continuidad de los proveedores.
  • La mentalidad “ganar- ganar” deberá prevalecer en las relaciones que impacten el largo plazo de la organización.

Conocer el rumbo de la organización es crítico para garantizar el adecuado soporte de los proveedores en el largo plazo. Comunicar y mantener alineados a los proveedores, debe ser una prioridad por encima de los resultados del corto plazo.

Déjanos tu opinión es muy importante para nosotros. También no olvides suscribirte a nuestro resumen semanal en esta liga síguenos en nuestras redes YouTube,  Twitter y en Linkedin.

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *