El futuro de la administración de la cadena de suministro

La revolución en la demanda de los productos, debe estar soportada por una revolución en la cadena de suministro que la satisface. JDA nos muestra 12 grandes tendencias a considerar en el rediseño de los sistemas tecnológicos para su gestión así como la urgente necesidad de evolucionar a nuevas plataformas tecnológicas.

En un reporte llamado The future of supply chain management, JDA nos comparte su visión de las principales tendencias para la próxima década y cómo la gestión de la cadena de suministro responderá a los retos de mayor variedad de productos, más opciones de entrega y un mayor involucramiento del consumidor, todo esto con operaciones de manufactura y distribución de menor costo.

Los modelos que se crearon en los setentas para gestionar las cadenas de suministro han tenido que evolucionar más o menos cada 20 años para adaptarse a los nuevos entornos y sacar provecho a las nuevas tecnologías. En los últimos 10 años, los cambios en la demanda y la confluencia de tecnologías han generado un punto de quiebre para dar lugar a una tercera revolución.

La primer revolución, 1975-1995, la formaron las soluciones MRP – DRP que utilizabas mainframes y nuevas aplicaciones para aplicar una serie de reglas que ayudaban a evaluar la factibilidad de los planes así como al control de su ejecución. Debemos partir que cualquier apoyo tecnológico era relevante cuando la mayoría de los procesos eran totalmente manuales.

La segunda revolución se ubica entre 1995 y 2015 donde además de la factibilidad, los modelos buscaban la optimización, por lo cual requieran computadoras más poderosas, con mayor memoria y aplicaciones integradas.  Estos modelos eran más cercanos a la vida real al poder reflejar mejor las restricciones, pero seguían aportando la mayor parte de su información “después de los hechos”. Además, su demanda de información era satisfecha por muchas captura manuales lo que los hacia muy demandantes y poco confiables.

Para el período de 2015 a 2035 se proyecta que las aplicaciones tengan un enfoque digital, basadas en el conocimiento en donde sumado a las reglas y a la optimización, las máquinas puedan aprender. Esto demanda de equipos inteligentes de gran poder de procesamiento y la utilización de algoritmos muy complejos. Los modelos deben ser dinámicos para representar mejor el mundo existente con la capacidad de integrar datos en tiempo real y haciendo posible reaccionar anticipadamente y generar aprendizaje que afectará futuras decisiones.

Los nuevos modelos ya no pueden pensar solo en la optimización de un solo eslabón de la cadena, deben cruzar organizaciones y conectar el comportamiento del punto de venta con la fabricación de los materiales, sus componentes, materias primas y recursos físicos, humanos y económicos asociados.

Los sistemas deben adaptarse a la interacción de tres elementos importantes: Los clientes, la tecnología y las estructuras físicas de las cadenas. Esta combinación abre la ventana para la aparición de 12 grandes tendencias.

Por el lado de los consumidores, la mayor tendencia estará en que las cadenas se centrarán en el cliente y estos valorarán a las empresas por las competencias de su cadena de suministro. El meneo de la cadena será el elemento clave de la competitividad.

Con relación a las estructuras, estas se verán afectadas por cuatro grandes elementos:

  • La convergencia del mundo físico con el digital.
  • La virtualización de los activos que permitirá estar cerca de los clientes y tomar mejores decisiones.
  • La manufactura aditiva, impresoras 3D, que permitirá romper barreras de tiempo y espacio en la fabricación y entrega de múltiples productos. Leer “Impactos de las impresoras 3D”.
  • La economía compartida y el crowdsourcing. Las organizaciones compartirán activos y se crearan “redes de redes” y “hubs de hubs”. Leer ”El impacto del Crowdsourcing en la cadena de suministro”.

 

Por el lado de la tecnología tenemos 7 grandes tendencias a considerar:

  • La digitalización de las cosas y el Internet de las mismas. Que incrementara exponencialmente la conectividad. Leer “La digitalización como herramienta competitiva”.
  • Las “math houses”. Que aplicarán modelos sofisticados a problemas comunes para optimizar los resultados.
  • Las cadenas guiadas por la estrategia. Que permitirán alinear la ejecución con las estrategias.
  • El aprendizaje de las máquinas. Donde las decisiones mejorarán en base al aprendizaje de las experiencias.
  • Las “redes de redes” que permitirá conectar a múltiples organizaciones para mejorar la oportunidad y calidad de las decisiones.
  • La nube. Que reducirá los costos asociados con el almacenaje, procesamiento y transmisión de información.
  • La arquitectura de dos velocidades. Que permite la coexistencia de la arquitectura tradicional y la de la nube para permitir una migración progresiva de las plataformas así como la operación de cadenas bimodales.

El reporte nuestra a detalle las principales características de cada tendencia y hace especial énfasis en la necesidad de que las empresas adopten rápidamente las tendencias estructurales y tecnológicas para responder adecuadamente a la demanda de los clientes.

La transición de los modelos actuales a los nuevos demanda el diseño de claras estrategias y planes de acción o se corre un alto riesgo de desaparecer. Utilizando un frase Jeff Bezos el fundador de Amazon: “Lo que le pasó a las librerías no fue Amazon, fue el futuro el que hizo que le ocurriera eso a las librerías”.

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *