Millennians Felices

La generación “Y” o de los “Millennians” está entrando a la fuerza de trabajo con todo, y en lo que nos corresponde también a las áreas de compras. La pregunta es ¿Cómo mantenerlos contentos y enganchados a la manera en que les gusta? —con tecnología. Para hacer que esto suceda, las interfaces de soluciones están siendo reacondicionadas rápidamente: Móviles/multi-dispositivos personalizadas, orientadas al consumidor, con tableros de control, colaborativas, proactivas (basadas en analíticos en tiempo real), etc..,

La influencia del área de compras debe ser habilitada, no obstaculizada por la tecnología, la adopción al 100% es el objetivo principal, especialmente porque la fuerza de trabajo cambia de manera constante (mucha rotación).

En la medida que la Generación “Y” no logre encontrar aplicaciones tecnológicas –adecuadas—, para realizar sus tareas, la desilusión con la tecnología de la vieja escuela —y con organizaciones de compras de la misma—, sólo aumentará, esto no ayudará a la organización de compras ir hacia adelante. Será la incorporación de futuros líderes con una visión de una organización de compras progresiva lo que podrá prevenir esto. “Milenializar” la tecnología para la función de compras no es un capricho, es una necesidad para toda organización.

¡Configurar es lo de hoy!

Configuración como parte de la implementación de soluciones en un entorno SaaS / nube, es cada vez más común que la personalización a nivel de código. Configuración no es solamente sobre el software o aceptar estándares de mejores prácticas como un punto de arranque. La configuración masiva finalmente estará este 2015 en todo lo relacionado con “compras”.

Las organizaciones de compras adaptarán sus procesos no solo en relación a las categorías de gasto para abastecimiento, sino para las necesidades de todos sus clientes internos, y para realidades de sus actuales procesos de compra a pago (P2P) y de administración de proveedores.

Esta es una manera de aprovechar la sabiduría de las multitudes dentro y fuera del área de compras. Se trata de estandarizar el mejor proceso y práctica, así como, al mismo tiempo las modificaciones y personalizaciones de la “última milla”. Aunque probablemente lo más importante es que impulsa a todos los involucrados a aceptar la responsabilidad y adoptar una solución o proceso en particular, después de todo su voz fue escuchada.

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *