—Sr. Gato, dígame cual camino tomar. —Con gusto Alicia, solo dime: ¿A dónde quieres llegar?

Me permito comenzar este artículo citando este texto extraído del cuento: «Alicia en el país de las maravillas» de Lewis Carroll, con la intención de usarlo como referencia para nuestro tema de hoy.

Regularmente en las plantas a la hora de querer analizar un «problema» de operación desde un paro prolongado de línea, falla en los servicios, averías o reclamaciones de calidad tienen como meta encontrar su causa raíz, y ¿quién no quisiera llegar al fondo del problema? solo que, no siempre sabemos a dónde vamos y probablemente no tomaremos el «camino correcto».

A continuación les comparto lo que en base a mi experiencia deberían ser las reglas para ejecutar un ejercicio de análisis de solución de problemas.

Regla no. 1

Lo más común es que formemos un «equipo multidisciplinario» que dicho sea de paso, en ocasiones por no «sacar» de la operación a quienes manejan los equipos, terminan haciendo el análisis los jefes de área, y eso —créanme—, no resultará nada bien. Por lo que como regla número uno, si no está el operador en el análisis, el ejercicio se debe suspender hasta que se garantice su presencia.

Regla no. 2

Si elegimos una herramienta como «Ishikawa» o alguna otra que implique una lluvia de ideas, recuerda que, a pesar de que una «regla de oro» es: respetar las ideas de todos, trata de ser asertivo y preciso. Recuerdo perfectamente un concepto usado en la industria de los alimentos con códigos como «haccp» —Análisis de peligros y puntos críticos de control— donde se recomienda declarar lo «razonablemente esperado», pues es igual cuando hacemos una lluvia de ideas, participa aportando causas posibles razonablemente esperadas. El evento ya sucedió, afortunadamente existe otro tipo de herramientas donde si se requiere echar a volar la imaginación, herramientas de solución preventivas como «Amef» —Análisis de modo de fallas y efecto— entonces se asertivo y realista cuando hagas tu lluvia de ideas y no olvides nombrar a un moderador.

Regla no. 3

Esperando que la regla anterior funcione, tendríamos un ejercicio de análisis más ligero, así que la regla número tres es: «No abandones el ejercicio. En muchas ocasiones con los primeros hallazgos asumimos de donde vienen nuestros problemas y decidimos regresar al piso a comenzar correcciones ya que nos ‹urge› resolverlo, —pero créanme—, el ejercicio debe terminar. Haciendo una analogía con la literatura mitológica, las herramientas de análisis de solución de problemas, nos darán una armadura y espadas filosas para matar al dragón —nuestro problema—, si abandonamos la herramienta regresaremos al piso ‹desarmados› entonces el dragón va a contraatacar con más fuerza».

Regla no. 4 (excepción de la regla 3)

Aunque lo recomendable como lo dijimos es terminar el ejercicio de análisis, también es importante mencionar que se debe tener mucha agudeza para detectar si haber comenzado un análisis era innecesario: —¿y cómo es eso?, ¿cómo puedo detectarlo? Cuando muchas de las acciones correctivas y preventivas se comiencen a leer como: —Se hablará con el operador, es una falla de comunicación. ¡Mal indicio!, tú no necesitabas una herramienta de análisis por más simple que esta fuera, porque estamos hablando de una cuestión de «Management», es decir; no hay un fenómeno físico, no hubo una reacción química, sino algo que «alguien» omitió porque tal vez no fue supervisado, no lo sabía, o no lo quiso hacer.

Concluyo hablando de la Regla no. 0

Si surge un problema en primera instancia no te «pierdas» en buscar la «raíz», primero ve a Gemba —piso de trabajo—, compara las condiciones de proceso: ideales vs. las reales y entonces enfócate en igualar las condiciones. Sino te es posible hacerlo con los recursos definidos, entonces ahora sí, literalmente tienes un «problema» por analizar.

¡Hasta la próxima!

Voices (4)

  1. Héctor Rosales:

    Saludos Ing., creo que todas las industrias u organizaciones se enfrentan a adversidades que les impiden o dificultan alcanzar sus metas u objetivos; es decir, “tienen problemas”o las diferentes variantes de estos, tal como lo mencionas en tu articulo, y una buena parte de estos problemas están relacionados con la calidad de los productos o servicios ofrecidos por la empresa.

    De hecho pienso que no todas las empresas u organizaciones saben cómo superar esos problemas en sus diferentes modos de falla, y a veces los problemas se resuelven de manera intuitiva, pero frecuentemente los problemas se hacen crónicos y limitan las posibilidades de éxito de la empresa.

    Todos los grupos de herramientas de resolución de problemas habidas y por haber(7 Herramientas de Calidad) están diseñadas para ayudar día a día a los operadores y sus procesos,pero creo que si no hay compromiso firme de la dirección y un apoyo de todos los que de una forma estamos en la empresa pues no se tendrán los frutos esperados.

    Creo que las mejores Herramientas son ineficientes si no son dirigidas por personas preparadas y con experiencia “Si el director de la orquesta no sabe mover la batuta para dirigirla , pues los músicos tocaran una melodía desafinada”.

    En mi experiencia en los grupos de mejora o equipos de trabajo que he trabajo se constituyen para solucionar un problema concreto y se disuelven una vez que se ha resuelto o los diversos problemas que se puedan presentar en un departamento o proceso, por eso menciono que es importante la continuidad y compromiso.

    Y coincido que los mejores frutos o resultados obtenidos cuando hay problemas los obtuve cuando trabaje en el Gemba como lo mencionas, ya que es la linea de fuego.

    Para concluir mi comentario, creo que una empresa que tenga la capacidad de “resolver los problemas” adquirirá una ventaja competitiva sobre sus competidores.

    Saludos!!!

    1. Xavier Olivera:

      Gracias por su comentario, se lo haremos llegar al Ing. Juan Gilberto, saludos

  2. Cesar Velazquez:

    Gil, gracias por compatir tus conocimientos. Tienes la virtud de explicar estos temas de una forma muy práctica, muy fácil de entender y muy fácil de ejecutar.
    Muchas Gracias!

    1. Xavier Olivera:

      Gracias por sus comentarios, se los haremos llegar al Ing. Juan Gilberto, saludos

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *