Juntos por un mejor ambiente

La protección del medio ambiente es un trabajo colectivo, que deben de hacer los miembros de una cadena de suministro, las comunidades donde operan y también los gobiernos e instituciones que las regulan. Es por eso, que iniciativas como la impulsada por Ford, son un referente importante en la adopción de prácticas sostenibles con un enfoque de negocio.

Patrick Burnson, publicó un post en el portal de SCMR llamado “Ford to Share Environmental Stewardship Program for Its Suppliers”, en donde nos habla del programa PACE, que utiliza esta armadora de autos para construir una alianza con sus proveedores en la búsqueda de un ambiente más limpio.

El objetivo fundamental de Ford, es compartir los detalles de sus mejores prácticas en el uso de agua, energía y emisiones de dióxido de carbono con sus proveedores, con el fin de minimizar el impacto que las operaciones tienen sobre el medio ambiente.

Asumiendo un rol de liderazgo, la armadora busca promover la innovación y la colaboración en un tema fundamental para la sociedad, pero que indirectamente fortalece los modelos colaborativos dentro de la cadena de suministro y generan una gran cantidad de beneficios colaterales.

Para muchas organizaciones, preocuparse por el medio ambiente representa un costo, sin embargo, el adecuado uso de los recursos puede representar ahorros en el corto plazo y es uno de los elementos clave para la sustentabilidad en el mediano y largo plazo.

Una lección importante de la experiencia de Ford se refiere al tratamiento del agua, un recurso ante el cual ha establecido un compromiso de limpieza y accesibilidad. Su objetivo original era reducir en 30 por ciento el consumo de agua por unidad fabricada, entre el 2009 y el 2015. Esta meta fue alcanzada con dos años de anticipación y los resultados se reportan públicamente cada año, alineándolos con las estrategias con relación al manejo del líquido elaboradas por las Naciones Unidas.

Para tener un poco más ideas sobre la iniciativa PACE, en el 2014 incluía a 25 proveedores estratégicos, con 800 sitios de manufactura ubicados en 41 países. Es en estos casos, es donde la globalización favorece a las comunidades locales, mediante la implementación y difusión de prácticas administrativas responsables que equilibran los objetivos financieros con la respeto por el entorno. Considerando que la iniciativa demanda la participación de los proveedores, el liderazgo del área de compras es clave para la selección de los participantes, la definición y el seguimiento de las metas.

El artículo hace mención a un instituto  llamado Ethisphere, que otorga a las empresas reconocimientos por su comportamiento ético y promover la responsabilidad social. Este instituto, resulta ser una buena fuente de referencia para las organizaciones que están trabajando o piensan trabajar en temas de responsabilidad ambiental y social.

Seguramente, muchas multinacionales mantienen iniciativas de este tipo, en la medida en que sean difundidas, podrán ser utilizadas como referencia por otras organizaciones y los esfuerzos se extenderán a lo largo de las cadenas de suministro. La difusión ayudará a que dejemos de pensar en estos rendimientos como esfuerzos temporales y se integren en la planeación en las decisiones cotidianas de las áreas de suministro y de toda la empresa en general.

Déjanos tu opinión es muy importante para nosotros. También no olvides suscribirte a nuestro resumen semanal en esta liga síguenos en nuestras redes YouTube,  Twitter y en Linkedin.

 

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *