La receta de McDonald’s en su cadena de suministro

La eficiencia de la cadena de suministro de McDonald’s es calificada como una de las mejores del planeta, conocer como ha logrado este nivel de desempeño es una lección relevante para entender las claves del éxito.

Una cadena de suministro que ha sido reconocida por su eficiencia es la de McDonald’s, que desde 2018 es clasificada en la categoría de masters por Gartner y que basa su operación en una gran coordinación y ejecución con una amplia red de proveedores de productos y servicios, así como dueños de franquicias.

McDonald’s atiende un promedio de 69 millones de clientes al día en una red de aproximadamente 37,000 puntos de venta en más de 100 países.

Una de las claves del modelo es su enfoque en relaciones de largo plazo bajo el principio de ganar-ganar y que se conoce como “el modelo de las 3 patas”, ya que se preocupa por los beneficios para el franquiciatario, los proveedores y los empleados. Un claro ejemplo es la empresa The Martín-Brower que es proveedor desde 1956 y suministra productos a casi todos los 15,000 puntos de venta en Estados Unidos.

Recordemos que McDonald’s tuvo que modificar su menú para responder a las necesidades de los nuevos consumidores preocupados por productos más frescos, orgánicos, sostenibles y saludables. Esto implicó, desde 2018, pasar de una cadena de hamburguesas congeladas a una de carne fresca nunca congelada.

Uno de los movimientos de McDonald’s ha sido la integración vertical de la cadena, en la que se controlan más pasos de la cadena para reducir los costos, mejorar la productividad e incrementar las utilidades. McDonald’s ha decidido ser su propio proveedor mediante asociaciones, por ejemplo, en el procesamiento de la carne, el crecimiento de las papas o el transporte del material.

El control de la distribución de la cadena permite a la empresa el control de costos y ser la cadena de comida rápida más barata del mercado.

Es importante considerar que, en paralelo a esto, McDonald’s sigue preocupado por el tema de la sostenibilidad, ya que, según Nielsen, el 85% de los millenials califican como extremada o altamente importante que las compañías implementen programas en este tema.

El enfoque sobre la sostenibilidad de McDonald’s está siendo en el empaque con la meta de que para 2025, el 100% de sus empaques vengan de fuentes renovables, recicladas o fuentes certificadas. Esto lo está impulsando en conjunto con organizaciones forestales como Forest Stewardship Council (FSC) y Program for the Endorsement of Forest Certification (PEFC), que pueden dar fe de las fuentes que se utilizan en la fabricación. A esto se le suma la meta de reciclar los empaques en todos los restaurantes para la misma fecha.

Otro tema relevante es que McDonald’s adquirió en 2019 una empresa israelí especialista en Inteligencia artificial para automatizar los menús de su exitoso modelo de drive-thru. Este sistema permitirá elaborar menús en tiempo real con recomendaciones basadas en tendencias, hábitos de orden o hasta condiciones del clima. A esta tecnología se le sumarán softwares de reconocimiento de voz para la toma de pedidos.

Las aplicaciones inteligencia artificial permitirá reducir los tiempos de servicio, procesar las órdenes de forma más eficiente y mejorar la experiencia total del cliente. Además, toda la información capturada permitirá un mejor análisis de datos para mejorar las operaciones de la cadena de suministro y las estrategias del negocio.

Otra gran contribución a la eficiencia, pero ahora desde el punto de vista del abastecimiento, es la estandarización de los productos y servicios utilizados por la empresa que pueden ser explotados de seis formas diferentes para alcanzar reducciones costo y mejoras en el desempeño dentro de las cadenas de suministro.

Los beneficios más claros de la estandarización son:

  • Mayor influencia en el gasto al tratar con menos proveedores
  • Consolidar embarques
  • Consolidar volúmenes para negociar directo con el fabricante
  • Reducir el entrenamiento de los operadores que tratan con los materiales
  • Reducir cantidad de refacciones
  • Negociar un mejor costo total de propiedad, TCO

Los métodos más efectivos para promover la estandarización dentro de una empresa son:

  • Utilizar productos y servicios estándar del mercado. A mayor variación de los estándares de la industria, mayor incremento en el costo
  • Conocer los costos asociados con cada compra, apoyarse en modelos de TCO o TVO.
  • Uniformizar la descripción de los productos. Esto es muy relevante en los catálogos para compras electrónicas para tener solo los códigos requeridos
  • Considerar productos alternos. Ya que productos de otras marcas o que realmente hacen la misma función por un menor precio.
  • Estandarizar el proceso de requerimientos cuando se adquieren nuevos bienes de Capital. Los nuevos equipos o instalaciones deben alinearse con los estándares definidos por el área de abastecimiento y mantenimiento y evitar la proliferación de nuevas partes sin sentido.

Estandarizar no es solo una metodología para reducir los costos, es base para la eficiencia de los procesos y el impulso de la calidad. La estandarización es una herramienta promovida por Lean y Six Sigma.

Para mayor información, consultar “The Recipe to McDonald's Supply Chain Success” publicado por Thomasnet así como “Become standard and reach extraordinary supply management performance” escrito por Mark Trowbridge

 

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.