Lecciones del Congreso ISM 2016

El congreso anual del ISM, Institute for Supply Management,  es uno de los eventos más importantes en el área de suministro ya que presenta casos de éxito, mejores prácticas y las grandes tendencias, por lo cual, conocer las 7 lecciones más importantes del evento representa un gran ventana hacia lo más relevante de la profesión.

Aunque el congreso de ISM fue el pasado mes de Mayo, encontré un reporte de Thomasnet que se llama “7 key takeaways from ISM 2016” que vale la pena comentar ya que es sin lugar a dudas uno de los eventos más importantes en el mundo de suministros.

La primera lección se refiere a que “la información es tu diferenciador”.  El comprador debe para de analizar y reportar la información transaccional y enfocarse en datos inteligentes que provengan de:

  • El internet de las cosas. Los equipos conectados al internet aportaran información vital en tiempo real.
  • Las redes sociales. Escuchar al mercado y a los clientes en busca de amenazas y oportunidades.
  • Poder acceder a la información en cualquier lugar y tiempo.
  • Analítica. Usar la información para desarrollar modelos predictivos.
  • La nube. Como un medio para recolectar, almacenar y difundir información entre empresas.
  • Computación cognoscitiva. Maquinas que pueden aprender y adaptarse en función del entorno.

Con estos datos y medios, se deben crear cadenas de información que garanticen el oportuno flujo de lo más importante y relevante para generar recomendaciones y acciones contundentes, basadas en claras estrategias para compartir la información al interior y al exterior de la organización.

La segunda lección es simple, “No confundir la suerte con el bajo riesgo”.  Se estima que solo el 52% de las cadenas de suministro tienen un plan para combatir interrupciones, solo una tercera parte aseguran que sus proveedores cumplen con políticas de sustentabilidad, y solo el 40% cuentan con KPIs para continuidad del suministro y mitigación del riesgo.

Los procesos de suministro deben estar alineados con los procesos de gestión del riesgo para asegurar su correcta administración.

“Para convertirse en un mejor comprador tú necesitas pensar como un vendedor”, es la lección número tres. Si un comprador no conoce las metas, prioridades y preocupaciones de todos los involucrados en su trabajo cotidiano, no puede ser efectivo en sus resultados. El proveedor es un complemento para la organización, aporta soluciones esenciales para la correcta operación y por lo tanto, debe quedar satisfecho de la interacción con nuestra empresa.

El artículo hace mucho enfoque a la negociación y el uso de tácticas como el silencio, el uso de preguntas o el intercambio, pero más allá de eso, conocer y satisfacer las necesidades de todas las partes negociadoras es la clave para construir relaciones altamente colaborativas.

La cuarta lección se describe con la frase “ Tú no puedes subir la escalera sin un plan”, refiriéndose a la necesidad de construir planes de carreara que permitan el desarrollo profesional integral del individuo en su ascenso organizacional. Para poder avanzar, se recomienda adquirir 4 actitudes básicas:

  • Retar constantemente el “status quo”.
  • Ser responsables de nuestro propio desarrollo, buscar proactivamente las oportunidades.
  • Trabajar más duro que cualquier otro.
  • Orientarse al uso de datos, usar métricas y números para soportar las decisiones.
  • Aprende en todo lugar. Toda experiencia es una oportunidad de crecimiento.

La quinta lección nos dice “… y tú no puedes retener tus mejores empleados si tampoco tienes un plan”, esto en relación al reto que significa atraer y retener talento dentro del área de suministro. Para que la gente encuentre sentido a su trabajo, este último debe estar adecuadamente alineado con toda la organización. La empresa debe ofrecer retos intelectuales a su personal, para que este pueda dar lo mejor de sí mismo en cada momento.

La penúltima lección nos da un mensaje esencial “¡Trabajar juntos!”. Lo planes deben servir para integrar a los colaboradores, darles dirección y mantenerlos informados. Además, se deben considerar los siguientes 11 elementos esenciales:

  • Poner a la gente primero.
  • Asegurarse que todos son incluidos.
  • Tener una visión irresistible, una estrategia exhaustiva y una implementación impecable.
  • Fijar claros indicadores.
  • Establecer un plan.
  • Confiar en hechos y datos.
  • Asegurarse que todos conozcan, todo el tiempo, el plan, el status y las áreas que necesitas especial atención.
  • Mantener una actitud positiva
  • Respetar, escuchar, ayudar y mostrar aprecio por cada uno.
  • Desmostar resiliencia emocional, confiar en el proceso.
  • Divertirse, disfrutar del trabajo y de cada uno de los demás.

Finalmente, la frase “No seas tan grande para pensar pequeño” resume la última lección y hace referencia al deseo de grandes organizaciones de trabajar con pequeños proveedores, pero bajo esquemas de trabajo que hacen imposible para estas empresas el poder competir oportunamente por los trabajos.

Los cuatro mayores obstáculos que una pequeña empresa encuentra al quererse integrar a procesos de selección de una gran corporación son:

  • Procesos burocráticos, que son repetitivos, largos y hasta inhumanos.
  • Bajas oportunidades de ganar. La baja posibilidad de ser seleccionado, no justifica todo el trabajo para poder presentar una propuesta.
  • Poner demasiados huevos en una sola canasta. Las grandes empresas son muy demandantes en volúmenes, servicios y términos contractuales al grado de poner demasiado riesgo en el pequeño proveedor, que no puede apuntar todas sus energías en solo un cliente.
  • Largos términos de pago. Los pequeños proveedores, generalmente no cuentan con la liquidez para financiar el flujo de sus clientes.

Para poder superar estos obstáculos, se recomienda utilizar procesos simples y transparentes, donde el pequeño proveedor tenga claro lo que se espera de él y adaptar los términos financieros de acuerdo al tamaño del proveedor, llegando al caso, si es necesario, de ofrecer financiamiento.

Lo interesante de esta selección es que abarca varias actividades que los compradores actuales deben realizar para mejorar sus contribuciones de valor: explotar la información, administrar el riesgo, conocer a los interesados, planear el desarrollo individual, del área y de todo el equipo y finalmente, ser incluyente con empresas pequeñas en una respuesta a la responsabilidad social del área y del a organización.

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *