Gestión del cambio, aprendizaje y la revolución digital

Cuando el aprendizaje no genera un cambio entonces se puede dudar de su efectividad. Es por esto que el aprendizaje se vuelve un elemento clave para apoyar la revolución digital que está ocurriendo todos los días en las cadenas de suministro y que tiene al menos 4 grandes retos aún pendientes por resolver.

Una encuesta realizada por McKinsey en 2018 indicó que a pesar de que la mayoría de las empresas reportaron estar en constantes procesos de transformación a lo largo del año, más del 70% de las transformaciones fallan y la razón más frecuentemente referida es que los empleados no estaban preparados junto con su falta de un claro entendimiento de los cambios que la compañía estaba implementando, por lo que no tenían los conocimientos  para sus nuevos roles o responder viejos problemas de nuevas forma.

Cuando los empleados no cuentan con las competencias requeridas para el nuevo modelo que se desea aplicar no pueden ayudar a la empresa a llegar ahí. Desarrollar al personal no es simplemente hacerlos que adquieran ciertos conocimientos, implica convertir este conocimiento en habilidades que puedan ser aplicadas.

Desarrollar un programa de aprendizaje que soporta la transformación de un negocio debe incluir los siguientes aspectos:

  • Identificar las competencias que la compañía necesita: ¿El talento debe ser desarrollado o traído del exterior? ¿Debemos convertir a nuestros operadores estrellas en administradores? El secreto es encontrar el balance adecuado para cada necesidad.
  • Construir una cultura que motiva la curiosidad y el cuestionamiento. La honestidad sobre lo que no se conoce facilita el aprendizaje, es el tipo de gente que valora el nuevo conocimiento.
  • Buscar una amplia variedad de ambientes de aprendizaje que incorporen la aplicación del conocimiento. La gente ocupada aprende mejor si pueden aprender rápidamente y en formatos diversos.
  • Ayudar a la gente a aprender más rápido dándoles nuevos retos. El aprendizaje puede provenir de cualquier lugar, se debe ver al colaborador como capaces de aprender, adaptarse, crecer y tener éxito de los retos a los que se les enfrentan.
  • Cerrar la brecha entre el conocimiento y la práctica a través de apoyar el desempeño. La gente debe aprender sobre algo y continuar aprendiendo. Aprender es como trabajan.

No se pueden negar las ventajas de la digitalización, un estudio del departamento de comercio de los Estados Unidos estima reducción de 57,000 millones de dólares en reducciones anuales de costos. Los beneficios no provienen de forma inmediata,  y algunas tecnologías críticas para esto aún están en desarrollo.

Como en cualquier cambio, el personal será clave para el éxito, pero existen otros 4 factores que deben analizarse detalladamente: la inteligencia artificial, los estándares éticos, la ciber-seguridad y los espectros de transmisión.

La inteligencia artificial es la catalizadora de todo esto apoyada en el internet de las cosas, el “big data”, la analítica avanzada aplicados a la convergencia de las áreas de tecnología de información y tecnología de operaciones. Los equipos que se comunican entre ellos  conducen a la toma de decisiones en tiempo real que optimiza la creación de valor. Esto debe ocurrir tanto dentro como fuera de la organización desde las materias prima base hasta el consumidor final.

Otro factor de la inteligencia artificial es el saber interpretar las tendencias sociales, encontrar el balance entre el “technology push” y el “market pull”

Si la información es la base de la nueva revolución, los estándares técnicos son importantes para que se puedan integrar los sistemas. Se pueden considerar miles  de estándares a por lo menos niveles diferentes: los equipos, el control supervisor y la adquisición de datos, la gestión de la operación de manufactura y finalmente el nivel empresa.

Curiosamente los problemas con los estándares para las fábricas inteligentes son de dos tipos:

  • Falta de estándares o de su adopción
  • Redundancia y traslape entre estándares

Como ya hemos mencionado en otras ocasiones, la ciber-seguridad es un tema esencial cuando la información vital de los equipos y la organización está siendo compartida. Los ciberataques, el espionaje y el robo de datos es algo que ocurre, un encuesta en el Reino Unido refiere que 50% de las empresa reconocen ataques y la mitad de estos resultaron en una pérdida para la organización.

La protección de las fábricas inteligentes requiere de múltiples enfoques y sistemas que incluyen arquitecturas de seguridad para sistemas ciber-físicos, verificación de integridad de los softwares para detectar malware y gestión de equipos de seguridad.

La asignación de los espectros es algo relevante ya que estos equipos operan vía inalámbrica y el crecimiento exponencial puede saturar las bandas que generalmente son controladas y concesionadas  por los gobiernos.

Todo esto nos vuelve a confirmar lo que hemos venido diciendo, la digitalización es aún una tarea con muchas respuestas abiertas, iniciando por el cambio cultural y continuando por el desarrollo y la gestión de los recursos tecnológicos y es tal vez esto lo que lo convierte en un tema fascinante.

Consultar para más detalles el e-book “How Learning Accelerates Change” publicado por la empresa O´Reilly y el artículo de Heith Belton llamado “What's Stopping the Smart Factory Revolution?”

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.