Liberando al comprador

La típica organización de compras está limitada en recursos económicos, humanos y tiempo. Se le pide lograr mucho con muy pocos recursos. Otra variable crítica que impacta el trabajo de compras, es el manejo de la información que consume mucho tiempo y recursos humanos del área, por lo que toda mejora en este rubro tiene un doble impacto en el desempeño.

Tal vez es por eso que muchas empresas se han concentrado en mejorar el manejo de información, mecanizando muchos procesos que permite al comprador enfocarse en actividades de mayor valor.

Tres de las razones críticas por las cuales las empresas se han preocupado por mejorar el manejo de la información de compras son:

  1. Regulaciones: Considerando que compras maneja el mayor monto de los gastos y las relaciones con entidades externas; es necesario tener un estricto control de las transacciones y compromisos legales que exponen a la empresa a riesgos legales y financieros.
  2. Visibilidad: El seguimiento que ciertas comunidades y  que el público en general tiene o puede tener de las operaciones de una empresa requiere que se tenga una clara visibilidad de las relaciones que tiene la empresa y las características de lo que compra. La reputación de una empresa se pone en juego en cada transacción por lo que debe ser registrada, rastreada y evaluada.
  3. Impacto estratégico: Compras ya no solo es visto como un elemento fundamental del costo, también de le concibe como un elemento estratégico clave que trae y genera valor a través del adecuado manejo de los proveedores.

Las operaciones del día con día pueden ser simplificadas por la tecnología, pero la creación y ejecución de las estrategias es intensiva en talento.   Para monitorear el cumplimiento de estas tres razones los compradores necesitan también:

  • Una adecuada administración de contratos.
  • Saber que compromisos se tienen, cuales se cumplen y cuando deben ser renegociados.
  • Una adecuada administración de proveedores.
  • Conocer a detalle a cada proveedor para monitorear su desempeño y amenazas asociadas, para poder guiar su desempeño en la dirección que la empresa lo necesita y en su caso dar por terminada la relación.

La tecnología no solo libera al comprador de tareas rutinarias, también libera a la organización de riesgos que pueden ser mitigados o evitados si se atiende formal y sistemáticamente. Si deseas más información sobre esto puedes revisar “How Buyer-Driven Procurement Became the New Normal”. Dan Amzallag, Ivalua en este link.

En Spend Matters buscamos empoderar a las áreas de compras con contenidos de valor. ¿Quieres saber que tecnologías de información están utilizando las empresas en México para apoyar su función de compra? Te invitamos a descargar nuestro estudio más reciente. Esperamos tu retroalimentación que es de gran valor para nosotros.

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *