Retos logísticos

sustainability

El impacto de la logística en la operación de las cadenas de suministro ha ido creciendo en los últimos años. Los cambios en los modelos de comercialización de productos originados por el llamado “efecto Amazon” han impactado fuertemente en las entregas de la última milla así como en la logística inversa convirtiéndose factores claves de la competitividad de una organización.

Las operaciones logísticas han sido de las más afectadas como resultado de todos los cambios ocurridos en el mercado como consecuencia de las operaciones omnicanal. Estos cambios implican no solamente la adopción de nuevas tecnologías sino la modificación radical de los métodos de trabajo y las relaciones al interior y al exterior de la organización.

Debido a los recortes en los tiempos de entrega, las redes logísticas han sido modificadas para acercar el producto al consumidor final creando una nueva presión en lo que se conoce como la entrega de última milla.

Los sistemas tecnológicos tradicionales utilizados en la distribución no consideraban relevante el mantener al cliente informado sobre el estatus de sus pedidos o las existencias en tiempo real, sin embargo, debido a los nuevos modelos de operación ejecutados por empresas como Amazon, Target o Walmart, los consumidores demandan nuevo tipo de servicio que los sistemas tradicionales no están preparados para ofrecer.

Independientemente de la tecnología específica que se elija, ésta deberá ser una combinación de las siguientes soluciones:

  • Sistemas para la gestión de transporte, TMS. Que facilita la planeación en tiempo real de las entregas, el manejo de excepciones y la optimización de los diferentes medios de transporte disponibles en un momento determinado.
  • Sistemas para la gestión del almacén, WMS. En estas aplicaciones se controlan las actividades que se realizan en los almacenes, centros de distribución o fullfilment centers para lograr la mejor utilización del espacio, el personal, los equipos de manejo de materiales y sobre todo cumplir con los tiempos de recolección y entrega que demanda el mercado.
  • Sistemas para la gestión de la relación con los clientes, CRM. Mediante esta tecnología, se puede mantener una comunicación permanente con los clientes para responder a nivel de personalización que desean en el proceso de entrega de su pedido.
  • Sistema para la gestión de órdenes, OMS. Este sistema es generalmente parte del ERP y tiene como función fundamental procesamiento de las solicitudes de los clientes y la validación de aspectos relacionados como la calidad de la información y los pagos.
  • Sistemas para la organización integración. La operación de todas las soluciones previas debe ser coordinada en tiempo real para poder ejecutar las estrategias en el menor costo posible.

Puede parecer simple la integración de todos estos sistemas, ya que comparten en esencia la misma información, pero al tener que operarlos en tiempo real, en donde se responde a los cambios del entorno, las particularidades de cada uno de los clientes, la disponibilidad de medios de transporte y la optimización de los costos esto se vuelve extremadamente complejo.

Una forma simple de monitorear si se está cumpliendo con los objetivos generales de la gestión de la última milla es asegurar que se cuenta con indicadores relevantes para la empresa y para el cliente. En este punto los más utilizados son:

  • Porcentaje de entregas a tiempo. Que es posiblemente la variable más relevante para el consumidor final
  • La distribución de las operaciones entre recursos propios y recursos. Que permite a la empresa identificar la productividad de sus recursos, pero también el aprovechamiento de las oportunidades que se presentan en el mercado.
  • El número de horas que los operadores pasan en movimiento o detenidos. El tipo de entregas ocasionado por la última milla genera muchos paros y oportunidades de cometer errores. Como resultado de este indicador se deberá validar la calidad de la prevención de rutas.
  • Costo por milla. El consumo de combustible sigue siendo una variable relevante para el área de distribución por lo que debe ser considerado como parte de la optimización de las rutas y como muestra de la eficiencia del trabajo.
  • Servicios especiales ofrecidos en conjunto con la entrega. Para algunas industrias, la entrega conlleva algo más que dejar una caja con el consumidor y se puede requerir de trabajos de armado o instalación, lo que hoy se conoce como “servicios logísticos de guante blanco” y que obviamente afecta los tiempos y costos asociados con las entregas.
  • Este es un tema cada vez más complejo ya que los clientes desean tener la libertad de retornar productos por cualquier razón y no solamente por fallas de la compañía. Monitorear este indicador permite mejorar el servicio, pero también es un factor clave con relación al costo y la operación logística.

Asociado con este último punto, el de las devoluciones, aparece otro de los grandes retos logísticos de nuestros tiempos, la logística inversa, ya que esta juega un rol importante en varios aspectos de la cadena de suministro como son el servicio al cliente, el cumplimiento de los objetivos de responsabilidad social corporativa y la operación de las cadenas cerradas.

Cada día la logística inversa representa un mayor costo dentro de las cadenas de suministro y la mayoría de las organizaciones no se encuentran bien preparadas para su manejo independientemente si la causa de la devolución es un recall, la finalización de la vida útil del bien o producto, el retorno de inventarios no desplazados o la necesidad de realizar algunas reparaciones o adecuaciones equipos y materiales para su reutilización.

Dentro de los problemas más comunes que enfrenta la logística inversa en el manejo de sus operaciones encontramos:

  • Errores en el conteo durante la carga del transporte
  • Carga equivocada de los productos en las unidades
  • Inadecuado manejo de los documentos de soporte
  • Daños a los productos en la carga o en el tránsito
  • Retrasos
  • Errores por parte del consumidor sobre los productos o el estado de los productos retornados

Atender de forma proactiva los retos de la logística inversa tiene un alto impacto en la satisfacción del cliente y en los costos operativos, por lo que se requiere desarrollar procesos y utilizar tecnologías adecuadas para su manejo. Esto debe ser una de las altas prioridades de las organizaciones que tienen contacto con el consumidor final.

Para mayor información consultar: “A guide to optimize Final Mile” publicado por Cerasis así como:  “Managing Reverse Logistics to Improve Supply Chain Efficiency and Reduce Cost

Discuss this:

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.