Mejorando la adquisición de bienes de capital

Aún existen muchos compradores que su día a día siguen utilizando el precio y no el costo total de propiedad, TCO, como la base para sus decisiones. En el caso particular de bienes de capital, el utilizar «ciclo de vida» contribuye a una mejor selección del equipo a adquirir. Tenemos una predisposición a suponer que los bienes de capital deben ser comprados, por lo que generalmente no valoramos escenarios considerando opciones de renta o arrendamiento.

Algunos aspectos asociados con la propiedad del equipo que deben ser considerados cuando se está evaluando la necesidad de tener un bien de capital en la organización son:

  • Tener capital congelado. Poseer un equipo, implica destinar en definitiva un capital que pudiera utilizarse en aspectos más críticos del negocio. ¿Qué beneficios podríamos obtener de este dinero en caso de rentar o arrendar el equipo?
  • Costo de equipo parado. Cuando el equipo es propiedad de la organización y presenta una falla, asociado a la reparación existen costos de tiempos muertos, que incluyen el personal parado y del servicio no prestado, mismos que no ocurrirían ser equipo estuviera bajo un modelo de renta en el cual el proveedor proporcionará un equipo de remplazo mientras se efectúa la reparación.
  • Disposición final. Que costos y acciones están asociados con la adecuada disposición del bien de capital al final de su vida útil. ¿Existe realmente un valor remanente? Posiblemente sería más cómodo simplemente devolver el equipo al arrendador o a la empresa que lo ofrece en renta.

Por otro lado, es común que durante la evaluación de un bien de capital se omitan los siguientes costos:

  • Adecuaciones al sitio. Se deben tomar en cuenta las adecuaciones y maniobras asociadas con la instalación de un nuevo equipo o el remplazo de uno existente ¿Serán necesarias adecuaciones eléctricas o neumáticas además de las propias de la cimentación? ¿Será necesario adquirir nuevos equipos par de suministro de la energía eléctrica o el aire?
  • Capacitación. Cuánto se invertirá en la capacitación inicial del personal asociado con el mantenimiento y operación del bien de capital para el arranque así como para el personal que en el futuro se vaya integrando en su operación. En muchas ocasiones la capacitación inicial está incluida en el precio y se olvida considerar las posteriores que son consecuencia natural de la rotación del personal

Afortunadamente, hoy existen modelos muy completos de evaluación de este tipo de compras y generalmente las pueden proporcionar los propios proveedores de los equipos, sin embargo; debes asegurarte que los conceptos planteados en este artículo están considerados y además abrir tu búsqueda a opciones de renta o arrendamiento donde podrás descubrir beneficios interesantes.

Si tienes alguna necesidad de investigación o análisis relacionados con casos de estudio sobre alguna práctica o solución tecnológica; o bien, sobre tendencias de la función de compra y el mercado de soluciones escríbenos a estudios@spendmatters.com y con mucho gusto te asesoramos.

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *