Impactos en compras utilizando la innovación

Adoptar la innovación con diferentes tipos de proveedores y bajo diferentes modelos, permite a compras contribuir a la generación de nuevos y mejores ingresos para la empresa.

“Starting up Innovation” es un artículo escrito por Sue Doerfler y publicado en la revista el ISM en octubre del 2019 y en el cual se remarca la evolución de compras, de un “recortador de costos”, a un generador de ingresos, por lo cual la búsqueda de soluciones creativas demanda de trabajar con proveedores con una mentalidad ágil de emprendimiento.

Para que una empresa se pueda diferenciar en los actuales mercados tan competitivos, debe echar mano de la innovación para sus productos y servicios. Algunas organizaciones asignan esta responsabilidad a equipos internos, pero otros están apoyándose en los proveedores para crear nuevas soluciones que satisfagan sus necesidades de cambio. Muchos de estos proveedores que son capaces de generar cambios importantes son emprendedores.

Los emprendedores tienden a arrancar sus propios negocios porque encuentran una mejor forma de hacer algo, ya sea un proceso, un producto o un servicio. Dada su naturaleza, las empresas emprendedoras tienden a ser mucho más flexibles que las empresas bien establecidas y generalmente no están sujetas a tantas reglas acerca de cómo se deben comportar.

Para que compras mejore su visibilidad y autoridad dentro de la organización, debe buscar en los proveedores aquellos que le permiten hacer más con menos, pero además generar nuevos ingresos para la organización.

Una de las barreras que compras debe superar para trabajar con estas empresas es que generalmente las áreas financieras y legales no desean trabajar con empresas nuevas y pequeñas, debido a su falta de capacidad y limitados recursos disponibles, tanto físicos como financieros.

Es claro que trabajar con un nuevo proveedor implica un riesgo en relación a las empresas con más experiencia y solidez, pero en general muchas de las ideas disruptivas del mercado provienen de estas pequeñas organizaciones que se atreven a pensar y actuar de forma diferente.

Las empresas emprendedoras generalmente requieren de menos tiempo para lanzar un producto al mercado, tienen muy bajos costos fijos y procesos más eficientes. La magia asociada con estas empresas, generalmente no se encuentra en estructuras jerárquicas muy rígidas.

Trabajar con una startup debe ser una experiencia colaborativa, la empresa con más experiencia puede ayudar a la nueva a resolver algunos problemas naturales de una operación a cambio de permitirle expandir su negocio y consolidar sus innovaciones.

Las empresas bien establecidas deben estar conscientes de las típicas limitantes financieras de una nueva empresa y tener con ellas un trato preferencial en los pagos o el flujo de los gastos. Se puede hacer uso de modelos como el factoraje o simplemente aceptar unos términos de pago más cortos.

Procurement, a new driver for innovation” publicado por Alice Mouton refuerza el concepto de la innovación y pone como ejemplo de algunas de las nuevas contribuciones de valor del área a la optimización de las estrategias de suministro, las mejoras en la gestión el costo o la reducción del tiempo de lanzamiento al mercado.

Cuando compras reduce, lo más temprano posible en el desarrollo de un producto, al máximo el nivel de incertidumbre relativo a los precios de producción, se logra un alto impacto favorable en la posición comercial de la empresa. Para lograr esto, el área debe usar modelos predictivos de costeo con el apoyo de herramientas digitales, y con el apoyo de toda esta información podrá negociar los mejores precios con los proveedores.

Otra forma de mejorar la rentabilidad de los productos sin impactar su calidad es adaptar los suministros a las fases del ciclo de vida de un producto. Ajustar los precios y volúmenes al comportamiento del mercado es clave para la competitividad.

Cuando la empresa se mueve a modelos de co-innovación e integra a sus clientes y proveedores en el ciclo de desarrollo se reducen los tiempos y se mejora dramáticamente la calidad de los resultados del trabajo en conjunto. La co-innovación es una real situación de ganar – ganar, en la cual los proveedores encuentran una salida a sus ideas y fortalezas, y por otro lado los compradores obtienen una ventaja competitiva que ofrecer a sus clientes ya se mediante un mejor precio, una mayor calidad, algo nuevo o una combinación de estos tres aspectos.

Como la mayoría de los proyectos de compras, estos no pueden ser realizados exclusivamente por el área, en este caso, es importante la participación de las áreas comerciales para entender las demandas no satisfechas de los clientes, la gente de investigación y desarrollo para alinear los esfuerzos internos con los proveedores y la gente de ingeniería y producción, para poder realizar pruebas e introducir las innovaciones a los procesos productivos.

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.