Información + Matemática = Ganancias

En el mes de febrero en la revista Fortune, Ram Charan escribió un artículo muy interesante llamado: “The algorithmic CEO” donde afirma que el uso de algoritmos matemáticos, será la siguiente revolución en la compañías. Su afirmación está sustentada en el hecho de que, nunca había existido tanto poder para generar inteligencia artificial que analizara los datos, y construyera modelos predictivos en múltiples áreas como comportamiento del consumidor, o requerimientos de mantenimiento de equipos. Esto va mucho más allá del “big data”; es una revolución del modelo de toma de decisiones jerárquico, que ha administrado a los negocios por varios siglos.

Como él comenta, esto está apenas comenzando y tiene su mayor ejemplo en el manejo de los consumidores por los «comercios detallistas»; sin embargo también empieza a tomar fuerza en áreas tales como mantenimiento, que apoyándose en el «internet de las cosas», permite que las máquinas se comuniquen entre sí y tomen decisiones de planeación o ejecución de rutinas sin la intervención humana en tiempo real.

El autor comenta casos de empresas como GE, Amazon, Google o Apple, que son empresas que utilizan fuertemente soluciones matemáticas en sus decisiones cotidianas de productos, canales, clientes, etcétera. Las compañías que no migren a este modelo, serán altamente vulnerables a los ataques de las que exploten las opciones matemáticas.

Para el mundo del suministro existen múltiples impactos por el uso de los algoritmos. Los niveles de inventarios cambiarán y se recalcularán automáticamente en base a los resultados en tiempo real de la demanda, lo que impactará los procesos de resurtido, se rediseñarán las redes logísticas acortando las distancias entre el consumidor final y el fabricante, se replantearán las estrategias de compra adelantando o posponiendo adquisiciones en función de las predicciones de precio / disponibilidad, o utilizando mecanismos de protección como «futuros».

La inteligencia artificial generará modelos que simularán los patrones de comportamiento de las cosas pero están sujetos a la calidad de la información a la oportunidad de la misma y son vulnerables a la aparición de «rompimientos» tecnológicos que se salen de lo común y lo esperado.

Por el lado de las estructuras organizacionales, mucha de la gerencia media que se dedicaba a interpretar datos y a tomar decisiones ya no será necesaria, ya que eso lo harán los modelos. En este punto el área de compras no se verá fuertemente afectada, ya que por diseño, es una organización esbelta con pocos niveles de supervisión.

Alcanzar este mundo de inteligencia artificial requiere de trabajo colaborativo donde los socios de cadena abran y compartan la información para el uso de los modelos y en donde los tomadores de decisión entiendan los parámetros que regulan el comportamiento de los algoritmos para asegurar que sus decisiones son las que se alinean con los objetivos de cada organización y de la cadena en general.

En los cincuenta y sesentas la «investigación de operaciones» había prometido que las matemáticas nos cambiarían, en los ochentas los modelos de manufactura flexible, FMS, junto con el diseño asistido por computadora, CAD, pregonaban la llegada de la inteligencia artificial, pero parece ser que como en el cuento del Lobo, ahora si es una espeluznante realidad para la que tenemos que prepararnos como individuos, organizaciones y sociedad.

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *