Mejorando la Sostenibilidad

Una de las complejidades para atender el reto de la  sostenibilidad es que tiene diferentes significados para cada organización. El principal fundamento de la sostenibilidad, se encuentra en la cultura y el compromiso de todos los colaboradores, pero esto debe ser reforzado con herramientas y  técnicas que aseguren su cumplimiento, desde su promoción dentro de los valores de la empresa hasta en acciones como la disposición de los materiales no utilizados.

En “Creating Holistic Supply Chain Sustainability: Not a Choice, a Given”, Patrick Burnson nos muestra como cuando las empresas actúan con integridad en cada decisión y proceso, dentro de su red, asociados con la sostenibilidad, se reduce el riesgo hacia las utilidades y se crean mejores productos para el medio ambiente.

Estas conclusiones provienen de los reportes del “Consorcio de sostenibilidad”  donde más de 2000 proveedores utilizan su encuesta para comunicar sus progresos a los compradores de las empresas detallistas.

El consorcio de sostenibilidad (TSC), es una organización global sin fines de lucro, que trabaja para transformar la industria de bienes de consumo, mediante la asociación con empresas líderes para definir, desarrollar y entregar productos más sostenibles.

Cuando se iniciaron las encuestas, los que las respondían no sabían en qué posición se encontraba su empresa con relación a la sostenibilidad, hoy esto ha cambiado, y se está creando una cultura enfocada a mejorar el desempeño considerando la sostenibilidad.

Las grandes multinacionales son las arquitectas de las cadenas de suministros globales, ellos tienen el poder para modificar las fuerzas políticas, tecnológicas, económicas y sociales en las que operan  las cadenas, las personas, los clientes y los reguladores.

El compromiso con la economía circular y la “ciudadanía global”, son la base para que las actividades de las áreas de compras tengan un mayor impacto sobre la sociedad y el medio ambiente. Los suministros sostenibles, incluyen, pero no están limitados a, conductas éticas de negocio y los suministros responsables de materiales a lo largo de toda la cadena global.

Otro artículo relevante con relación a la sostenibilidad es, “Supply Chain Mess: Unusable Goods Cost $15 Billion Annually” escrito por el Staff de MH&L, en donde se indica que una reducción del 1%  en los bienes que no se venden, mediante la mejora de los procesos que los generan, representar para toda la industria, incluidos detallistas, manufactureros y proveedores, una ganancia anual de $100 millones de dólares.

Existen algunas acciones que han tenido éxito en diferentes tipos de industria y que mediante años de análisis y docenas de entrevistas con expertos pueden resumirse en siete categorías:

  1. Mejorar la planeación y la supervisión de los planes
  2. Trabajar colaborativamente en la gestión de la vida de anaquel de los productos
  3. Validar el desempeño del empaque y la unidad de carga
  4. Mejorar el etiquetado de los empaques
  5. Mejorar las operaciones de recibo y almacenaje
  6. Compartir los datos de los productos a nivel UPC y POS
  7. Mejorar la rotación y exhibición de los productos

Las acciones tomadas deben ser realizadas tanto por los fabricantes como por los comercializadores, en algunas ocasiones individualmente y en otras de forma colaborativa. El detalle de estas acciones se puede conocer en el reporte Unsalebales 101.

Tengamos claro que el destino final de muchos de estos productos o materiales que no se usan o comercializan, no es el adecuado, por lo cual además de las pérdidas económicas ocasionadas a las cadenas de suministro y a las sociedades, el  impacto sobre el medio ambiente puede ser muy dañino, y su adecuada disposición, es un costo más para una cadena que ya de por sí tiene que absorber fuertes impactos económicos negativos.

En “3 Keys to Developing a Sustainable Supply Chain”, escrito por Nathan Resnick, se atiende el tema de la sostenibilidad para las “startups”, como un tema relevante para el éxito a largo plazo de estas organizaciones.

Aunque es un hecho que no existen soluciones mágicas, tres claves importantes a considerar son:

  • Mapear y segmentar la cadena: La empresa debe asegurase que tiene claridad sobre los retos que ella y su red de proveedores enfrentará. Basado en los retos, se deben seleccionar a los proveedores y validar que ninguno de ellos tenga situaciones delicadas en temas de derechos humanos o ambientales. Se deben evitar correr graves riesgos en este tema.
  • Comunicar claramente la visión de la organización a todos los stakeholders. Todos los que participan en la organización, ya sea interna o externamente, deben entender con claridad la visión de la empresa y su total compromiso con la
  • Colaborar con otros líderes de negocio. La colaboración facilita el logro de objetivos, fomenta la innovación y aporta productividad al reducir los recursos invertidos. Conocer las mejores prácticas con relación a la sostenibilidad, es algo que fortalece a la organización.

Toda organización debe estar comprometida con reducir los desperdicios, la corrupción y las violaciones a los derechos humanos. Operar con proveedores que no respetan los valores esenciales de la empresa, es un deterioro para la confianza del consumidor y los resultados financieros.

Para completar las tres ideas anteriores, ETQ realizó una publicación llamada “Achieving Safety, Sustainability and Quality with an EHS Suite” que tiene la virtud de integrar 3 conceptos que nos pueden parecer ajenos: la seguridad, la sostenibilidad y la calidad.

Basado en esta idea, el paso 1 para los tres temas es tener control sobre la planeación del proceso, y para esto las mejores herramientas son:

  • Procesos documentados que faciliten el control
  • Personal entrenado que entienda procesos, roles y responsabilidades
  • Objetivos claros

En los tres temas del estudio, es necesario también tener una clara visibilidad que permita asegurar el control, esto implica:

  • Gestionar a los proveedores
  • Oportuna toma de acciones correctivas
  • Conocer y cumplir las regulaciones aplicables
  • Control de documentos legales que autorizan ciertas tareas u operaciones

La sostenibilidad es claramente uno de los grandes retos de nuestra sociedad, atenderla con oportunidad, políticas claras y métodos innovadores facilitará el generar respuestas permanentes y el construir una sólida cultura organizacional.

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.