Optimizando la logística Inbound

El adecuado manejo del transporte “inbound”  representa para las empresas una importante oportunidad de mejora en la operación de sus almacenes y tiene como consecuencia beneficios económicos y sobre el servicio al cliente final.

En varias ocasiones hemos abordado el tema del transporte como un elemento clave para la correcta operación de las compras, la empresa en particular y la cadena de suministro en lo general. El flujo de materiales sigue siendo la esencia de las cadenas de suministro y por eso el transporte tiene una gran relevancia en el servicio y las ganancias.

La empresa Kuebix, publicó un documento llamado “The art of Inbound” en donde aporta alguna ideas interesantes para este tipo de transporte en particular.

Resulta común que las organizaciones no tengan una clara estrategia para sus fletes de entrada, los materiales llegan de los proveedores sin un plan para reducir el costo de transporte y maniobras asociadas. Esta falta de visión hace que los mismos proveedores no tengan claridad sobre algunos estándares operativos básicos que facilitarían la operación del almacén y de la cadena en general.

Entre los problemas más evidentes de esta falta de administración del transporte de entrada tenemos:

  • Ineficiencias en el transporte y las operaciones del almacén debido a la falta de consolidación de las cargas.
  • Poca visibilidad del trabajo esperado en el desembarque junto con cambios frecuentes en las llegadas que ocasiona problemas operativos del almacén.
  • Altos costos de transporte debido a la falta de una guía de ruteo o procedimientos básicos.

Para resolver en gran medida los 3 problemas anteriores, Kuebix nos propone diversas acciones específicas de mejora, las que me parecen más relevantes para considerar por la mayoría de las empresas son:

  1. Trabajar junto con los proveedores para determinar el método más económico para manejar cada embarque. Esto incluye identificar cuando el envío debe ser controlado por el cliente y cuando por el proveedor. El objetivo central del nuevo proceso debe ser alcanzar el menor costo, el proceso más simple junto con el mejor servicio.
  2. Implementar una guía estándar de ruteo. El objetivo es establecer procesos obligatorios que serán utilizado para todos los envíos manejados por los proveedores o la empresa. Esto debe traducirse en mejoras en los precios de envíos consolidados así como en la maximización de oportunidades para utilizar esta opción.
  3. Las estrategias de transporte deberán ser realizada en conjunto con el área de compras. Partiendo de la base que la relación con los proveedores la maneja el comprador, es importante que ellos entiendan como el desempeño de las entregas de los proveedores impactar eficiencia de los almacenes. El cumplimiento a los requerimientos de transporte deberá ser parte de la evaluación de los proveedores así como un elemento del costo de adquisición.
  4. Consolidar los transportistas de carga. Reducir las opciones de proveeduría a un grupo selecto permitirá simplificar operaciones como el manejo del patio y maximizar las oportunidades de consolidación. Tener una gran cantidad de proveedores llegando simultáneamente el almacén es sinónimo de caos. Se deberán elegir los proveedores con las mejores tarifas y servicio que puedan atender a la empresa y a sus proveedores y a los que le resulte interesante la consolidación del volumen para poder se traducirá en mejoras para ellos y para la organización.
  5. Cuando sea posible, consolidar los embarques en camiones completos para reducir los frentes y los costos de desembarque. La consolidación de proveedores de transporte facilitara este proceso, descargar de 10 a 14 embarques LTL, puede ser cinco veces el costo de descargar sólo una unidad.
  6. Implementar un programa de tarifas dinámicas para el costo de los fletes y reducir los costos con los proveedores. El objetivo es asegurar el costo más bajo.
  7. Implementar una serie de estándares con los proveedores de transporte para modificar sus conductas. El objetivo es modificar el comportamiento del proveedor para eliminar las eficiencias de costo y tiempo en almacén de recepción.
  8. Definir penalizaciones por incumplimiento a los procedimientos de entregas. EL objetivo debe ser “Motivar” a los proveedores a apegarse a las reglas establecidas. La intención no es penalizar, no se busca generar un ingreso en base a las  fallas de los proveedores, si no lograr una mejor eficiencia en la operación.
  9. Implementar un portal que provee visibilidad y control a las llegadas de material. El sistema servirá para saber quién será responsable del transporte, la empresa o el proveedor. Con el sistema se podrá dar seguimiento a las entregas y obtener mediciones de desempeño generales y específicas de cada proveedor y transportista.
  10. Desarrollar indicadores de desempeño. El objetivo es medir los beneficios tangibles de la estrategia así como identificar posibles áreas de oportunidad en la llegada de materiales.

Algunas de estas 10 sugerencias resultan más fácil de implementar cuando la empresa cuenta con  el apoyo de un sistema para la gestión del transporte, TMS, pero la mayoría pueden iniciarse sin tener que realizar una inversión económica considerable.

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.