Nuevas estrategias en la categoría de personal temporal

El uso de personal temporal es una práctica que continuará creciendo en las organizaciones conforme el modelo de competencia en el mercado se base en la agilidad que tengan las empresas para adaptarse al entorno.

Algunas personas no ven con buenos ojos este modelo laboral porque lo consideran negativo para el empleado, como algo “contrario a los logros laborales de los trabajadores”. Sin embargo, hay toda una nueva generación de profesionistas altamente calificados que han adoptado el modelo temporal como una forma de vida que les da mayor libertad, mayores ingresos y para muchos la bendición de no tener que lidiar con el mismo jefe o la misma cultura organizacional por mucho tiempo.

Como cualquier categoría de compras, definir sus estrategias es un trabajo multifuncional que requiere considerar los aspectos legales de la contratación y el manejo de información, los aspectos de clima laboral y desarrollo asociados con la interacción del temporal con el personal permanente y el aspecto financiero asociado con el gasto que implica el servicio prestado por la persona y en su caso la empresa que lo proporciona.

Basados en los comentarios de Adecco: "How to better control staffing cost”, el gasto de esta categoría se sale de control porque no se cuenta con claras guías y protocolos, los gerentes crean sus propias relaciones con proveedores que les cubren sus vacantes y no hay un proceso centralizado de contratación que mantenga esto bajo control.

Lo anterior no implica que no se pueda tener más de un proveedor y que no existan algunos que satisfagan mejora ciertas necesidades, lo que se requiere es una estrategia y un proceso que permita estandarizar los procesos de contratación y alinea los precios con los del mercado garantizando a la empresa los menores riesgos laborales, de propiedad intelectual y financieros.

Como cualquier otro gasto, debe ser monitoreado, analizado y optimizado mediante un grupo multifuncional que recibe reportes estandarizados de  los proveedores.

El contar con un pronóstico de los perfiles y volúmenes que se requerirán también contribuirá a mejorar los resultados de estas “adquisiciones” trayendo el mejor talento, oportunamente y a un precio competitivo.

En muchas organizaciones este tipo de compras se califican como “vacas sagradas” y los compradores prefieren no interferir en las decisiones del área de recursos humanos  o de las gerencias para evitar conflictos innecesarios, pero el crecimiento del gasto de la categoría demanda una atención formal a este tema que presenta grandes oportunidades para generar valor.

No dejes de seguirnos esta semana, te garantizamos artículos de gran relevancia, útiles para ti.

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *