La colaboración como herramienta para reducir riesgo

Las cadenas de suministro están expuestas a múltiples riesgos que pueden inhibir el logro de los objetivos de muchos de sus miembros. Utilizar la tecnología para compartir información y trabajar de forma colaborativa, es una excelente herramienta para reducir la exposición de las cadenas a eventos indeseables.

La firma de consultoría Amber Road, realizo una publicación llamada “How Collaboration Reduces Your Global Supplier Risks”, que integra dos de los temas más relevantes en la actualidad dentro del área de cadena de suministro, la colaboración y el riesgo.

Las empresas deben tomar todas las medidas posibles para aislar a la organización de riesgos que generen incrementos en sus costos o afecten el servicio a sus clientes. No existe una solución universal para enfrentar los riesgos, pero manejar adecuadamente la información de los eventos que ocurren o pueden ocurrir en la cadena, facilita la administración y reduce los impactos negativos.

Existen tres áreas comunes de riesgo que afectan el flujo de los suministros y que deben ser atendidos:

  • Riesgos ambientales: Se refieren a los impactos que la naturaleza puede causar sobre el suministro, incluyendo “actos de Dios” y los creados por las interacciones entre las empresas y su entorno, que producen interrupciones. Esto puede incluir afectaciones socio-políticas en los lugares que se generan o durante el transporte de los bienes.
  • Riesgos organizacionales: Pueden tener dos orígenes, externos, como cambios políticos, económicos, tecnológicos, sociológicos o culturales que crean un impacto negativo en el alcance de las metas de la organización. Estos riesgos, se multiplican si se consideran todos los miembros que participan en una cadena. Los riesgos internos, que generalmente resultan de los procesos o el manejo de información de la propia organización. En un estudio, se identificó que cerca del 70%  de los ejecutivos carecen de información para manejar efectivamente el riesgo, porque los empleados esconden información, por miedo a que ellos se vean mal.
  • Riesgo de relaciones dentro de la red. El crecimiento de las redes globales, incrementa los riesgos de interrupciones en los suministros y  la comunicación. Las dependencias en el intercambio de información, hacen que los sistemas sean uno de los elementos claves en las redes modernas por su impacto en la continuidad de la operación. También hay que tomar en cuenta, los riesgos a los que se expone la información almacenada en los equipos, ya que representan un alto riesgo de graves pérdidas para las organizaciones.

Las organizaciones deben enfrentar sus riesgos con claras estrategias que pueden agruparse en 4 categorías:

  • Esto implica elegir otras alternativas de menor riesgo de suministro, o retirar ciertos productos o proveedores para minimizar los impactos negativos.
  • De manera proactiva tomar el control de algunos riesgos conocidos, esto implica atender proactivamente aspectos regulatorios, de calidad, de interrupción de servicios, etcétera.
  • Colaborar: Apoyarse en tecnología y procesos colaborativos para incrementar la visibilidad y poder compartir información de riesgo con todos los socios de cadena. Esto permite que cada socio controle los riesgos a su alcance o reciba apoyo del resto de los miembros.
  • Contar con acciones proactivas y reactivas que permitan dar a la cadena resiliencia u opciones de respuestas como pueden ser la posposición o los suministros múltiples que permitan la mitigación y la recuperación.

Como todo proceso colaborativo, la base es la confianza, que permite reducir la fricción y las redundancias. La transparencia de los datos, contribuye a identificar los eventos oportunamente  y asignar claras responsabilidades antes, durante y posteriormente al evento de riesgo.

La colaboración debe abarcar todo el ciclo de vida de los productos, para poder minimizar el riesgo en las diferentes etapas, por ejemplo:

  • Durante el diseño y desarrollo del producto. Requiere un enfoque de ingeniería concurrente que integre a la empresa y su cadena de suministro que defina mejor las expectativas y los recursos que tiene que aportar cada parte
  • Durante la comercialización. Acordando los datos críticos que las partes utilizarán para la toma de decisiones con relación a cómo enfrentar los riesgos en la manufactura y distribución.
  • Durante la postventa y el retiro. Entender los riesgos asociados con la falta de soporte a la base instalada y el manejo responsable de la logística inversa bajo un principio de cadena de suministro cerrada.

La correcta selección de plataformas tecnológicas, que permitan el oportuno intercambio de información dentro del ecosistema de las empresas, lo más cercano al tiempo real, debe ser un factor clave a considerar en la búsqueda de una mayor colaboración y la disminución de los riesgos.

First Voice

  1. Alejandro Esparza:

    El que no crea en estos principios, que revise los titulares de la semana del 2 al 8 de enero

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *