Trabajando en un mundo de negocios digital

interest rates

En el mundo de negocios previo a la revolución industrial todo era resultado del esfuerzo humano. Las decisiones y los productos eran consecuencia del esfuerzo personal, lo que implicaba que cada resultado fuera único, lento e inigualable.

La revolución industrial trajo consigo la repetitividad, finalmente era posible hacer rápidamente muchas piezas idénticas que podían ser intercambiables; sin embargo, la mayor parte de las cosas se hacían y se pedían como resultado de un proceso intelectual, de la intervención del hombre.

En el mundo digital, las cosas pueden existir aún sin verlas, podemos tener miles de productos almacenados en una «nube» y transformar esa información en productos mediante impresoras 3D, podemos hacer que nuestros equipos soliciten una parte, un consumible o una reparación utilizando el «internet de las cosas» sin que para esto alguien tenga que mover un dedo.

Podemos tomar decisiones de compra mediante algoritmos inteligentes que evalúen las condiciones del mercado y «decidan» cuando y cuanto comprar. La pregunta de fondo es ¿Cuál es nuestro lugar en este mundo de negocios digital?

De acuerdo a “Gartner”, el negocio digital es la creación de nuevos diseños de negocio que desdibujan los mundos físicos y digitales. Promete una convergencia sin precedentes de negocios, gente y «las cosas» que transformará los modelos actuales de negocio y su forma de generar valor.

La tecnología se enfocará en algo más que controlar procesos, optimizará el uso de los activos y mejorará consistentemente la experiencia de los clientes. Será en un inicio un gran diferenciador y a la larga, como siempre, un requisito.

Las empresas debemos más que nunca trabajar en forma paralela, ahora le llaman «segunda curva». Implica estar trabajando en el presente, «la primer curva» pero integrando y diseñando los nuevos modelos del futuro que garantizarán al menos nuestra permanencia.

El modelo del negocio debe ser una mezcla de estrategias y herramientas tecnológicas, la empresa debe maximizar el potencial de sus activos y de la tecnología de información, principalmente en áreas de la Cadena de Suministro.

La información es el eje de los nuevos modelos, trabajar en la mejora de su calidad y en descubrir las interacciones entre las variables permitirá a los sistemas y las personas la toma de decisiones oportunas y adecuadas para un mundo ágil y altamente eficiente.

Como todo cambio radical es seguro que se cometerán muchos errores en el camino, pero estos se reducen en su probabilidad e impacto si se trabaja cercanamente con otros socios de la cadena que serán parte del nuevo mundo de los negocios digitales.

Proveedores, cooperación, información, tecnología y estrategias, temas y herramientas que el comprador debe aprender a usar para ser un acelerador del cambio hacia los negocios digitales.
Para más información consultar: Is Your Supply Chain Ready to Do Digital Business?  por Katy Schamberger

Agradecemos nos regales tus comentarios que son muy útiles para nosotros.

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *