¡Les pegan con tubo!

En México, a petición de dos empresas fabricantes de tubos de acero, la secretaría de economía ha iniciado una investigación sobre un supuesto caso de dumping entre 2013 y 2014 de tuberías de acero al carbono de más de 16 pulgadas.

La nota llamó mi atención por varias razones. La primera es que hace mucho no escuchaba hablar de dumping, y me remontó a los años ochenta donde este tema era «pan de cada día». La segunda es porque es muy común relacionar productos de acero con el tema de dumping. La tercera razón es porque, en la investigación aparecen la India y China, dos grandes economías que por su desarrollo en lo últimos años, se podría esperar que hubieran abandonado estas malas prácticas de comercio internacional. Finalmente, la noticia me hizo pensar en el impacto de la posible resolución de esta investigación sobre los grandes proyectos actuales y futuros que se presentarán en el país generados por las reformas en el sector energético.

Para aquellos que no estén muy familiarizados con el «fenómeno del dumping», les recomiendo busquen en internet la resolución publicada en el Diario Oficial de la Federación el 7 de enero del 2014, sobre la importación de tubería sin costura, fabricada en la República Popular China promovida por TAMSA en septiembre de 2012. En este caso la SE identificó una subvaluación de al rededor del 34% y determinó fijar una cuota compensatoria provisional específica por cada tonelada métrica importada. El contenido de la resolución es un ejemplo claro de como se analiza el movimiento de precios y mercados de un producto.

La mayoría de las fracciones arancelarias relacionadas con tuberías de acero han disminuido gradualmente su advalorem, hasta alcanzar muchos casos el 5% o el 0%, pero en algunos otros, se ha procedido a aplicar cuotas compensatorias como resultado de malas prácticas de comercio internacional.

Una de las participaciones del área de compras en grandes proyectos, se refiere a informar sobre los precios de compra de materiales y servicios para la elaboración de los casos de negocio, y aunque estos precios se indica que están «sujetos a cambios», la organización los toma como verdades absolutas y cualquier variación desfavorable se considera una grave falta por parte de los compradores, ya que impactará en la rentabilidad de la inversión.

Basado en este escenario, los compradores deben ir más allá de una simple cotización y realizar un estudio del mercado para identificar posibles escenarios de dumping que tengan el potencial de traducirse en ajustes del precio final de un producto clave en la rentabilidad de los proyectos o la operación del negocio. Debemos guiarnos por un principio básico, «cuando algo es demasiado bueno para ser real, generalmente es porque no lo es».

Si tienes alguna necesidad de investigación o análisis relacionados con casos de estudio sobre alguna práctica o solución tecnológica; o bien, sobre tendencias de la función de compra y el mercado de soluciones escríbenos a estudios@spendmatters.com y con mucho gusto te asesoramos.

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *