Impactos de las impresoras 3D

Las impresoras 3D ganan adeptos y aplicaciones todos los días. Conocer su potencial permite a las empresas adoptar adecuada y oportunamente esta nueva alternativa de fabricación.

Si bien las impresoras 3D no son en este momento una opción factible para todas las organizaciones, aunque sus precios se reducen con gran celeridad, dejar de considerarlas como una opción útil en el corto plazo, es perder una gran oportunidad para mejorar el servicio al cliente y la flexibilidad de la cadena de suministro. Les recomiendo ver este video de cómo se construye una casa en 24 horas para entender el potencial de las tecnologías aditivas.

Un artículo llamado “7 Ways 3D Printing Adds New Dimensions to EMS & Supply Chain”, publicado en EBNonline, nos muestra como esta tecnología afecatará a las cadenas de suministros de componentes electrónico, pero prácticamente todas  sus afirmaciones, pueden ser extensivas a otros sectores industriales.

La primera dimensión se refiere al apoyo que las impresoras dan  a los diseñadores, que actualmente son capaces de transformar sus ideas en diseños en una pantalla, mediante softwares de diseño, y prácticamente de inmediato transforman esto en objetos físicos con las características del producto final. Esto permite reducir los tiempos de desarrollo y hacer que sean más fácil de fabricar y garantizar el suministro de componentes.

En la misma línea que la anterior, el poder contar con prototipos reales de forma rápida y de bajo costo, permite reducir los tiempos de lanzamiento y los ajustes a los procesos de fabricación. La velocidad con la que se dispone de prototipos, impacta en el tiempo de lanzamiento, en los ajustes durante el período de introducción y como consecuencia, en la participación de mercado que se puede alcanzar al innovar en un mercado.

Como los prototipos elaborados en los equipos 3D no requieren de elaborar moldes o herramentales específicas, el costo asociado se reduce dramáticamente al igual que el tiempo que demanda contar con estos recursos. Gracias a esto, se pueden probar más ideas en menos tiempo y con una mucho menor inversión.

Las impresoras 3D no solo tendrán aplicación en las etapas iniciales del producto, se están utilizando para fabricar partes que resultan muy difíciles de elaborar bajo los métodos de fabricación tradicional. Componentes que requerían ser ensamblados, ahora son fabricados de una sola pieza. Esto ayuda a reducir tiempos de manufactura y ensamble, reducir el número de rechazos de calidad en este tipo de piezas y como consecuencia, tener procesos de fabricación más confiables y flexibles.

La quinta forma en que este tipo de impresoras contribuyen a mejorar la cadena de suministro, es en la fabricación de bajos volúmenes. Esta tecnología no solo funciona para hacer piezas únicas, sino para bajas cantidades que serían poco económicas en procesos tradicionales. Este tipo de producción es llamado “granjas de impresión”, que por lo general se coloca cerca de los consumidores finales para simplificar los procesos de entrega y poder ofrecer un mejor servicio.

La personalización de productos es la sexta dimensión de las impresoras dentro de las cadenas de suministro. Bajo el principio de manufactura 4.0, que considera la capacidad de producir lotes de 1 pieza,  que cada una de estas tenga características diferentes y que también se pueda utilizar procesos y materiales diferentes, las impresoras 3D encajan perfectamente en este objetivo. Contar con estas nuevas opciones de fabricación, generan una mayor interacción con el cliente final y permiten una total trazabilidad desde la orden hasta la entrega.

Finalmente, las tecnologías aditivas permitirán a los clientes potenciales manipular y validar muestras físicas de los productos que consumirá, el autor llama a esto “show me the cupcake”, ya que permite mostrar lo que realmente se entregará, lo que reduce la subjetividad y las falsas expectativas del cliente.

Seguramente estas no son todas las dimensiones que estas tecnologías aportarán a las cadenas de suministro, pero creo que son suficientes para reflexionar seriamente sobre la rápida adopción de ellas a nuestras organizaciones en general y específicamente a las áreas asociadas con el diseño.

Los compradores deberán buscar proveedores que estén adoptando esta tecnología para mejorar la calidad de sus productos, tiempos de entrega y volúmenes de producción, y también para el consumo propio de sus empresas.

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *