Lidiando con la inflación

category management

Todo indica que el mundo se puede mover a inflaciones de 2 dígitos y mucho de los compradores y directivos actuales no tienen experiencia en estos ambientes, por lo cual, es importante tomar acciones oportunas para enfrentar y minimizar adecuadamente su impacto negativo en los precios y la relación con los socios de negocio

High inflation, Uncharted Waters for Supply Management” realizado por IMS y ATKearney identifica situaciones macro-económicas, como la economía en crecimiento y la falta de trabajadores, como señales de una creciente inflación en el mercado de USA. Lo anterior, se alimenta también de las políticas protectoras y el aumento de los costos de transporte, finalmente, todo esto se refleja en la inflación más alta desde Febrero del 2012.

A todo lo anterior, tenemos que sumarle el crecimiento internacional de los precios de muchos commodities, es por esto que el ISM realizó una encuesta, con más de 300 miembros de diferentes industrias, para identificar sus reacciones ante el inminente presencia de un ambiente inflacionario.

Uno de los primero síntomas de la inflación es que los compradores pierden poder de negociación, y esto es aún más grave cuando consideramos que la mayoría de los actuales negociadores nunca han trabajado en un ambiente de inflaciones de 2 dígitos, que es el que está por venir. En muchas industrias, como la electrónica y la automotriz, debido a la eficiencia y la introducción de nuevas tecnologías, los precios se han movido consistentemente a la baja, pero es claro que es muy difícil lograr reducciones de costos cuando los proveedores demandan un ajuste de precios al alza.

El crecimiento de los precios, hace difícil para los compradores calcular los incrementos que requerirán los proveedores para compensarla y menos cuando algunos de ellos han operado con márgenes muy bajos durante los últimos años y están buscando la forma de recuperarse.

El resultado del estudio mostró los siguientes datos:

  • 47% de los compradores están procurado o muy preocupados sobre la inflación en productos que no son commodities y 63% sobre commodities y materias primas.
  • 34% de los compradores están algo preocupados sobre la inflación en productos que no son commodities y 22% sobre commodities y materias primas.

Esto pone presión en diferentes áreas:

  • 36% están preocupados por la incertidumbre y 12% muy preocupados.
  • 31% están preocupados por perder competitividad y 14% muy preocupados.
  • 30% están preocupados por un impacto sobre el ciclo económico y 9% muy preocupados.
  • 23% están preocupados por un impacto sobre el ciclo económico y 17% muy preocupados.

Las empresas consideran que para navegar en los “mares de la inflación”  es necesario trabajar en las siguientes áreas:

  • Selección de proveedores. Un criterio relevante para la selección de un proveedor debe ser su capacidad de controlar los costos y no solamente pasarlos a los clientes generando problemas en la relación. Las empresas participantes de la encuesta consideran que solamente el 19% de sus proveedores tienen una habilidad para controlar el costo superior al promedio, 47% consideran que los proveedores tienen esta habilidad en un nivel promedio.
  • Análisis del mercado. Pocas empresas tienen un programa formal para el análisis de los mercados y esto limita la capacidad de generar mayor valor con los proveedores. En este punto, 57% de los participantes tienen sistemas informales de monitoreo del mercado, 42% operan con precios públicos de los commodities y 40% dicen tener un equipo interno que hace analítica de mercados de fuentes públicas y privadas.
  • Comunicación interna. Considerando la dificultad que implica lograr ahorros en tiempos de inflación, el valor del área de compras debe ser evaluado con otras variables y las “evasiones de costo”, avoidances, pueden tener más relevancia. Si los precios van a subir, es conveniente que la organización lo sepa lo antes posible, sin embargo solo 43% de los participantes indican tener comunicación regular con los interesados acerca de movimientos de costos, 28% comunicación particular solo con los interesados clave, y 9% definitivamente no tienen comunicación sobre el tema.
  • Colaboración interna. Para enfrentar los retos de la inflación, el trabajo entre finanzas y compras debe ser muy estrecho, 62% de los participantes reconocieron trabajar con esta área para planear sus negociaciones.
  • Colaboración externa. 67%, de los participantes indicaron que trabajar con los proveedores mediantes sólidas relaciones es el enfoque más común para enfrentar la inflación, seguido del manejo de inventarios, 52% y mejorar el pronóstico de la demanda, 48%. La colaboración y la comunicación es la base de una buena relación con los proveedores.

Si enfocamos a la inflación como un riesgo del mercado, podemos utilizar las estrategias típicas para gestionarlo:

  • Esto implica no aceptar los aumentos, pero solo se puede aplicar cuando se tiene un gran poder de compra y la relación es más transaccional. Hay que tener presente el impacto en el mediano plazo sobre la salud del proveedor.
  • Esto implica apoyarse con herramientas financieras que permiten especular en el mediano plazo con los precios a la alza. En este caso el impacto puede ser gestionado por el proveedor o por ambas partes.
  • La empresa por si sola especula en los mercados de commodities para proteger el movimiento de los precios.
  • Pasarlo al cliente. Si no se pueden aplicar algunas de las estrategias anteriores o no se tiene la capacidad de modificar la composición del producto para usar productos de menor costo, esta puede ser la solución.
  • Esta estrategia se basa en asignar recursos financieros para inventariarse de los productos o fabricarlos internamente para reducir su costo de adquisición

La selección de la estrategia depende de factores como la tolerancia al riesgo de la empresa, sus restricciones operativas, la dinámica del mercado, la relación con sus proveedores así como de la categoría. De hecho, se pueden combinar las estrategias para mayor impacto. Para mejorar la selección de las estrategias, se puede crear un comité para manejo de la inflación, que incluya ejecutivos de diversas áreas y tenga como objetivos prioritarios:

  • Manejar el proceso de los incrementos de precios.
  • Ser un nivel de escalación para decidir las estrategias de mitigación.

Lo más importante, es entender que esto es un fenómeno fuera del control de compras, que requiere un enfoque proactivo de la organización basado en sus fortalezas y el respeto en las relaciones con los proveedores.

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.