Oportunidades en la logística inbound

En otro excelente White paper llamado “Inbound Transportation: Is it the Missing Link in Your Supply Chain?”, C.H. Robinson nos aporta valiosos consejos para mejorar nuestras operaciones logísticas dentro de la cadena de suministro, y en este caso en un tema relevante para los compradores, la logística de entrada, la recepción de componentes y materiales de parte de los proveedores.

Esta es generalmente una categoría poco atendida, ya que muchas veces en estas decisiones no participa un profesional de suministros y la selección o asignación es realizada directamente por el responsable de las operaciones logísticas. De hecho, algunas organizaciones prefieren comprar con entrega en sus instalaciones y evitarse las molestias de lidiar con el problema del transporte.

Las presiones actuales de los mercados demandan que el material fluya lo más rápido posible, coordinar la entrada del material es básicos para lograr un adecuado flujo de materiales. Además, como parte de la nueva idea de conocer el CTS, el Costo to Servir, es necesario alcanzar un adecuado control de los costos del transporte de entrada de los componentes y productos terminados.

El mejor control del costo de la logística de entrada, permite evitar que el proveedor haga ganancias sobre los fletes, se gane visibilidad del material en tránsito y al mismo tiempo se puedan reducir los inventario. Además, es posible optimizar la administración de los fletes reduciendo viajes vacíos y transportes subutilizados cuando se coordinan los flujos de entrada y salida de la organización.

Una de las decisiones importantes de esta categoría es decidir el grado de control que la empresa desea de este tipo de transportes. En general hay 3 escenarios:

  • La empresa mantiene el control total, lo que implica dedicar recursos y realizar inversiones para logar visualización y algo de mejora en el uso de los recursos.
  • La empresa o su 3PL controla ciertos proveedores y algunos proveedores administran su servicio. esto implica múltiples fuentes de información y una sub-optimización.
  • La administración es parte de los servicios que ofrece el proveedor de servicios logísticos, 3PL, quien consolida la información, ofrece indicadores de desempeño, visibilidad y optimización.

Algunas mejores prácticas para minimizar el costo asociado con el transporte de entrada de la mercancía son:

  1. Maximizar el uso del transporte. Desarrollar estrategias agresivas para maximizar el peso o cubicaje utilizado. Esto implica evaluar los costos de transporte con los costos de ordenar y mantener inventario. Obviamente todo esto dentro de los límites que marcan las regulaciones, la seguridad y el sentido común.
  2. Consolidar fletes. Esto es más fácil cuando se opera a través de un proveedor de servicios logísticos, 3PL, que puede compartir la unidad con diferentes clientes. El uso de entregas directas reduce los tiempos de entrega y los niveles de inventario.
  3. Integrar el transporte de entrada con el de salida. Lo que implica coordinar mejor las entregas y los regresos de las unidades. Esto puede requerir coordinarse con miembros de su cadena de suministro u otras empresas que tengan compatibilidad en recorridos. El reto es reducir los viajes vacíos de las unidades.
  4. Optimizar las rutas. Con el apoyo de un TMS, las empresas pueden optimizar la programación y la visibilidad de los embarques.
  5. Revaluar tarifas con la frecuencia adecuada. El objetivo es asegurar que las partes tienen alineados los recursos requeridos para la demanda proyectada. La evaluación debe ser bajo el concepto de TCO, para evitar que el proveedor de un mal servicios justificado con un bajo precio.
  6. Lograr visibilidad de los flujos. Esto contribuye mejorar los inventarios y los niveles de servicio. estos datos se pueden combinar con el análisis de datos históricos para tener una mejor base para la toma de decisiones.
  7. Eficientar la internación de mercancías. Mayor información, permite acelerar el cruce de fronteras, reducir costos y optimizar el movimiento de materiales con modelos tipo el cruce de andén.
  8. Mejorar los costos de la tercerización. Un mejor control de la información de la mercancía de entrada, permite al proveedor de servicios logísticos mejorar el manejo de sus recursos y esto se puede reflejar en menores costos, riesgos y tiempos de respuesta.

En general, la optimización de los fletes de entrada se traduce en:

  • Reducciones en los inventarios. Motivado generalmente por la mayor visibilidad y mayor confiabilidad de las entregas.
  • Reducción en tiempos de respuesta. Mejor coordinación en los almacenes para la descarga, acomodo y salida de materiales. El material se mueve menos y más rápido.
  • Mejoras en el capital de trabajo. Esto es consecuencia de menores inventarios y mejores entregas que reducen los plazos de cobranza.

Por lo anterior, las decisiones de fletes deben considerar simultáneamente, costos, inventarios y flujo de caja.

El estudio de C.H. Robinson, indica que en 2015, empresas que mejoraron su logística de entrada reportaron ahorros promedio de 9% en los costos logísticos, 5% en los costos de inventario y 15% en los costos fijos logísticos junto con mejoras en el “fill rate”.

Para mejorar este proceso y lograr tener un mejor control de esta categoría de compras, se recomiendan realizar los siguientes 4 pasos:

  1. Identificar e involucrar a todos los interesados, stakeholders. Como en cualquier otra categoría, es relevante que participen todos los que se verán afectados por algún cambio en la operación o la estrategia. En este caso serían los usuarios, el almacén, servicio al cliente, logística y obviamente compras. Entre ellos deberán definir las expectativas y estrategias.
  2. Definir KPIs. Estos deben estar lineados con la estrategia y ser fáciles de medir. Se recomienda que se mida el servicio, el costo, el tiempo de entrega, la utilización de las unidades así como los valores agregados.
  3. Crear mecanismos de comunicación y colaboración. Compartir lo resultados en tiempo real, tener reuniones cara a cara con un enfoque claro en mejora continua.
  4. Administrar las expectativas. Tomar en cuenta el proceso de aprendizaje y ser paciente para lograr mejorar en el proceso. Apoyarse de herramientas analísticas y modelaje para optimizar los recursos.

 

Déjanos tu opinión es muy importante para nosotros. También no olvides suscribirte a nuestro resumen semanal en esta liga síguenos en nuestras redes YouTube,  Twitter y en Linkedin.

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *