Ética y sostenibilidad

El comprador debe asumir un rol activo en el aseguramiento de los comportamientos ético y sostenibles de sus organizaciones.

La función de compras sigue poniendo especial atención en temas relativos al comportamiento ético, la sostenibilidad y la protección de la reputación de la organización, partiendo de la base que éstas son responsabilidades que han llegado para quedarse.

El artículo de Inbound Logistics llamado “What Keeps Compliance and Procurement Professionals Up at Night?”, basado en un estudio realizado por Dun & Bradstreet en 2018, menciona como los temas de mayor preocupación para los profesionales en compras a:

  • Cambios regulatorios. En general, en todo el mundo los ambientes regulatorios se vuelven más complejos y eso impide que algunos trabajos sean realizados de manera efectiva, además, a esto debemos sumarle las auditorías realizadas por clientes y proveedores. Que demandan de tiempo de los colaboradores.
  • Impactos no deseados de las nuevas tecnologías. Si bien las nuevas tecnologías deberán facilitar los procesos de trabajo, cuando éstas no son seleccionadas adecuadamente pueden representar un obstáculo para un desempeño efectivo.
  • El 58% de los participantes indicaron que su organización ha sufrido un fraude en los últimos dos años y de éstos, el 88% considera que tuvo un impacto sobre la marca de su compañía.
  • Nuevos roles. El comprador es cada vez más responsable de aspectos regulatorios y de cumplimientos definidos por su propia organización o entes regulatorios

En general, más del 90% de los participantes de esta encuesta, reportan tener optimismo con relación a la manera en que contribuyen al cumplimiento de las regulaciones por parte de su organización.

Otro artículo que nos habla de las preocupaciones en las cadenas de suministro, es “Global Supply Chain Ethics a Concern Heading into the Holiday Shopping Season”  que menciona que las organizaciones que realizan compras globales están preocupados por tres grandes temas: la ética, la sostenibilidad y la calidad.

Los hallazgos del estudio refieren que muchos  proveedores se han estancado en sus iniciativas de mejora en temas de responsabilidad social y seguridad. Así mismo, la calidad tampoco presenta mejoras relevantes.

En “How Sustainable Practices Are Changing the Manufacturing Sphere”, Joseph Rauch menciona como durante la última década la sostenibilidad ha sido una de esas palabras “indefinidas” que tanto organizaciones como individuos, utilizan para definir diferentes condiciones o actividades. Es claro que la sostenibilidad tiene diferentes interpretaciones de acuerdo al contexto en el que se aplique, pero finalmente se relaciona con el impacto de los humanos sobre el medio ambiente. Específicamente para el caso de la manufactura, podemos utilizar una definición mucho más precisa como la siguiente: “La manufactura sostenible se enfoca en la creación de productos a través de procesos económicamente adecuados que minimizan los impactos negativos al medio ambiente, mientras que  conservan la energía y los recursos naturales. La manufactura sostenible, también mejora a los empleados, a la comunidad y a la seguridad de los productos”

Existen muchos tipos estrategias de sostenibilidad que permiten a las compañías ahorrar dinero, ser ambientalmente responsables, ser más competitivas y  desarrollar una cultura atractiva en el lugar de trabajo.

Cuando las organizaciones implementan prácticas tipo lean, generalmente disminuyen su impacto negativo dentro de su ecosistema, ya que requieren menos recursos para el menor volumen de producción, lo que impacta aspectos como consumo de energía o la generación de desperdicios.

El enfoque de sostenibilidad, también puede ser dirigido hacia los productos y no solamente a los procesos, un ejemplo claro es el uso de materiales reciclados en sustitución de productos naturales. Como muestra, algunas empresas están haciendo uso de Miura en lugar de madera, que además presenta como beneficio extra que no se ve afectada por termitas o plagas.

Como una tercera fuente de beneficios hacia la sostenibilidad, las empresas pueden hacer mejoras en el manejo de sus instalaciones físicas del personal administrativo, en donde se pueden mejorar aspectos como la iluminación, el control de temperatura, el consumo de agua y energía eléctrica. Mejorar estas operaciones, permite ahorrar dinero y recursos.

Una mejor gestión de las prácticas de transporte, puede ser otra forma de mejorar la sostenibilidad, ya que estos son un emisor de contaminantes y en la medida en que se mejoren los flujos de materiales en trabajos colaborativos, se reducen los números de viajes y las distancias recorridas.

El manejo de materiales de empaque sostenible, es otra forma más de contribuir a la sostenibilidad, se debe balancear el costo con el impacto sobre el entorno.

Se considera que solamente el 34% de los materiales reciclables son procesados sosteniblemente. Las empresas deben mejorar la cantidad de material que reciclan de forma adecuada.

En el caso de los manufactureros, otro punto a considerar es el cumplir las leyes que tienen que ver con la seguridad y salud de sus clientes. Lo mismo debe considerase con la salud y seguridad de los colaboradores de la organización, al garantizar que se cumplen las condiciones adecuadas para la realización de su trabajo. En todo esto se debe considerar también la salud mental de los trabajadores, que se asocia con el número de horas trabajadas y el ambiente laboral.

El reto está aquí y llegó para quedarse, las sostenibilidad y el comportamiento ético son una responsabilidad del comprador.

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.