Esclavos en el siglo XXI

La esclavitud es una relación que se establece entre dos individuos y que implica el completo y absoluto dominio de uno hacia el otro. Por lo general, ese dominio se establece a partir de la fuerza, transformándose el esclavo en un objeto o posesión del dueño, por lo cual termina perdiendo no sólo su libertad si no también su condición de ser humano y dignidad.

Otra forma de ver este fenómeno es bajo el nombre de «trabajo forzado», que es todo trabajo o servicio que presta una persona bajo la amenaza de una penalidad y para el cual dicha persona no se ha ofrecido de forma voluntaria.

Para muchos de nosotros, la esclavitud desapareció hace decenas de años; sin embargo el día de  hoy se estiman que existen al menos 21 millones de personas en el mundo que viven bajo condiciones de esclavitud, donde son vendidos como objetos, forzados a trabajar por nada o casi nada de remuneración y están a la merced de sus empleadores.

Si tienes duda si de forma personal eres parte de esta cadena perversa de degradación de la dignidad humana, visita esta página Slavery Footprint y podrás saber en función de dónde vives y tus hábitos de consumo, cuantos esclavos han trabajado en las cadenas de suministro de los productos o servicios que consumes, se paciente y responde las 11 preguntas. En mi caso existen 55 esclavos que son explotados en las cadenas que producen lo que consumo y eso no es aceptable.

Existen muchos movimientos de ONGs y legislaciones que generan acciones y legislaciones para acabar con este mal, pero al parecer, la mayoría pensamos que esto es problema de otros y que nosotros no podemos hacer algo por eliminarlo. En el caso particular de un comprador empresarial seguramente es posible hacer algo más que quejarnos o sorprenderlos.

Se estima que la esclavitud es una industria de al menos 150 billones de dólares. Un caso interesante es la «Modern Slavery Act» creada en UK que a partir de Mayo del 2016 requiere que ciertas grandes empresas reporten anualmente los pasos que están tomando para identificar y atender el riesgo de trabajo forzado y tráfico de personas en su fuerza de trabajo, la de su cadena de suministro así como la de los trabajadores de cualquier socio de negocio o contratista.

Para la correcta ejecución de esta regulación existe un documento llamado: Una guía práctica para la transparencia en las cadenas de suministro, que guía a las empresas en cómo construir , aprobar y hacer pública una declaración acerca de su oposición a prácticas de esclavitud que me parece algo que toda organización debería realizar y seguir.

Además, el acta indica los 5 pasos básicos a realizar para eliminar la esclavitud:

  • Mapear la cadena
  • Hacer una evaluación inicial del riesgo
  • Auditar proveedores
  • Responder a los incumplimientos
  • Ayudar a crear una consciencia en contra de estas prácticas

Creo que mucho de esto no deberá ser realizado como resultado de una legislación, sino de un verdadero compromiso de los compradores y de las organizaciones con la dignidad humana.

No olvides suscribirte a nuestro resumen semanal en esta liga síguenos en nuestras redes YouTube, Twitter y en Linkedin. Agradecemos tus comentarios a esta publicación.

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *