Compras éticas y sostenibles

La relevancia de la función de compras en la conducta ética y sostenible de las organizaciones grandes, medianas y pequeñas, demanda de estructuras y procesos formales para regular el comportamiento de sus integrantes

Considerando que cada vez más consumidores ponen atención sobre como es el suministro, la fabricación y entrega de los productos que compran, se incrementa la necesidad de poner atención a las prácticas éticas de compras.

Según un estudio de EngageForGood.com:

  • 86% de los consumidores creen que las empresas deben tomar posición en los aspectos sociales.
  • 77% sienten una fuerte conexión emocional con compañías guiadas por claros propósitos.
  • 79% dicen que tendrían más lealtad con esta empresa y 73% estarían dispuestos a defenderla.

Para realizar compras éticas, es necesario que las acciones y decisiones que se realicen cumplan con ciertos estándares de conductas y prácticas que marca la comunidad. Los estándares abarcan aspectos tanto empresariales como individuales y son establecidos en base a los valores de la sociedad.

Algunas de las prácticas que un comprador debe evitar, para demostrar un comportamiento ético son:

  • Aceptar regalos o favores por parte de los proveedores, ya que esto puede afectar su imparcialidad para evaluar y seleccionar proveedores.
  • Conflicto de intereses. Esto ocurre cuando personas cercanas al comprador, o el propio comprador, obtienen beneficios financieros como consecuencia de una decisión de él o ella.
  • Compartir información confidencial. La información solo deberá ser compartida con personas o áreas que deban conocerla y que se comprometen a mantener su confidencialidad. Algunos aspectos sobre los cuales se debe tener especial tención son: precios, información de los clientes o secretos comerciales.

Tratamiento injusto o sesgado a proveedores. Actuar con sesgo con los proveedores afecta la relación y los resultados.

  • Falta de integridad. La integridad se asocia con ser honesto y tener sólidos principios morales.

Sin embrago, el comportamiento ético va más allá de seguir una serie de políticas organizaciones, es también estar consciente del impacto que los socios de negocio tienen sobre la imagen y el valor de la marca de la organización. No se limita al llenado de papeles, es evaluar las acciones considerando otros factores además de las ganancias de la compañía.

Las compras éticas son esencialmente un aspecto de personas, ya que afecta la vida y el entorno de estas para bien o para mal. Compras debe ser un líder promotor de las iniciativas de sostenibilidad que conducen a reducir los gases de efecto invernadero, las eliminación de la esclavitud moderna, la reducción en el uso de plástico y el mejor uso del agua y las energías renovable.

Se puede especular que en el futuro cercano, el Chief Procurement Officer, CPO, se convertirá en el Chief Sustainable Officer o en el Chief Purpose Officer, ya que es el mejor preparado para crear un mundo más limpio y saludable. Los ahorros generados en la operación, pueden ser dirigidos a proyectos que mejoran la experiencia del cliente o integren prácticas de negocio sostenible.

El propósito de compras debe ser construir redes globales de suministro que promuevan la innovación, mitiguen los riesgos y se comportan con claros lineamientos éticos y valores sociales.

Se podría pensar que estos códigos de conducta son para las grandes empresas, pero pueden ser perfectamente utilizados por pequeñas y mediana. Particularmente las PYMES, deben poner especial atención en tres aspectos de sus prácticas de suministro y su conducta en general:

  • Implementar prácticas sostenibles de impacto real y no solo para aparentar que se está haciendo algo. Un genuino compromiso permite crear confianza y credibilidad con la sociedad.
  • Integrarse a los esfuerzos de otros socios de la cadena. Esto permite reducir los costos asociados, reducir redundancia en acciones y ayuda a mejorar la integración con los socios de negocio.
  • Operar de forma transparente. El tamaño de las operaciones facilita que la empresa se más transparente en sus acciones y decisiones, esto también se convierte en una fuentes de ventaja competitiva y de posicionamiento positivo de la imagen. La transparencia facilita identificar área de oportunidad y actuar proactivamente.

Toda esta responsabilidad también puede ser vista por los compradores como una gran oportunidad para trascender en sus organizaciones y en la sociedad.

“How can you practice more ethical procurement?, escrito por Bridget McCrea, “How The Chief Procurement Officer Will Soon Become The Chief Purpose Officer”, escrito por Judith Maygae, “How to Make Your Small Business Supply Chain Socially Conscious”, escrito por Karen Tiber.

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.