Tendencias en el Diseño de las cadenas de suministro

99designs

El diseño es un elemento fundamental para la efectividad de las cadenas de suministro ya que impacta en la satisfacción de los clientes y la productividad de los procesos, es por eso que debe ser considerado un proceso clave en la gestión del negocio.

Existen muchas evidencias que indican que aproximadamente el 80% del costo de un producto se define desde el diseño, por lo cual, es ahí donde debe iniciar el compromiso por elaborar productos que sean fácilmente fabricables, sostenibles y comercializables, pero también que cuenten con suficientes fuentes de suministro confiables para reducir los riesgos y la dependencia de los proveedores.

El profesional en suministros, debe conocer sobre diseño y colaborar intensamente con las áreas responsables del proceso en una real generación de valor y gestión de riesgos.

El diseño va más allá de hacer productos bonitos, es el proceso entender las necesidades de los clientes y a partir de allí, crear productos o servicios que atiendan sus necesidades no satisfechas. Puede sonar simple, pero es un reto muy complejo ya que simultáneamente se debe cumplir aspectos de funcionalidad, emotivos, conexión y facilidad de uso, y al mismo tiempo satisfacer la experiencia del cliente. Consideremos también que en la actualidad, la diferencia entre el mundo físico y el mundo digital está desapareciendo, lo que hace más difícil generar diseños que sobresalgan sobre la competencia

Un artículo publicado por McKinsey llamado “More than a feeling: Ten design practices to deliver business value”, escrito Benedict Sheppard, John Edson, y Garen Kouyoumjia, nos presenta 10 mejores prácticas con relación al diseño que deben ser consideradas por todas las organizaciones.

Existen 3 características que poseen las empresas que mejor utilizan la función de diseño:

  • El diseño es algo más que un departamento. Es el proceso responsable de liderar a todas las funciones y enfocarlas en el cliente, por lo que es un trabajo multifuncional que debe compartir incentivos con las otras áreas y mantener una interacción permanente con el cliente.
  • El diseño es una tarea permanente. En las fases iniciales del desarrollo, se combinan técnicas como análisis de datos, información de medios sociales, grupos de enfoque e información etnográfica, para entender mejor las necesidades del cliente, sin embargo las mejores compañías continúan escuchando e iterando más allá de la fase conceptual, manteniendo un enfoque en mejorar la experiencia del cliente aún después del lanzamiento.
  • El diseño es más que un sentimiento. El proceso debe ser medido y gestionado tan cercana e intensamente como se hace con el costo, la calidad y el tiempo. El trabajo del responsable del área, debe realizarse “Hombro con hombro” con las cabezas de las áreas de ventas, operaciones y finanzas.

Como resultado de estas características, se generan 10 mejores prácticas que es necesario considerar al diseño y operación del área:

  • Las empresas en donde diseño es un departamento que actúa de manera aislada, se obtienen menores beneficios financieros que en aquellas que trabajan en equipos multifuncionales enfocados en el diseño.
  • Es necesario la convergencia entre los diseños físicos y el digital así como con todos los servicios asociados para mejorar el desempeño financiero de los productos y servicios ofrecidos.
  • El ambiente de trabajo debe ser más el de un taller mecánico que el de un cubículo de oficina. Las condiciones laborales deben estar diseñadas para promover la colaboración, manteniendo el enfoque de construir un gran producto trabajando en equipo.
  • Se debe concebir el diseño como un proceso continuo y no solamente con una fase del ciclo de vida. La atención siempre debe estar puesta en la satisfacción del cliente y su retroalimentación sobre la experiencia en el uso del producto o servicio, debe retroalimentar el diseño de la solución.
  • La disponibilidad de información a través Del uso de la analítica, debe complementar la visión del diseñador Sobre las necesidades del cliente. La información obtenida en grupos de enfoque y En observación de campo, Debe complementarse con resultados cuantitativos En las revisiones en líneas O las reparaciones en garantía Para tener una visión más completa.
  • Tradicionalmente las organizaciones realizan un prototipo al inicio del diseño, sin embargo, bajo un proceso interactivo, se requiere utilizar un enfoque “ágil” que genere múltiples prototipos a lo largo del ciclo de vida para probar y mejorar la solución, en función de la retroalimentación de los mercados.
  • El diseño debe ser visto como una función de alta dirección. Los líderes del diseño deben ser al mismo tiempo líderes del negocio que defienden las necesidades de los clientes, pero al mismo tiempo entienden las prioridades estratégicas de la organización.
  • Tradicionalmente, algunas decisiones importantes en el diseño se basan en opiniones o preferencias personales, en lugar de que éstas estén basadas en hechos contundentes que representan las verdaderas necesidades de los clientes. Utilizar la información concreta de la satisfacción de los clientes, así como evaluaciones de riesgo, reducen la subjetividad del proceso y permiten un control más riguroso de la operación.
  • Los bonos de la alta dirección no sólo deben estar asociados con el desempeño financiero de la organización, deben ser afectados también por la satisfacción del cliente en el largo plazo y esto puede incluir medidas indirectas como premios o reconocimientos al diseño o las calificaciones otorgadas por los usuarios.
  • Las empresas líderes, crean productos para responder a necesidades de los consumidores, pero no tiene miedo de llevar su propia visión al mercado, arriesgan el valor de su marca en el corto plazo por obtener resultados a un plazo mayor. Además de lo anterior, los líderes comparten sus recursos y opiniones acerca de su visión del diseño con la sociedad para fortalecer su oferta hacia los clientes.

El objetivo final de las organizaciones es satisfacer a los clientes y el elemento más importante de este proceso es el producto o servicio que se ofrece, por lo que resulta lógico pensar que el diseño debe recibir una atención especial dentro del todo la organización, entendiéndolo como el origen de muchos de los retos pero también de los beneficios que cada organización recibirá.

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.