Modelos y modelaje de Cadenas de Suministro

Cada cadena de suministro es única, sin embargo, algunos principios y herramientas son comunes para su diseño y operación. Integrar aspectos de sostenibilidad y nuevas tecnologías al modelo de operación de una cadena de suministro es una necesidad prioritaria para enfrentar los actuales retos de los mercados

How This Chocolate Company Is Challenging Hershey's and Nestle's Business Model (and Winning)” es un artículo publicado por Kate Harsidon, que nos platica el caso de una empresa llamada Divine Company, que a diferencia de las grandes productoras multi-nacionales de chocolate, ha creado modelo de negocio ético y rentable.

El éxito de esta empresa, es que los grandes productores de cacao ubicados en áfrica, son accionistas de negocio y comparten los beneficios del éxito. Esto contrasta dramáticamente con el tipo de relación que tienen con las grandes empresas, en donde en los últimos años se han presentado múltiples demandas y boicots con relaciona a casos de trabajo forzado.

La empresa tiene más de 20 años de operación, tiene más de 85,000 miembros, vende productos en 10 países alrededor del mundo. El 2% de las ganancias generadas por la empresa, se destinan directamente a proyectos claves de desarrollo para la salud y bienestar de las comunidades.

Divine es un buen ejemplo de cómo se puede trabajar en comercio justo y ser un promotor de bienestar social. El modelo, debe ser utilizado por las grandes multinacionales para transformar su rol como generadores de bienestar social.

Por otro lado, las cadenas de suministro, generalmente crecen a través de pequeños incrementos en sus líneas productivas, en nuevos segmentos de mercado, en nuevos territorios por lo cual tenemos que aceptar que el crecimiento es generalmente el resultado de muchas pequeñas decisiones y no de una estrategia integral perfectamente definida.

Además de lo anterior, las cadenas son dinámicas e inciertas, los requerimientos de los clientes, las capacidades de los proveedores, las presiones competitivas y los cambios el economía, afectan fuertemente la eficiencia de las cadenas, y muchos de estos cambios no pueden ser anticipados.

Cuando una cadena crece, puede llegar al punto en el cual no se tiene claridad de lo que ocurre punta a punta, por lo que resulta prácticamente imposible saber es donde se encuentran las mayores debilidades de esta, y es ahí donde se pierde la competitividad.

Este escenario, es una clara muestra de necesidad de modelar las cadenas de suministro para que los ejecutivos y gerentes puedan tomar decisiones tienen una visión completa del flujo que les permita rápidamente medir los impactos causa-efecto de cualquier decisión que se tome.

El modelaje, basado en la visión de A.T. Kearney, abarca diferentes horizontes y tiene diferentes usos por ejemplo:

  • El modelaje estratégico, con horizonte de hasta 10 años, sirve para evaluar aspectos estructurales, cuantificando las decisiones del negocio.
  • El modelaje de diseño, que generalmente cubre hasta 24 meses y tiene como objetivo definir la ubicación de los activos y optimizar el uso de las fuentes de suministro.
  • El modelaje de planeación, este tiene un horizonte de 13 meses y se centra la planeación de los recursos, así como en la definición de los inventarios.
  • El modelaje de ejecución, abarca unos 14 días y su objetivo es brindar visibilidad y reportar indicadores de desempeño.

A estos 4 tipos de modelos, podemos adicionar uno más, enfocado en planes de contingencia, que se desarrolla para estar preparado ante una falla no esperada en alguno de los miembros de la operación.

El modelaje permitirá la empresa optimizar el uso de sus recursos, sus inventarios y la operación de su red, pero no debemos subestimar el trabajo que implica la definición de los objetivos buscados, la recolección y validación de la información, así como el desarrollo del talento que se encargará de su administración y de la toma de decisiones resultante.

Recordemos que la actualidad, los objetivos estratégicos de las organizaciones van más allá de solamente el dinero, mejora la experiencia del consumidor y actuar bajo principios de responsabilidad social, deben de ser elementos relevantes en las variables de maximización de los algoritmos con los que trabajan los modelos. Además de esto, la ganancia ya no puede ser vista de manera individual, sino que se tiene que considerar el retorno que todos los miembros del ecosistema recibirán.

Los elementos más importantes que deben considerarse en el desarrollo de los modelos son:

  • Transportación
  • Mano de obra
  • Costos de instalaciones
  • Inventarios
  • Niveles de servicio
  • Restricciones
  • Intangibles, como los valores de la organización

Para conocer más acerca de los retos del modelaje, le recomendó revisar la serie de artículos incluidos en  “Design & Optimize, The Key to Supply Chain Success” publicado por Supply Chain Management review.

El caso de Divine, representa de alguna forma una visión “romántica” de lo que todas las cadenas de suministro deberían ser, el modelaje, nos muestra el lado científico de cómo crear algoritmos que consideren factores tangibles e intangibles para la mejor toma de decisiones, sin embargo debemos aceptar que tener una cadena de suministro de excelencia tiene tantas interpretaciones como cada uno de nosotros desee verlo.

Por lo anterior, quiero hacer mención a un artículo de Larry Lapide llamado “Competitive Supply Chains”  que define las 4 principales características tangibles de la excelencia de la cadena de suministro como:

  • Soportar, mejorar y ser parte integral de la estrategia competitiva del negocio
  • Aportar diferentes modelos operativos para mantener la competitividad
  • Comportarse adecuadamente bajo una serie de indicadores operativos de desempeño balanceados
  • Enfocarse en unas pocas prácticas de negocio “personalizadas”, que se combinan para soportar el modelo operativo y alcanzar adecuadamente los objetivos del negocio.

Para alcanzar lo anterior, se requieren seguir al  menos 3 pasos:

  • Definir la estrategia de la cadena de suministro. A esto debe ser una parte integral de la estrategia competitiva de la organización.
  • Modelar la organización y definir las métricas de desempeño.
  • Elegir las prácticas que permitirán a la empresa obtener sus resultados optimizando los recursos, considerando en todo momento 3 factores esenciales: la respuesta al cliente, la eficiencia y la utilización de los activos.

El camino hacia la cadena de suministro ideal no tiene destino, es algo infinito que requiere de un balance dinámico de prioridades y un trabajo colaborativo. Hay que enfrentar el reto y hacer uso de todos los recursos humanos y tecnológicos disponibles.

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.