Evaluando el riesgo en los proveedores

La gestión del riesgo de los proveedores debe pasar de ser una tarea de la función de compras, a una responsabilidad de toda la organización para garantizar la continuidad de la operación y proteger el valor de la marca.

En un mundo incierto, construir resiliencia en la cadena de suministro es un imperativo para todas las organizaciones, los cambios geopolíticos, los desastres naturales y el ciber-riesgo son algunos de los eventos que pueden generar fallas en el suministro.

Para crear un programa integral de gestión de riesgo de proveedores se pueden seguir los siguientes 4 pasos:

  • Desarrollar un plan a partir de entender los riesgos claves de la organización, los proveedores que son críticos y el nivel de análisis que se desea hacer. Esto debe tener el total apoyo de la alta dirección y de las áreas afectadas. Implica definir con claridad los indicadores clave de riesgo, KRI, que son las señales de que un riesgo está por ocurrir.
  • Implementar un programa con las herramientas y datos necesarios para gestionar los riesgos más relevantes para la organización. Para cada proveedor seleccionado es necesario tener claridad sobre el gasto que representa, el ingreso asociado y la información el contacto principal.
  • Ejecutar el plan para gestionar el riesgo con claras acciones y responsabilidades. Algunas de las acciones que una empresa puede realizar para ayudar a sus proveedores en situaciones de riesgo pueden ser:
    • Revisar los términos de pago
    • Comprar materiales anticipadamente
    • Proveer un incremento de precio
    • Encontrar fuentes de suministro temporales
  • Monitorear la evaluación del riesgo y de las respuestas implementadas, para asegurar su efectividad e implementar las nuevas que sean necesarias. Se deben tener programas para visitas a proveedores con claros planes de acción para ajustar las desviaciones. La lista de proveedores debe mantenerse actualizada.

Cuando la resiliencia de la cadena es una prioridad de la organización, se puede ser proactivo y tener estrategias para prevenir y acciones para actuar cuando se presentan las interrupciones.

En el pasado el riesgo se centraba en identificar los eslabones débiles en la cadena y apuntalarlos con inversiones para que continuaran operando, hoy la gestión del riesgo tiene un alcance mucho más amplio que abarca aspectos como:

  • Protección de propiedad intelectual
  • Fuentes de suministro únicas
  • Aspectos geopolíticos
  • Condiciones medio ambientales
  • Condiciones de mercado
  • Ciber-seguridad
  • Regulaciones
  • Reputación
  • Calidad
  • Riesgo en diferentes niveles de la cadena
  • Continuidad del negocio

Además de todas las anteriores, hay dos temas que concentran la mayor atención de las organizaciones, los riegos financieros, que no solo implica la posibilidad de quebrar, sino también su capacidad de enfrentar algunos eventos críticos e invertir en infraestructura para gestionar su riesgos, y los riesgos operativos, que implican la capacidad de una organización para poder entregar sus productos a tiempo y con la calidad requerida.

Algunas señales de que la cadena global de una organización está en riesgo se evidencia cuando se presentan alguna de las siguientes situaciones:

  • Retrasos no esperado en las entregas
  • Problemas de producción en proveedores Tier 2 y 3
  • Incrementos de costos en materiales, servicios o proyectos
  • Altos niveles de deuda
  • Contaminación de productos
  • Fallos en tecnologías críticas
  • Ciber-ataques
  • Problemas regulatorios
  • Alta concentración de las venas de un proveedor con la empresa

Para entender la importancia de un proveedor para la empresa, se pueden hacer las siguientes preguntas:

  • ¿Qué nivel de concentración del gasto tiene la compañía con este proveedor?
  • ¿La empresa necesita de un componente especial que solo este proveedor produce?
  • Qué tan cercana es la relación entre las empresas, que una falla en el proveedor puede afectar la reputación de la compañía?
  • ¿Está el proveedor alineado con una categoría de suministro en particular?

Solo tengamos presente el impacto que sobre Facebook tuvo el comportamiento de Cambridge Anayltics, para valorar la importancia de evaluar la relación cliente-proveedor.

Con más empresas haciendo negocios fuera de su país y una mayor volatilidad del mercado, la gestión de las relaciones con los proveedores debe ser una prioridad para todo el negocio que va más allá de los Tier 1 y de simples criterios convencionales.

Para más detalle revisar “How to Evaluate Supplier Risk”, producido por RapidRatings

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.