Retos para las empresas medianas en las Cadenas de Suministro

Las cadenas de suministro requieren de empresas de diversos tamaños, cada una con sus ventajas y limitantes. Estar consciente de esto y tomar las medidas adecuadas, ayuda a las empresas medianas a mejorar sus contribuciones de valor y proteger la continuidad de su operación.

Considerando que la nueva competencia se desarrolla entre cadenas de suministro y no entre empresas individuales, aprender a ser un elemento clave dentro de las cadenas en las que se participa se vuelve una competencia relevante.

De acuerdo al artículo “How to Be the Perfect Link in a Supply Chain” escrito por el MH&L Staff,  para que una empresa mediana pueda convertirse en un eslabón perfecto en una cadena de suministro, la empresa debe enfocarse en uno o dos clientes clave utilizar los servicios de 3PLs y considerar el compartir ideas con colegas integrándose a comités de suministros.

Las mejores empresas medianas entienden la importancia de una fuerte relación cliente-proveedor en la que se puede colaborar e integrar los sistemas de información. Las demandas de  velocidad, exactitud y seguridad de las cadenas actuales, son un reto complicado para este tamaño de empresas, por lo cual se estima que 53%  de las empresas medianas en USA se apoyan en 3PLs para tareas de almacenaje y transportación, esto les permite mejorar el servicio y la visibilidad.

En relación a la participación en comités de proveedores, se estima que en USA 40% de las empresas medianas participan en éstos, con lo que logran colaborar y aprender mejoras prácticas sobre cómo resolver problemas específicos, así como también revisar métricas e indicadores clave de desempeño.

En “How to avoid logistics failures in small businesses”, Oliver Pickup describe como los problemas y las fallas en las cadenas de suministro causan un mayor daño relativo a las pequeñas y medianas empresa, por lo cual éstas deben siempre planear para el peor escenario, independientemente si el evento parece tener pocas probabilidades de ocurrencia, las empresas deben estar preparadas para evitar que las consecuencias sean fatales para su organización.

El rápido crecimiento pone gran stress en las cadenas, no solo en los términos de poder entregar los productos, sino también, en la adquisición de materiales, personal e infraestructura, por lo cual hay que poner atención en 3 temas:

  • Tener una excelente comunicación a lo largo de toda la cadena para poder conocer con anticipación las expectativas del mercado y los socios de negocio para planear de acuerdo a éstas.
  • Conocer las limitantes propias y de los proveedores, para evitar que las demandas sobrepasen las capacidades, y en caso de que esto ocurra, evaluar el cambio a otros proveedores o la introducción de nuevos.
  • Ser relista con relación a las demandas que se pueden satisfacer, mejor decir no de forma oportuna a demandas que no se podrán satisfacer con la calidad y consistencias que se demandan.

Se estima que los principales puntos débiles de una cadena son causados  por inadecuados enfoques a la planeación, inadecuada gestión de los inventarios, un mal enfoque la administración de la relación con los proveedores, así como una mala respuesta en el servicio a los clientes. Esto pasa también en las grandes empresas y ocasionan fallas en el servicio, mayores costos y gran stress.

Otro tema relevante es que muchas pequeñas y medianas empresas se encuentran mal protegidas en cuanto al monto de sus seguros, el crecimiento y los cambios en el negocio dejan a la empresa expuesta a grandes pérdidas, por lo cual se requiere involucrar a las compañías aseguradoras para contar con una protección completa y adecuada.

El incremento de la velocidad en las cadenas coloca aún más presión en la operación, sabemos que los accidentes pasarán, por lo cual la capacidad para recuperarse es crítica y presenta una oportunidad para aprender del negocio e incrementar las ganancias y el crecimiento.

Para redondear esta visión, tomaremos en cuanta las ideas que Greg Gerstenhaber compartió en su artículo “Is Your Supply Chain A True Business Partner?” en donde indica que un verdadero socio de cadena hace lo siguiente:

  • Se alinea con la estrategia del negocio y toma decisiones que contribuyen a acelerar el crecimiento y el desempeño.
  • Administra considerando la totalidad de la cadena, punta a punta, y no solo viendo una colección de funciones que operan de forma separada.
  • Identifica oportunidades para generar valor, como puede ser el uso de nuevas tecnologías de información.
  • Cumple consistentemente con sus compromisos y tiene un desempeño altamente predecible.
  • Otorga cada año mejoras de productividad más allá de la inflación.

Un verdadero socio de negocio pone énfasis en 3 aspectos:

  • El comportamiento de la cadena con relación a las métricas básicas.
  • Que tan bien se integran las diferentes operaciones a lo largo de la cadena.
  • La agilidad, para responder oportuna y rentablemente a los cambios del entorno

Son los pequeños ajustes oportunos los que permiten a una compañía generar ganancias en la productividad y la utilidad. Solo en algunas ocasiones, será necesario la reinvención total de la cadena para poder ser competitivos.

Las cadenas de suministro requieren de empresas de todos los tamaños, entender las ventajas y limitantes de cada una de ellas es lo que hace que cada una sea única, con sus propias fortalezas y debilidades.

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.