Trabajando en movimiento

Hace unos pocos días, GEP publicó un documento llamado “Is procurement ready for the mobile revolution? “que cuestiona la capacidad de los profesionales del área de desempeñarse bajo un “Nuevo estilo de vida y trabajo”.

La movilidad nos ha hecho 'esclavos' del trabajo, tenemos la capacidad de trabajar 7/24 en cualquier lugar donde podamos conectarnos a una red. En un estudio de Knoll Workforce Research se menciona que el 91% de los empleados reportan hacer «fuera de su lugar laboral tradicional». Sin embargo, para las nuevas generaciones la capacidad de trabajar en un ambiente de movilidad, es un factor de contratación tan importante como el paquete de compensaciones.

La tecnología de información está disponible en dispositivos más ligeros y listos para conectarse con múltiples plataformas, tal vez lo único que evita el crecimiento desmedido es la preocupación que implica la seguridad de la información en su transmisión y en su almacenaje. Pero este punto se está superando tanto en la mente de los ejecutivos como en aspectos tecnológicos.

Existe un crecimiento en las políticas corporativas de BYOD, que se refieren a que el empleado traiga su propio dispositivo electrónico para trabajar y así tenga en un solo lugar información laboral y personal. Esto está en favor de la movilidad y de la disminución en las inversiones en activos, pero genera complicaciones en aspectos de seguridad de la información.

Bajo las nuevas plataformas tecnológicas el comprador puede llevar desde la cotización hasta el pago en un dispositivo móvil, incluyendo firmas digitales que le dan valor legal a la operación.

Otra estadística del estudio, tomada de una encuesta realizada por Citrix, indica que para 2020 casi el 20% de las grandes organizaciones globales ofrecerán opciones de trabajo con aplicaciones móviles a sus empleados.

La movilidad será un factor de competitividad. Todos preferimos hacer negocios con el que responde rápido y no con el que se toma muchos días para contestar.

La respuesta que da GEP al título del artículo es un contundente ¡NO!, pero también planea la pregunta de forma inversa ¿Está la revolución móvil lista para las compras? y en esta caso la respuesta no es tan clara ya que hay importantes avances pero no son suficiente. Muchos de los ERPs aún están pensados bajo los viejos modelos laborales.

El reto de la movilidad no es solo operativo o tecnológico, tiene una dosis emocional que hay que atender proactivamente.

Nos gustaría leer tus opiniones al respecto. Gracias por seguirnos y feliz inicio de semana.

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *