Formando a los futuros líderes de cadena de suministro

Uno de los académicos distinguidos en el mundo de la cadena de suministro es Robert Handfield, quien compartió su visión sobre las 3 habilidades básicas que requiere un gerente de cadena de suministro en un post publicado en Spend Matters USA.

La primera habilidad relevante se refiere a la “ser un tomador de decisiones”. La dinámica de las cadenas ofrece nuevas oportunidades y presenta inesperadas amenazas con una mayor frecuencia que en el pasado. Los responsables del área deberán tomar decisiones bajo condiciones de extrema incertidumbre, ante las cuales no será posible esperar aprobaciones por parte de niveles superiores en la jerarquía organizacional.

Su consejo es que para garantizar la calidad de las decisiones, se tendrán anticipar las respuestas standard que permitan resolver alrededor del 80% de las situaciones, y el resto, se resolverán basadas en el análisis situacional de lo que ocurre en el entorno.

En este sentido, la elaboración de escenarios posibles facilitar los tomadores de decisión, reduce la improvisación y facilitar la consistencia. Otro trabajo importante a desarrollar con el personal de menor experiencia, es el fortalecimiento de su confianza en la toma de decisiones, mediante un crecimiento gradual sobre los retos que enfrentan, así como una retroalimentación constructiva y oportuna sobre el proceso utilizado para llegar a dichas conclusiones.

La segunda habilidad mencionada por Handfield, se refiere a la comunicación y a la construcción de redes. La reducción de la incertidumbre depende en gran medida de la oportunidad y calidad de la información, ésta llegara de manera formal a través de los sistemas de inteligencia de mercado, pero también a través de una red informal de contactos que compartirán sus experiencias en mejores prácticas. Para tener un mayor detalle sobre los modelos de inteligencia para compras, revisar nuestra publicación previa llamada Inteligencia en compras.

El nuevo rol central de la cadena de suministro, demanda que los profesionales del área mantendrán canales de comunicación abiertos con múltiples áreas de la organización, para garantizar la rápida ejecución de las decisiones emanadas de las estrategias.

La tercera habilidad, se concentra en la capacidad de generar información a través del análisis de datos. Esto comienza con entender cuáles son los datos básicos que deben estar disponible para la adecuada toma de decisiones y continúa con la capacidad analítica para extraer conclusiones y tendencias de estos datos. Se deben producir planes y acciones para reducir las amenazas y aprovechar las oportunidades. El análisis concluye con una profunda revisión sobre los resultados obtenidos y la calidad del proceso analítico utilizado.

Esta habilidad analítica, pasado de ser un “deseo”, para convertirse en un requerimiento esencial para un buen administrador de cadena de suministro

La visión de Handfield, es que estas tres habilidades, quedarán por encima de las cualidades de negociación que hoy se utilizan para obtener mejores precios. El esfuerzo central deberá estar enfocado en la capacidad de responder efectiva y eficientemente a los cambios y esto solo se logra mediante el adecuado manejo de la información, cualidad con la cual las nuevas generaciones parecen sentirse cómodos.

Para terminar, Handfield nos recuerda que si bien las nuevas generaciones tienen mayor habilidad en el manejo de los datos, su falta de conocimiento sobre el comportamiento de la industria y el contexto de los negocios representan una de sus principales carencias, es por eso que el trabajo entre diferentes generaciones resulta fundamental para maximizar la calidad de las decisiones.

Déjanos tu opinión es muy importante para nosotros. También no olvides suscribirte a nuestro resumen semanal en esta liga síguenos en nuestras redes YouTube,  Twitter y en Linkedin.

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *