Retos de la economía digital y la recesión

Entre los múltiples cambios que ha sufrido la economía mundial se encuentra la aparición de la industria de los intangibles que se rigen bajo comportamientos diferentes a los que tradicionalmente estamos acostumbrados en el mundo de la oferta y la demanda. Por otro lado,  la eminente aparición de una recesión global demanda  que definamos oportunamente la mejor forma de prepararnos para no solo sobrevivirla, sino para salir fortalecidos de ella.

Una de las personas que resulta esencial escuchar en nuestra sociedad es Bill Gates, no solo por los resultados alcanzado como empresario, sino también por su compromiso por una mejor sociedad. En esta ocasión, Gates no comenta como en sus tiempos universitarios quedo cautivado por una simple gráfica, la de la oferta y la demanda.

Bajo el modelo tradicional de la economía, si la demanda para un producto crece, el suministro responde de la misma forma y se logran reducir los precios. Cuando en este modelo los precios de los productos suben, la demanda baja. El secreto esencial es encontrar ese “sweet spot”, en donde las curvas alcanzas el equilibrio y se aporta el mayor valor para la sociedad. En este punto los productos tienen un precio accesible y los proveedores pueden tener ganancias adecuadas por lo cual todas las partes quedan contentas.

Desde la perspectiva producción, existe una fuerte relación entre el costo y la demanda. Las organizaciones deben hacer una inversión inicial para diseñar y probar el producto, pero a partir de un cierto punto de recuperación, el costo individual de cada producto permanece constante por su demanda de materiales y mano de obra.

En el mundo físico, esto sigue siendo cierto, pero cuando se habla de la fabricación de software esto no aplica. Se invierte mucho dinero en elaborar la primera versión del software, pero a partir de ahí, el costo es virtualmente cero para cada nueva unidad. Esto ocurre con los productos intangibles como libros electrónicos, seguros o películas. Este mundo de intangibles crece todos los días y modifica el comportamiento de las economías locales, nacionales y del mundo en general.

Gates, hace referencia al libro “Capitalismo sin Capital” de Jonathan Haskel, que explican claramente como los productos que no se pueden tocar, tienen una diferente dinámica en términos de competencia y riesgo, así como también de la forma en que se valoran las compañías que los fabrican. Algunas de las razones por las cuales las inversiones en intangibles son diferentes mencionadas en el artículo son:

  1. Son un costo hundido. Si lo invertido no da resultado, no hay activos para recuperar la inversión
  2. Tiende a crear derivaciones que pueden ser tomados como ventaja por las compañías rivales. Un ejemplo de esto, es el propietario de un auto que trabaja simultáneamente para varias empresas de transporte como Uber y Didi.
  3. Es más escalable que un activo físico. Los productos pueden ser escalables hasta el infinito prácticamente sin costo.
  4. Es más probable que se pueda tener sinergias de valor con otros activos intangible. Como en el caso del Ipad con las empresas musicales.

Los productos intangibles siguen siendo un reto para la sociedad, esto incluye la protección de la propiedad intelectual y el manejo de la competencia, pensar cómo mejorar su gestión es un gran reto para toda la sociedad y especialmente para los inversionistas y compradores que tienen que usar otros modelos de referencia para evaluar a las empresas y sus productos.

Ante la eminente llegada de una recesión mundial, un artículo de HBR nos ayuda a reflexionar en cómo debemos reaccionar ante este escenario. Cuando se presenta una situación crítica, las empresas tienen que repensar y rediseñar sus inversiones estratégicas para asegurar la supervivencia y garantizar su competitividad en el largo plazo.

HBR preguntó a las organizaciones como reaccionaron en la recisión del 2007-2009, si su estrategia hubiera sido centrarse en salvar la empresa o invertir en su futuro.

Un efecto de una crisis es que las empresas pueden disminuir la capacidad de invertir por la falta de liquidez y la situación puede generar que se despidan empleados, se deshaga de activos, cancelar proyectos de I&D o eliminar programas de Responsabilidad Social Corporativa para mantener su flujo de efectivo.

Por otro lado, una crisis pude presentar la oportunidad para ampliar las inversiones, se puede adquirir equipo a menor costo o contratar personal a un menor salario, también es posible realizar inversiones para fortalecer los programas de CSR o mejorar la competitividad para cuando la situación económica mejore.

El estudio presentó diferencias considerables entre diferentes tipos de industrias, en promedio, las firmas no redujeron sus inversiones en investigación y desarrollo y responsabilidad social corporativa, De hecho, estas acciones tuvieron mejor desempeño después de la etapa recesiva y esto llevó a las empresas a tener mejores resultados.

Las inversiones en investigación y desarrollo y responsabilidad social permitieron a las organizaciones encontrar formas innovadoras para volverse más eficientes y maniobrar ante la difícil situación. Mantener una buena comunicación y colaboración al interior y al exterior de la organización permitieron también a las empresas están mejor posicionadas para entender las condiciones cambiantes de la economía qué se traduce en una mejor identificación de preocupaciones de oportunidades. Las inversiones en responsabilidad social corporativa ayuda a las empresas a diferenciarse de la competencia y mejorar su posición para recuperarse de situaciones poco favorables como a fortalecer la conexión con las comunidades locales como a mejorar la productividad laboral cómo mejorar lealtad con los clientes, mejorar el acceso oportunidades de trabajo con el gobierno que disminuir sus restricciones de capital, todo esto se traduce es la mejora de la resiliencia la organización para enfrentar las situaciones asociadas con una recesión .

Para mayor detalle, revisar “Not enough people are paying attention to this global economic trend” estrito por Bill Gates, asi como “Save or Invest? How companies should navigate Recessions”, escrito por Ioannis Ioannou y Caroline Flammer

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.