Impulsando al CPO

El que una empresa incluya la posición de CPO en su staff directivo representa un gran logro para el área, como un reconocimiento a sus valores agregados, pero también una importante oportunidad para consolidar una posición de poder que facilite el despliegue de sus otras estrategias de digitalización, colaboración, innovación, gestión de riesgo y sostenibilidad.

En algunas organizaciones el área de abastecimiento se sigue viendo como un área enfocada exclusivamente en el costo, es por esto por lo que resulta complicado que su líder sea considerado como parte del staff de dirección bajo la denominación de Chieff Procurement Officer o CPO.

Una vez que la organización acepta la necesidad de contar con un CPO que se enfoque esencialmente en la generación de valor para el negocio mediante mejor uso de los recursos externos, es posible que continúe su carrera hacia posiciones como director financiero, CFO, Director de operaciones, COO, a partir de las cuales puede aspirar a la máxima posición de la organización, la Dirección General como CEO.

Bajo el principio que las organizaciones son una pirámide, la llegada del CPO implica una nueva competencia para los otros ejecutivos que se encuentran en el mismo nivel por lo que es necesario que el ocupante de esta posición demuestre elevadas capacidades de liderazgo, una amplia capacidad para tomar decisiones estratégicas, así como la experiencia y habilidades que demanda este nivel dentro de la organización.

La nueva posición del CPO presenta traslapes con el trabajo del director financiero, ya que ambos enfocan en la gestión del flujo del dinero y el manejo de los activos, además, ambas operaciones requieren ser altamente transparente ya que tienen control sobre la salida de dinero de la organización.

Desde su posición como abastecimiento, el CPO tiene también un elevado contacto con otras áreas relevantes dentro de la organización, como son la logística, la calidad, la producción, ventas, mercadotecnia y muchas otras áreas de soporte lo que le me permite tener una amplia visión de lo que ocurre dentro de la organización así como también una influencia considerable sobre el desempeño general de la misma.

Otro de los valores relevantes que el responsable de abastecimiento aporta al staff directivo de la organización es su capacidad para construir relaciones tanto al interior como al exterior de la organización, esto le permite ampliar su área de influencia sin necesidad de tener control directo de muchas operaciones. Si a esto le sumamos la capacidad negociadora, la cual se ha desarrollado en el cumplimiento de su trabajo, esto lo hace atractivo para una posición de nivel “C”.

Como miembro del área de abastecimiento, se requieren desarrollar pensamientos estratégicos y habilidades de liderazgo que puede ser fácilmente transferibles a lo que demanda una posición de alto liderazgo.

Durante los últimos años, las áreas de abastecimiento han enfrentado una relevante transformación como el enfrentar los retos de creación de valor, la gestión de riesgos, la promoción de la innovación así como el desarrollo de la sostenibilidad. Esto ha hecho que los miembros que esta área desarrollen nuevas habilidades que son de gran utilidad para toda la organización. Una de estas habilidades se refiere a la gestión del cambio que ha sido un tema central para el éxito de la función. Una particularidad de la gestión del cambio en el área de abastecimiento es que éste se ha logrado promover e implementar con colaboradores sobre los cuales no se tiene una autoridad directa, lo que demanda una mucho mayor capacidad persuasión y liderazgo que es el gran valor a nivel ejecutivo.

Para fortalecer las posibilidades de que un miembro del área de abastecimiento alcance una posición ejecutiva, se recomienda implementar un programa de rotación que permita complementar el perfil profesional, esto implica participar en áreas como finanzas, ventas o ingeniería que ayudan a incrementar la visibilidad los procesos de generación de valor a lo largo de la empresa. Además de esta rotación, es importante que el área cuente con sólidos planes de sucesión que permitan un rápido movimiento del personal sin afectar el desempeño específico del área.

Todos los miembros del área de abastecimiento deben tener la capacidad de vender permanentemente al resto de la organización sus habilidades de liderazgo, influencia, construcción de relaciones, pensamiento estratégico, conocimiento del negocio y capacidad de gestión del cambio para que la alta dirección lo valore y soporte la creación de una posición a nivel ejecutivo para una de las funciones de mayor impacto para el éxito táctico, operativo y estratégico del negocio.

Para fortalecer los argumentos aquí expresados sobre la capacidad responsable del crecimiento de aportar valor al manejo estratégico de la organización, basta dar una revisada a algunos de los temas más relevantes que se deben atender en esta posición:

  • Enfrentar la volatilidad de los mercados. Los cambios en los acuerdos comerciales globales, como el Brexit, la batalla comercial entre USA y China, los desbalances de mercado ocasionados por la pandemia y los cambios en los patrones de consumo, demandan que los profesionales en abastecimiento desarrollen nuevas competencias en el uso de herramientas analíticas que les permiten realizar modelos predictivos para garantizar el suministro al menor costo total de propiedad independientemente de las graves disrupciones que se presentan en los mercados.
  • La transformación digital. El área de abastecimiento tiene una posición relevante en la transformación digital de la organización ya que ésta no sólo debe ocurrir al interior de esta, sino que debe estar diseñada para facilitar el intercambio de información con los socios estratégicos de negocio. Una de las mayores contribuciones de la digitalización es la visibilidad y eso implica conocer no sólo las existencias materiales y componentes a lo largo de la cadena, si no alinear las estrategias y la toma de decisiones en la búsqueda una mayor satisfacción del consumidor final.
  • Gestionar la relación con los socios de negocios. En estos tiempos turbulentos la capacidad del profesional de abastecimiento para construir sólidas relaciones con los proveedores claves ha demostrado ser un factor relevante para sobrellevar la parálisis comercial y recuperar rápidamente los ritmos de producción que el mercado requiere. Saber segmentar a los proveedores por su impacto sobre las estrategias del negocio demanda una visión estratégica critica que resulta de gran utilidad en las decisiones de alta dirección.
  • Enfocarse en la generación de valor. Lejos quedaron los años en los cuales compras solamente pensaba en sus ahorros la contención o evasión de los costos, el nuevo enfoque claramente centrado en cómo generar valor para el consumidor final mediante la alineación de las estrategias a lo largo de la cadena si el trabajo sobre innovaciones dirigidas hace satisfacer las necesidades del cliente presente y futuro.

Podríamos pensar que no es necesario vender todo el valor que un profesional el abastecimiento genera para la organización, sin embargo, romper con la inercia de la visión que se tiene del área no es un trabajo fácil y debe ser atendido bajo estrategias bien diseñadas que permitirán que los valores generados por el área se implementen con mayor velocidad y por lo mismo se obtengan beneficios más rápidamente.

Para mayor detalle, puedes consultar: “Climbing the Ladder of responsibility”, escrito por Sue Doerfler, Inside Supply Management en Enero 2020, así como “4 major procurement trends to watch for in 2020” escrito por Omer Abdullah.

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.