Retos en el desarrollo de las cadenas digitales

Las cadenas digitales son el modelo de negocio esencial para la operación eficiente y efectiva de las cadenas. Saber abalizar y seleccionar las tecnologías de información que aporten a las organizaciones el nivel de agilidad que demanda su mercado, es una competencia esencial en el éxito de las organizaciones.

Trabajar en ambientes de constante cambio, con cortos ciclos de vida de productos y una alta incertidumbre de la demanda, requiere de nuevas herramientas para garantizar que las empresas mantengas su competitividad.

Una de las soluciones a los nuevos retos es la digitalización de las operaciones de la cadena de suministro que permite lograr reducciones de costos, minimizaciones de riesgo, mejoras en la visibilidad y todo esto aporta finalmente a la empresa una mayor agilidad.

Un estudio realizado en Octubre de 2016 de la empresa IDC, predice que para 2020, las compañías con elevada madurez en su digitalización, alcanzarán mejoras en la productividad sobre sus competidores menos conectados en el orden de los $430 billones de dólares.

Para alcanzar una ventaja a través de la agilidad, se requiere que las mejoras se hagan a lo largo de todo el proceso y no se sub-optimicen algunas partes, es por esto que se requiere de un visión holística de la operación de la cadena.

Existen básicamente 4 metas que se  buscan al crear una cadena de suministro ágil:

  • Unificación. Tener solo una visión de lo que ocurre. Esto permite a todos los  miembros de la cadena tomar decisiones integrales en tiempo real acerca de productos, proveedores, órdenes, o embarques.
  • Estandarización. Operar en base a la misma información y procesos con el objetivo final de lograr eficientemente una mayor visibilidad de la información.
  • La información deberá contar con una sólida plataforma tecnológica que permita integrarla y facilite la toma centralizada de decisiones que beneficien a todos los miembros de la cadena.
  • El objetivo es poderse adaptar lo más rápido posible a los cambios del entorno, para aprovechar las oportunidades y evitar las amenazas. La reacción deberá buscar el menor costo total posible y el menor riesgo asociado.

Algunas situaciones donde la agilidad, basada en la digitalización, aporta grandes beneficios a la organización son las siguientes:

  • Cuando hay cambio en los marcos legales y comerciales que regulan el comercio internacional. Todos los miembros de la cadena deben adaptarse rápidamente a las  nuevas reglas de operación.
  • Cuando se desea integrar el ecosistema una nueva operación resultado de una compra o fusión. Los nuevos jugadores deben estar operando de forma coordinada en el menor tiempo posible para maximizar los beneficios del  nuevo modelo.
  • Cuando uno de los miembros de la cadena presenta problemas de operación y debe ser remplazado de forma temporal o definitiva. La integración de nuevos jugadores debe ser lo más simple posible y esto se facilita cuando hay claridad en los procesos y objetivos.
  • Cuando hay cambios regulatorios en los requerimientos de un producto. Adecuar oportunamente los productos a las regulaciones de cada mercado es esencial para mantener la competitividad.
  • Cuando se presentan eventos externos, como mal clima, que afectan los planes originales de operación. Responder con planes de recuperación perfectamente diseñados, probados y acordados es un elemento clave de la agilidad.

Como es de esperarse, el área de  tecnología de información es esencial en la digitalización de la cadena y no siempre aparece como una prioridad  para los responsables de estas áreas.  En algunas ocasiones en la búsqueda de simplificar su operación, el área de TI desea limitar el número de proveedores con los cuales trabajar y estos no siempre tienen las soluciones adecuadas para brindar el tipo de agilidad requerida por nuestra cadena de suministro.

Otro obstáculo lo representan los sistemas heredados, “legacy”, que incrementan la complejidad para integrar todos los datos de  forma que puedan ser analizados oportuna y adecuadamente.

Cuando la empresa se vuelve importante para un proveedor, se logra un mayor poder de negociación así como de influencia sobre futuros desarrollos, también simplifica el manejo de interfaces, hospedajes e incompatibilidades. Todo lo anterior impacta favorablemente en la reducción de los costos de la infraestructura tecnológica.

Sin embargo, la búsqueda de estos beneficios de la consolidación compromete el potencial que se puede alcanzar con el uso de la tecnología adecuada para la naturaleza del negocio. El  proveedor principal no siempre cuenta con los desarrollos adecuados para las necesidades de la empresa.

El dilema anterior, se disminuye con la disponibilidad de soluciones en línea que facilitan la integración u aportan las soluciones adecuadas para un mundo cada vez más complejo. Desafortunadamente esto no es totalmente comprendido o aceptado por todas las organizaciones que aún desean tener “el control” de sus plataformas tecnológicas.

Los miembros del área de TI deben tener la experiencia de negocio suficiente para poder identificar y apreciar los beneficios potenciales que cada aplicación puede aportar a la estrategia del negocio. La digitalización no debe ser vista como un proyecto tecnológico, sino como un rediseño de  la operación y las competencias de la organización.

Para dar una visión estadística del tema, consideremos lo siguiente:

  • En la actualidad solo 15% de las empresas consideran que los datos de su cadena extendida están disponible, en 5 años el número salta hasta 54%
  • Solo 23% de las empresas consideran que los datos de su cadena extendida son analizados, en 5 años el valor cambia a 68%
  • En 5 años, 94% de las empresas esperan recibir más reportes en tiempo real de lo que ocurre a lo largo de su cadena.

La organización debe tener una clara dirección hacia la digitalización, esto implicará ser muy cuidadoso en su selección de soluciones y aceptar cierta complejidad por el bien de la estrategia y del cliente final. El trabajo en equipo debe ser la norma para explorar y seleccionar la mejor tecnología que garantice la agilidad que demanda el mercado.

Tres  lecturas recomendadas sobre este tema son: Supply Chain Digitalisation Management Challenge, Richard Markoff and Ralf Seifert,  Digitization Creates a Strong Value Chain Enabling Supply Chain Agility, Amber Road así como The Current and Future State of Digital Supply Chain Transformation, estudio realizado por GTNexus, Infor y Capgemini.

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.