Consolidando la transformación digital

El camino a la digitalización empresarial es muy complejo y demanda de un sólido liderazgo que permita alcanzar una verdadera transformación en los modelos de negocio de las empresas y sus cadenas de suministro.

En un webinar llamado “Going (and staying) digital: Making digital transformation a reality”,  Marisa Brown y Holly Lyke plantean de forma simple el camino que las organizaciones tienen que seguir para lograr la transformación digital.

Tenemos que partir de la base que moverse a la digitalización no es más una opción, es algo que va a ocurrir en todas las empresas y solamente queda pendiente el decidir cuándo se hará. La digitalización ha dejado de ser una alternativa, ya que es la solución para enfrentar algunas demandas básicas del mercado como pueden ser:

  • La necesidad de tener operaciones más ágiles.
  • El tener que controlar la cadena punta a punta.
  • El reto de eliminar las barreras que se presentan entre las organizaciones de una cadena.
  • El poder tomar decisiones oportunas basados en datos confiables y actualizados.

Cada organización presenta su propio camino de transformación digital que se caracteriza por 3 elementos:

  1. El impacto. En qué grado se modificarán las formas en que la organización opera en la actualidad.
  2. El ritmo. A qué velocidad requiere la empresa realizar los cambios para adaptarse a su nueva realidad.
  3. El alcance. Si bien es cierto la transformación digital deberá abarcar la mayor parte de la organización, cada una de ellas deberá elegir las áreas y los procesos por donde deberá iniciar.

Para poder tener una mayor velocidad el proceso de transformación es importante que se respondan 3 preguntas: ¿qué significa digitalizar?, ¿cómo se visualiza claramente esto dentro de la organización? y ¿cómo ayudará la digitalización a los colaboradores al logro de sus objetivos?

La transformación digital no sólo afecta la forma el que se desarrollan los procesos, impacta fuertemente en la forma en que las personas interactúan entre sí dentro y fuera de la organización, por lo cual se requiere de una atención especial al tema de la gestión del cambio poniendo especial atención a la modificación de la cultura, la definición objetivos perfectamente claros y asegurándose que dentro de la transformación se construye una cultura flexible y adaptable.

Para alcanzar el cambio cultural, es importante tomar en cuenta 3 conductas esenciales:

  • Construir un ambiente de seguridad entre los colaboradores, el cambio es para bien.
  • Crear oportunidades para compartir la vulnerabilidad, todos sentimos miedo como consecuencia del cambio.
  • Pero, sobre todo, establecer un propósito claro para todos. El cambio es necesario y positivo.

Veamos un ejemplo del cambio en las operaciones, uno de los impactos permanentes creado por la pandemia del COVID-19 es el trabajar de manera remota, algunas encuestas muestran que el 62% de los colaboradores desea poder mantener esta práctica al menos algunos días de la semana, sólo el 20% desea mantenerse trabajando desde casa y un 12% desea regresar totalmente al trabajo dentro de la oficina. Lo que parecía ser una solución temporal, ahora debe ser considerada como parte de una nueva cultura del trabajo que impulsa la digitalización

Trabajar en una cultura digital demanda y fortalecimiento de ciertas habilidades personales, entre las cuales se destacan:

  • Flexibilidad
  • Innovación
  • Gestión del cambio
  • Comunicación
  • Gestión del riesgo
  • Adecuado manejo de las nuevas tecnologías

Por reforzar estas ideas, “Understanding digital mastery today” escrito por la firma consultora Capgemini en el lejano 2018, nos aporta información estadística que refuerza los beneficios que las organizaciones obtienen cuando transforman su operación hacia la digitalización.

Bajo la visión del estudio de Capgemini, la transformación digital se fundamenta en 4 grandes bloques, la experiencia del cliente, el talento del personal y su organización, el rediseño de las operaciones y finalmente, la innovación del modelo de negocio. Estos 4 aspectos, abarcan todo el espectro de la operación de una organización y deben de ser gestionados por un líder que cuide los siguientes 5 aspectos:

  • La visión y el propósito de la organización.
  • La cultura y el involucramiento del personal.
  • La tecnología utilizada dentro de procesos de negocio.
  • El desarrollo del talento digital de los colaboradores.
  • Un claro sistema de gobierno de la transformación.

Como todo proceso de transformación, el éxito depende en gran medida de la participación de los colaboradores que se comprometen de forma personal a trabajar dentro de una cultura de digitalización en la que se le da importancia a la toma de decisiones basadas en datos, a la experimentación de nuevas ideas y a la promoción de una toma rápida de decisiones en el primer punto donde se pueden realizar. Para soportar esta nueva cultura, es necesario desarrollar plataformas tecnológicas que permitan mejorar la comunicación, la colaboración y la rápida toma de decisiones entre los socios de una cadena de suministro.

Para acelerar la transformación digital, es importante también considerar que la cultura organizacional debe centrarse en el cliente, el personal toma el liderazgo en la implementación de las nuevas iniciativas de mejora y se eliminan la mayor cantidad de pasos innecesarios en el proceso para presentar a la organización nuevas ideas transformadoras.

Dentro de las características relevantes que tienen las empresas líderes en la transformación digital, podemos destacar su capacidad para utilizar la analítica para una mejor segmentación de los clientes, su frecuente búsqueda entendimiento de las necesidades y conductas de los mismos y el apoyo de las tecnologías digitales para integrar a diferentes eslabones de su cadena. Por ejemplo, 71% de los líderes en la digitalización utilizan estas tecnologías para ligar de nuevas formas la información recolectada en el front-end con la operación.

Como parte de la aceleración de la transformación digital, es importante que ésta se encuentre integrada perfectamente en la nueva visión de la organización y eso traiga como consecuencia ajustes en las descripciones de puestos del personal y en los indicadores de desempeño de toda la organización.

 

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.