Reclutando talento y proveedores

Las nuevas demandas de la cadena de suministro no solo exigen un nuevo perfil del profesional del área, sino también de proveedores que sean compatibles con la forma de actuar y pensar de nuestras organizaciones. El reclutamiento de personal y las visitas a proveedores son dos elementos clave en el rediseño de la función.

Con mucha frecuencia hemos hablado de la necesidad de transformar el perfil del personal que trabaja en la cadena de suministro, esto con el objetivo de que se encuentra preparado para aprovechar al máximo todas las nuevas tecnologías,  responder oportunamente a las crecientes demandas de los consumidores y optimizar la utilización de los dispositivos móviles. El talento, es sin lugar a dudas una prioridad en la profesión, ya que no sólo se debe contar con el personal con las competencias correctas para las posiciones operativas, sino que también es urgente desarrollar un nuevo perfil para asumir adecuadamente el nuevo liderazgo que demanda la profesión.

Recruiting Supply Chain Talent, es un artículo publicado por la versión norteamericana de Inbound Logistics, en el que se recomiendan algunas  acciones específicas para el tema del talento. Las que me parecen más relevantes son:

  1. Actualizar las descripciones de puesto. No podremos reclutar nuevo talento bajo los viejos modelos, ya que en la actualidad se requiere un mayor nivel de experiencia, nuevas habilidades, así una muy alta capacidad para trabajar en modelos colaborativo al interior y al exterior de la organización. Si no tenemos claro que buscamos, será difícil reclutarlo.
  2. Aprovecharse de las organizaciones especializadas en cierto tipo de industria. El talento no estará disponible en cualquier lugar, es mucho más probable encontrarlo en grupos que tienen intereses específicos, esto puede ser, organizaciones gremiales o grupos en medios sociales. LinkedIn es un gran ejemplo de desarrollo de grupos de intereses comunes.
  3. Asociarse con universidades. La relación empresa – universidad, es cada vez más importante para ambas partes, ya que la institución educativa le puede ofrecer a sus alumnos más alternativas para adquirir nuevos conocimientos y a las empresas les permite integrar en sus programas de desarrollo a jóvenes estudiantes que irán desarrollando las competencias requeridas por el mercado.
  4. Reclutar a personal en medios sociales. Las páginas de internet y las redes sociales, son actualmente una fuente importante para identificar al talento que puede ser integrado a la organización. Esto implica que los mandos medios y altos de nuestras organizaciones deben ser parte activa de los medios.
  5. Desarrollar programas de becarios. Ofrecer trabajo pagado a jóvenes estudiantes, es una forma interesante de atraer talento a la profesión.
  6. Ofrece salarios competitivos. La cantidad de información disponible en el mercado, permite a los candidatos conocer las diferentes ofertas existentes, por lo cual las áreas cadena de suministro deben ofrecer salarios competitivos. Esto está ligado con la acción número 1 de actualizar el perfil.
  7. Apoyarse en firmas de reclutamiento. Estas organizaciones tener la capacidad de evaluar más profundamente a los candidatos, asegurando que tenga las competencias así como también la compatibilidad cultural requerida. Solo hay que asegurarse que tengan claro el nuevo perfil de la profesión.

 

Por otro lado,  en su publicación “E3” de Septiembre / Octubre, el ISM abordó  el tema de “Maximizing Supplier Visits”, que es un tema que a lo largo de los años me ha resultado atractivo, porque lo identificó como una debilidad común en los profesionales de compras. La visita al proveedor es para mí un paso relevante en el “reclutamiento” de nuevos proveedores.

Considerando que en el futuro cercano la relación con algunos proveedores pasará de transaccional a integrada, la evaluación que se haga de estos deberá ser mucho más intensa, lo que seguramente incluirá visitas a sus instalaciones con el fin de validar sus capacidades en aspectos como: recursos, infraestructura, gestión del riesgo y seguridad, así como también la compatibilidad cultural.

Las visitas no deben limitarse a validar la infraestructura física, es necesario conocer a los líderes de la organización para entender su filosofía administrativa y su capacidad para trabajar bajo los requerimientos de calidad, precio, servicio y complemento regulaciones que la organización demanda.

Durante las visitas, también es importante validar la capacidad del proveedor para manejar adecuadamente los procesos de transición, esto es relevante cuando la organización estará tercerizando algunos de sus procesos. Asegurar que las organizaciones tienen el mismo enfoque hacia el cliente final, es esencial para simplificar los procesos de integración.

En la medida de lo posible, hay que evitar que las visitas se vuelvan presentaciones comerciales, el alcance más relevante es la capacidad de conocer y válida al equipo de liderazgo del proveedor, por lo cual es necesario desarrollar una agenda detallada de las personas y los temas que se desean tratar durante la visita.

Hay que aprovechar la visita para interactuar con el equipo de liderazgo del proveedor fuera de  sus instalaciones, lo que generalmente ocurre durante la comida o en una cena posterior a la visita. Muchas veces, los proveedores parecen muy similares en papel, pero una vez que se tiene la oportunidad de interactuar con ellos y conocer la forma en que utilizan sus recursos, se descubren grandes diferencias.

Las visitas no deben limitarse al proceso de evaluación inicial, debe ser algo que ocurre con frecuencia, ya que los equipos directivos cambian así como también los recursos disponibles. Estas visitas contribuyen a generar un ambiente de confianza y retroalimentación que solidifica la relación entre las organizaciones. Desafortunadamente, algunos altos ejecutivos piensan que estas visitas son una pérdida de tiempo, un costo innecesario, o lo que conocemos como “turismo industrial”. Sin embargo, la experiencia demuestra que son una inversión altamente rentable y aceleran la generación de valor en la relación cliente-proveedor.

Imagina por un momento que pudieras ir a la casa de cada uno de tus candidatos a ocupar un puesto, conocer sus valores personales, experimentar de primera mano cómo se relaciona con su grupo de amigos y cómo reacciona ante diferentes situaciones. ¿Aprovecharías la oportunidad?

 

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.