Tendencias y prácticas en compras

Es obligación del comprador entender hacia donde se mueven las fuerzas globales, los mercados específicos y la tecnología en su área, para poder aprovechar las oportunidades del mercado y reducir las amenazas. Es también importante, tener un sólido proceso de selección de proveedores basado en evaluaciones detalladas e integrales para garantizar contar con fuentes de suministro adecuadas a las necesidades de la organización.

El reporte llamado “GEP Outlook procurement 2018” es un documento importante para entender el impacto de algunas tendencias mundiales sobre las operaciones de los negocios. Entre las tendencias más relevantes tenemos que considerar 3: el cambio climático, las sostenibilidad así como también la responsabilidad social corporativa.

Los impactos causados por efectos climáticos afectan a todas las economía, pero su efecto es más evidente en economías emergentes y en desarrollo, en donde la falta de recursos financieros, retrasa las inversiones para la reconstrucción de infraestructuras esenciales para la operación de las cadenas globales. Como consecuencia de lo anterior, los costos operativos se elevan, junto con las inversiones para construir una mejor resiliencia en las infraestructuras.  Todo esto, modifica las decisiones de inversión en nuevas fuentes de suministro y se espera que esto siga ocurriendo por lo menos hasta el 2025.

En el contexto geopolítico, los reportes del foro económico mundial no reportan cambios en los 6 primeros riesgos identificados en el 2017, que son:

  • El desempleo o sub-empleo.
  • El shock de los precios de la energía.
  • Crisis fiscales.
  • Problemas en la gobernabilidad de las naciones.
  • Profunda inestabilidad social.
  • Fallo de mecanismos o instituciones financieras.

A todo esto, le debemos sumar los problemas de medio oriente, la política de “America first” de los Estados Unidos, el Brexit y el continuo crecimiento de China. Estos eventos nos obliga a estar pendiente del comportamiento de aspectos relevantes como:

  • Las barreras comerciales y el proteccionismo.
  • Los mercados financieros y los tipos de cambio.
  • El precio de los commodities.
  • El riesgo del cambio climático.

Por el lado de las disrupciones provenientes de la tecnología, los tres temas más relevantes mencionadas en el estudio son: los RPAs, el procesamiento con lenguaje natural (NLP) y la analítica predictiva. Tengamos presente el crecimiento que la digitalización está teniendo en los proceso de abastecimiento, lo que facilitará la mejora del desempeño y la generación de nuevos beneficios para la organización.

Los RPAs impactarán principalmente en las actividades de compra que impliquen alto volumen y gran cantidad de “toques” como:

  • Desarrollo de catálogos.
  • Ejecución de licitaciones.
  • Compras spot y tácticas.

El procesamiento mediante lenguaje natural, NLP, con su facilidad de comandos activados por voz, impactará a las funciones de compras principalmente en tareas como:

  • Servicios de “help desk”.
  • Análisis de gasto.
  • Gestión de contratos.

Por el lado de la analítica predictiva, su capacidad para identificar patrones  y hacer predicciones basado en el análisis de múltiples factores y algoritmos inteligentes, permitirá mejorar decisiones que afectan los resultados del negocio como:

  • Clasificación y análisis de gasto.
  • Monitores de riesgo asociado con proveedores.
  • Rastreo y especulación con precios de commodities.

Entender las implicaciones de las nuevas tecnologías para el área de compras así como  para toda la organización, y aprovechar las oportunidades generadas por las cadenas digitales, es la prioridad número uno de los responsables del área.

La tendencia en las organizaciones es introducir modelos digitales de operación, S2C, del suministro al contrato, que mejoran la interacción son los otros miembros del ecosistema y facilitan la operación promoviendo al mismo tiempo la adopción de mejore prácticas como:

  • La automatización de los procesos para evaluar opciones ante el vencimiento de un contrato.
  • La mejor gestión de la categorías.
  • El retar a los proveedores para una entrega permanente de mejoras e innovaciones.
  • La innovación dirigida por el proveedor.
  • La automatización de tareas rutinarias que pueden ser realizadas por un RPA.

Con relación a las buenas prácticas de compras, es importante considerar una publicación de Thomas Net llamada  “How Big Companies  Choose New Suppliers”, que muestra a los proveedores los 5 pasos que una gran empresa aplica para identificar y seleccionar a sus proveedores.

El primer paso, es definir la necesidad por un producto o servicio, e identificar los requerimientos mínimos que deben tener los proveedores que la pueden satisfacer.

El paso dos, es cuando los compradores inician la búsqueda de proveedores en plataformas buscando conocer principalmente la siguiente información:

  • Perfil de la compañía. Que hace, en que es buena y como beneficia a sus clientes.
  • Su cobertura geográfica.
  • Las industrias a las que sirve.
  • Los productos / servicios que ofrece.
  • Los clientes con los que trabaja.
  • Su volumen anual de ventas.
  • El tipo de tecnología que utiliza.
  • Su capacidad instalada.
  • Sus prácticas de calidad.
  • Los contactos relevantes.

A partir de este análisis, se decide qué proveedores incluir en los siguientes tres pasos.

El paso tres, generalmente consiste en una RFI que permite conocer información más detallada del posible proveedor como:

  • Métricas de desempeño. Como OTIF, devoluciones, etc.
  • Colaboración para reducción de costos.
  • Capacidad para productos / servicios específicos.
  • Detalles y muestras de productos para validar.
  • Capacidades por cada ubicación.
  • Registros de seguridad.
  • Capacidades de entrega.
  • Términos de pago.
  • Referencias de los socios de cadena de suministro con los que trabaja.

Los proveedores que pasan este filtro, pueden llegar al paso cuatro, que implica una revisión mucho más detallada de las competencias como:

  • Visitas a sitio.
  • Auditoria de capacidades.
  • Pruebas de productos.
  • Entrega de prototipos.
  • Apoyos para el diseño.
  • Análisis de costos.

Finalmente, los proveedores con mejores resultados pueden ser considerado para participar en el paso 5, en donde el proveedor ya es considerado un candidato viable y deberá cumplir con una serie de documentos para poder ser dado de alta en el sistema del comprados.

Si bien la lista mostrada en el documento no es exhaustiva, es bueno reflexionar que tanto se parece  el de nuestra empresa y si realmente estamos haciendo uso de plataformas, como las que ofrece Thomas Net,  para mejorar los resultados del paso dos.

 

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.